Página Axxón Axxón 117

Correo 117

1o de Agosto de 2002
 


Amigos:

      No es normal que el Director de una revista escriba aquí: para eso está el Editorial.
      Pero decidí usar este Correo, en el cual nunca hubo una carta mía (por razones obvias), para agradecer los diferentes tipos de ayuda que he recibido y recibo día a día en estos tiempos difíciles: de los amigos, de los colaboradores, de los lectores.
      Este mes llegaron donaciones que me han ayudado enormemente para seguir con este trabajo que amo tanto. No puedo transmitir lo difícil que se está volviendo todo, aunque sé que muchos lo han percibido. Con una ayuda así, así como estoy trabajando ahora, estoy seguro que esto seguirá adelante.
      Alguna de las donaciones que llegó fue de un valor de verdad inesperado. La persona que la envió no me ha escrito ni se ha presentado, aunque quisiera, de todo corazón, que lo haga. Necesito agradecerle de una manera más personal y no con mensajes genéricos.
      También agradezco el interés que observo en quienes visitan la página... Ya lo he dicho, pero es un buen momento para repetirlo: la cantidad de accesos diarios es un combustible que me mueve y me da fuerzas, y por fortuna, estos accesos siguen aumentando sin cesar.
      La carta tiene un motivo simple: decir Gracias. Así, con mayúsculas. Gracias, muchísimas Gracias a todos.

Eduardo J. Carletti   


Estimado Sr. Carletti:

      En primer lugar felicitarle por su excelente revista, la mejor publicación de ciencia-ficción —independientemente de su formato— editada en castellano.
      Adjunto le remito un pequeño trabajo de aproximación al género. Desconozco si en algún momento han publicado poemas de inspiración fantacientífica. Incluso a mí mismo me cuesta llamarles poemas cuando lo único que puede identificarles es la oscuridad y el hermetismo. Pero, ¡quién sabe!, quizás en ese punto coincidan con el universo y puedan observarse (como al universo) sin llegar a desvelar su significado.
      EL ESPIRITU DE LAS COSAS USADAS nació, en principio, como posible ensayo sobre la necesidad de definición de una literatura —ciencia-ficción, fantástica, imaginación razonada, especulativa, etc.- que finalmente se autodefine en algunas de sus mejores obras. Descartado el ensayo por mi propia incapacidad para desarrollar ideas, comprobé que el Isaac Asimov's Ciencia Ficción —e incluso la mexicana Letras Libres en un número dedicado al estado actual de la Ciencia— incluía periódicamente algunas colaboraciones en forma de poema. Decidí entonces cerrar el proyecto en ese sentido y EL ESPIRITU... fue conformando un confuso poemario donde los espacios y navegaciones exteriores (¿el pasado del género?) dieron paso a viajes e investigaciones interiores (¿el presente del género?), y nuestro satélite más cercano fue imitando, curiosamente, la forma y la textura de un cerebro.
      Publicar en Axxón sería para mí como un sueño fantástico. (En Axxón ha publicado, entre otras firmas importantes, el maestro Carlos Gardini, premiado en su día, si mi memoria no falla, por un jurado donde destacaba el mismísimo Borges). No obstante, si la calidad o el formato de mi trabajo no tienen cabida en su revista, le estaré igualmente agradecido. Puede considerar mis poemas como un regalo por los maravillosos momentos pasados en su compañía.

Un saludo.

Enrique Bustamante
España

POSTDATA1: Imposible abstraerse a la terrible situación que atraviesa Argentina. ¿Cómo puede sacar adelante Axxón en estas circunstancias? Le escribo desde Madrid y a este lado del océano los excesos del sistema también nos mantienen ocupados (no hay que olvidar que los protagonistas de las decisiones importantes, en este mundo globalizado, son los mismos en todo el planeta). El 20 de junio, sin ir más lejos, los sindicatos convocaron Huelga General contra medidas legislativas que pretenden, ¿cómo no?, una mayor —flexibilización— del mercado de trabajo. Pero, en general, a la gente le cuesta comprender que, si no se toman medidas, lo ocurrido en Argentina, tarde o temprano, ocurrirá en cualquier parte.
En fin, le mando mi solidaridad, no quiero extenderme demasiado en este tema. Aprovecho, eso sí, para ofrecerle mi colaboración en aquello que pueda solucionarles desde la vieja Europa. A partir de este momento cuentan con un nuevo corresponsal solidario a los mandos de la imaginación necesaria.

POSTDATA2: A vueltas con la ciencia-ficción y después de leer la carta de Marcelo Eugenio Shulman en el Correo Axxón 116:
Miquel Barceló, uno de los mayores especialistas en ciencia-ficción de nuestro país, señala en entrevista concedida al EL PAIS de 28-7-2000: "La moda ahora es la biotecnología, y la informática, y hay un aluvión de gente que escribe sobre universos complejos que desembocan en Dios. En cambio, de política se escribe poco desde la ciencia-ficción en estos momentos".
Ahí queda la reflexión. Quizás haya llegado el momento, dadas las circunstancias, de tomarla en cuenta.

AXXÓN: Agradezco enormemente todo: la carta, las palabras, la ayuda solidaria, la colaboración, las opiniones. ¡Estas son las cartas que estaba extrañando!


Estimado Sr. Carletti:

Ante todo, permítame felicitarlo por su esfuerzo y por lo bien editada que está la revista Axxón. Me he entretenido mucho leyendo algunas ediciones (no siempre hay tiempo para leerlo todo, lamentablemente).
      Más modestamente, he ingresado a la red una página web sobre ciencia ficción llamada "Ciencia Ficción Perú" (¿qué original, no?), y la dirección en la red es: http://espanol.geocities.com/cifiper2002.
      El caso es que estoy tratando de recopilar la obra de autores peruanos, por lo que quisiera solicitarle me remitiera una relación de autores peruanos que hayan colaborado en su revista, en especial, del Sr. José B. Adolph, a quien quisiera dedicar un número especial de "Ciencia Ficción Perú".
      Agradeciendo la atención prestada a la presente, se despide:

Julio Viccina
(a) Danel Salvo
Lima, Perú

AXXÓN: Como prometí por e-mail, aquí va la carta para que los autores peruanos que lean esta revista —o algún lector que sepa cómo comunicarse con alguno de esos escritores— se enteren de tu sitio y se pongan en contacto.


Mis más cordiales saludos, seguramente está cansado de recibir correos de esta índole; uno más no le hará daño.
      El nombre que mis padres me dieron es Franco Felipe Fontanini, llegué a este mundo el 14 de agosto de 1984, obviamente, tengo 17 años, y me dirijo a usted a efectos de comunicarle mi más respetuosa felicitación por su página WEB.
      Mi corta carrera de escritor comenzó hace aproximadamente seis años, en 1997, cuando la maestra pidió de tarea un cuento. Era mi primer obra, y la recuerdo como si fuera ayer, se titulaba "En busca del sabio Facello", y era una sátira de El mago de Oz, en ella ridiculizaba de un modo infantil a mis compañeros, exagerando sus defectos, y tomándolos como personajes, pero no en forma ofensiva, sino amistosamente.
      Mi maestra expresó su conformidad, a excepción de algunos horrores de ortografía, que aún no puedo corregir.
      Se preguntará, ¿y qué me importa esto a mí?, la respuesta es simple, como todo buen argentino, no pude evitar ver que su página premiaba a los escritores, y debido a la crisis económica que estamos pasando, me interesaría saber de qué se tratan esos premios.
      No hace mucho visité la página de Axxón, más o menos tres semanas, la sección del cuento elegido, y a decir verdad, me quedé maravillado al leer "El mayor poder", "Enfermedad", y "Kaila", y después no pude resistir la tentación de entrar de nuevo, y bajar todos los cuentos que había en la sección. Ahora tengo todas las obras, pero no acabé de leerlas, ya que la mayor parte del tiempo estoy en la escuela.
      Vivo en Paraná, Entre Ríos, pero saliendo de la ciudad, cerca del túnel; y mi escuela queda en el otro extremo, en San Agustín, uno de los barrios más grandes; digo que estoy todo el día en la escuela porque tengo una hora de ida, entre el colectivo y las trece cuadras desde el centro cultural Juan L. Ortiz hasta Juan XXIII (mi escuela), en la que paso desde las dos hasta las ocho y media, y además tengo que estudiar mucho, ya que es técnica; por cierto, estudio para técnico en electrónica.
      Mil disculpas, me fui del tema, mis "ganas de escribir" fueron creciendo, y en primer año seguí escribiendo prosas, cuentos cortos (que lamentablemente perdí), y que leía en el aula; a todos le gustaban, eran de terror, siempre me llamó el morbo, y desde primero algunos me cargan con mis iniciales, F F F, ya que sacando la "ch", es la sexta letra del abecedario del castellano A-B-C-D-E-F, y reemplazándola por números sería 666.
      Bueno, en segundo, conocí a mi primer musa carnal, Antonella, por quien empecé a escribir poesías. Pasaron algunos meses, y ya me había convertido en un poeta, dejando de lado los cuentos; llegué a tercero, bajando mis notas ejemplares, ya no era el mismo, unos quilombos en casa, me hicieron una proposición, un peso si escribía 100 poemas antes de que el año terminara, y acepté, mi interlocutor era quién ahora considero como un "elegido", son esas personas que escapan al común de la mediocridad, no me jacto, no quiero que piense que soy soberbio, y quizás lo soy, pero odio a los soberbios, y junto con él conocí al "camarada", otro elegido, pero él estaba tan loco como yo, tenía su propio mundo imaginario, pero mucho más complejo que el mío. Pasó el tiempo y con Antonella me llevé una decepción muy grande, pero fue mi personalidad, nunca me atreví a hablarle, y con poemas solamente no bastó. Gané la apuesta, pero no le cobré el peso a Diego, así se llama.
      Pasé a cuarto y seguí con la poesía, el clima era tenso, había alguien que tenía la mala costumbre de llevarse lo ajeno, y eso nos hizo distanciarnos, todo el curso hablaba detrás de este, aquel, y yo caí también en ese juego sucio de la difamación, pero pasó al fin, terminé el año con la cabeza en otro lado, en casa había más y más problemas, y eso me daba esa tendencia suicida que aún me corre por las venas, fue ahí que redescubrí la prosa. Escribí mi primer cuento del renacimiento de mi ser "Un sueño en un sueño dentro de un sueño profundo", y vinieron las vacaciones, y con ellas más poesías, y otros cuentos.
      Acá estoy, quinto año, buscando una válvula de escape, aprendí a tocar el teclado, compuse siete temas, y sigo escribiendo, sólo que ahora busco ser conocido, pero no ser conocido por la gente que me resbala, quiero que me conozca la gente que escribe, la gente que gusta de la literatura como yo.
      Espero que no te haya aburrido con mis palabras, estoy ansioso por recibir tu respuesta, no sé como es el asunto de los cuentos, si te gustaría leer algo de lo que escribo, avisá, yo los mando. No se si sirve o no la aclaración, pero no tengo nada editado, solamente un poema del día de la madre en EL DIARIO, un periódico de esta bendita ciudad.
      Sé mandar archivos adjuntos, pero tengo un inconveniente, entro a la red sólo los fines de semana.
      Te repito que espero ansioso tu respuesta.

Franco F. Fontanini

AXXÓN: Como le respondí a Franco por e-mail, si escribe sus cuentos tan bien como ha escrito esta carta, quiero recibirlos ya, pues serán, seguramente, muy buenos. Espero ese material...


¡Hola Eduardo!!!,

      ¡Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que supe de ustedes!!!! Realmente no tengo perdón por haberlos dejado todos estos años... Es que en algún momento les perdí el rastro y después ya no supe nada más de Ustedes.
      Me resultó muy grato encontrar vuestra maravillosa publicación en Internet, ya que me trae muy gratos recuerdos. Yo los molestaba hace unos cuantos años para que me graben los dichosos diskettes de 360k (que todavía tengo guardados), así como los cuentos de Sabastian Massana (que tengo autografiados).
      Seguramente Ud. se acordará de mi, ¡yo soy el que le pagó una vez $ 6.- con un cheque!!!
      ¿Todavía se siguen reuniendo en el bar de San José los viernes??? ¿Y el día de la primavera??? Realmente siento una profunda admiración por el trabajo que Uds. vienen realizando y por la calidad técnica que demostraron hace ya tantos años con sus productos electrónicos (recuerdo que el "fierro" con el que trabajaban era un 386 puesto en un gabinete de XT).
      Le comento que actualmente trabajo en una empresa Mayorista de Computación y estoy en el área de ingeniería de producto, por supuesto soy técnico y cualquier consulta que me quieran hacer para solucionarles algún problema que tengan se las contestaré con gusto. Todavía recuerdo que un día de la primavera un chico (de unos 9 o 10 años) que me estaba copiando los disquettes de la revista arriba del Tortoni me enseñó el comando xcopy y me hizo dar cuenta de todo lo que me hacia falta aprender todavía...
      Espero que les vaya muy bien en sus emprendimientos, que uds. lo merecen por todo el esfuerzo y conocimiento que ponen en los que hacen...
      Un gran abrazo a todos.
      Diego César

AXXÓN: ¿Habré cobrado ese cheque? Me alegra mucho retomar contacto con la gente de esa época, y me alegra mucho más que encuentren bien a la revista y que les guste, ya que me indica que no hemos perdido tanto el ánimo que nos movía en épocas gloriosas.



Desde que abrimos la Lista Axxón se han anotado enormidad de personas, y por esto muchas opiniones que antes se intercambiaban por el Correo ahora se presentan y discuten día a día en la Lista. No me pareció razonable extraer textos de opinión de ella para ponerlos aquí, ya que son medios diferentes. Espero que alguno de los "Listeros" mande de vez en cuando una carta para este Correo. No sea que lo dejemos huérfano...

Eduardo J. Carletti   


 
Página Axxón Axxón 117
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic