¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

Durante décadas los cosmólogos han tenido problemas para conciliar la noción clásica de la viscosidad en función de las leyes de la termodinámica con la teoría general de la relatividad de Einstein. Sin embargo, un equipo de la Universidad de Vanderbilt ha llegado con una formulación matemática del problema totalmente nueva que parece llenar este vacío de larga data

La nueva matemática tiene algunas implicaciones importantes para el destino final del universo. Tiende a favorecer a uno de los escenarios más radicales que los cosmólogos han llegado con conocida como el “Big Rip” (“Gran Desgarro”). También puede arrojar nueva luz sobre la naturaleza básica de la energía oscura.

El nuevo enfoque fue desarrollado por el profesor Asistente de Matemáticas Marcelo Disconzi en colaboración con los profesores de física Thomas Kephart y Robert Scherrer, y se describe en un documento publicado en la revista Physical Review D .

En la década de los 90 del siglo pasado, la comunidad de la física se sorprendió cuando las mediciones astronómicas mostraron que el universo se está expandiendo a un ritmo cada vez más acelerado. Para explicar esta aceleración imprevista se vieron obligados a formular la hipótesis de la existencia de una forma desconocida de energía repulsiva que se extiende por todo el universo. Debido a que sabían tan poco de ella, se la etiquetó como “energía oscura“.

La mayoría de las teorías de energía oscura hasta la fecha no han tomado en cuenta la viscosidad cósmica, a pesar del hecho de que tiene un efecto repulsivo sorprendentemente similar al de la energía oscura. “Es posible, pero no es muy probable, que la viscosidad pudiese ser responsable de toda la aceleración que se ha atribuido a la energía oscura”, dice Disconzi. “Es más probable que una fracción significativa de la aceleración podría ser debido a esta causa, más prosaica. Como resultado, la viscosidad puede actuar como una limitación importante en las propiedades de la energía oscura”.

Otro resultado interesante implica el destino final del universo. Desde el descubrimiento de la expansión desbocada del universo, los cosmólogos han ofrecido una serie de escenarios dramáticos de lo que podría significar para el futuro.

Un escenario, conocido como el “Big Freeze” (Gran Congelamiento”), predice que después 100.000.000.000.000 años, o algo así, el universo habrá crecido tanto que los suministros de gas se harán demasiado tenues para que se formen estrellas. Como resultado, las estrellas existentes se quemarán gradualmente, dejando sólo los agujeros negros que, a su vez, se evaporarán lentamente a medida que el espacio mismo se pone más y más frío.

 


 

Un escenario aún más radical es el “Big Rip” (“Gran desgarramiento”), basado en un tipo de energía oscura “fantasma” que se hace más fuerte con el tiempo. En este caso, el ritmo de expansión del universo se vuelve tan grande que en más o menos 22.000 millones años los objetos materiales comienzarán a desmoronarse y los átomos individuales a desmontarse a sí mismos en partículas elementales no consolidadas y en radiación.

En un tiempo, no quedaría nada reconocible.

Fuente: Universidad de Vanderbilt. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2017 - 2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com

Google