Hecho en la República Argentina Página Axxón Axxón 122 Hecho en la República Argentina

R e c r e a c i o n e s


EL GAUCHO DE LOS ANILLOS [3]
Otis

"En un overo rosao, // Flete nuevo y parejito..." Así comienza una de las recreaciones clásicas de la literatura argentina, el Fausto de Estanislao del Campo. Esta obra, compuesta después de haber asistido el autor a una representación de la ópera Fausto en el Teatro Colón de Buenos Aires, se recrea la epopeya del otro Fausto, el de Goethe, tomando las formas de la poesía gauchesca. A diferencia del otro gran poema gauchesco, el Martín Fierro de José Hernández, Estanislao del Campo intenta contar la historia de modo burlón y desde la óptica del gaucho.
    Siguiendo esa línea, presentamos en los números 120 y 121 los dos primeros capítulos de El gaucho de los anillos, una recreación en formato gauchesco, de la obra ya universalmente clásica de J. R. R. Tolkien, y aquí llega el tercer capítulo...

LA COMUNIDÁ DEL ANILLO
Capítulo 3



A Isengar jue el mago Gandalf
espoleando el alazán,
pa pedirle al Sarumán
el consejo que hacía falta,
y llegó a la torre alta
que le decían Ortán.

Le contó de aquel anillo
que era el daño de Isildur;
si el patrón de Baradur
de la sortija sabía,
al humo se les venía
galopeando dende el sur.

Dijo el otro: "Tarde piaste,
el Oscuro se ha enterao.
A ese Gollum desgraciao
los orcos ya le cayeron,
y una paliza le dieron
hasta que tuito ha cantao."

"¡Amalaya!", dijo el Gris.
El Gollum lo había portao
a aquel anillo encantao
hasta que Bilbo llegó;
muy contento no quedó
pues lo tenía enviciao.

"Tus amigos los medianos
lo van a tener fulero,
que los nazgul ya salieron
tuitos juntos en malón
pa' encontrarlo a este Bolsón
y que cante pa'l carnero."

"¡Ahijuna!", respondió el otro.
"¡Pero qué suerte tan ruin!
Pa' llevar esto a su fin
y del malino escapar,
el anillo habrá que echar
en el fuego 'el Orodruín."

Le respondió Sarumán:
"¡Qué lo va' queré fundí!
Andá, traemeló a mí
que yo le viá dar güen uso;
nunca naides se lo puso
como éste que está aquí."

Al Gandalf no le gustó
que lo tome por idiota;
le vio la pata a la sota,
malició que se dio güelta,
y con atitú resuelta
jue a enfrentarlo al cararrota.

"¡Ah maula! ¡Te descubrí!
¡No tenés ningún derecho!"
El otro lo tomó a pecho:
ni lerdo ni perezoso
lo metió en un calabozo
que tenía listo en el techo.

Demientras, en la Comarca
el tiempo no se quedaba.
Sin sosiego Frodo andaba
como bola sin manija;
le quemaba la sortija
y Gandalf que no llegaba.

"Hace mucho que se jue"
le dijo a Sam un güen día.
"Nos dijo que iba y golvía,
pero esto va pa' largo;
tenemos que hacernos cargo
mientras se pueda entuavía."

Se colgó el anillo 'el cuello
y encarandoló al destino,
enfiló por el camino
que pa'l este lo llevaba;
dos primos lo acompañaban,
que eran Merry y el Pipino.

"Linda noche pa' viajar"
dijo Sam con alegría.
"No es calurosa ni fría."
Y al parar de hablar al cuete
oyeron el paso e' un flete
que dende atrás los seguía.

Vieron venir al jinete
ocultos en la maleza,
que montaba con destreza
en un oscuro tapao,
de negro todo empilchao
de los pies a la cabeza

Capucha tapando el mate,
botas de cuero en las patas,
un facón con cabo e' plata
bajo el poncho le asomaba,
y el aire el coso vichaba
con mucho barullo e' ñata.

Y siguió por el camino
hasta que se perdió e' vista.
"Éste nos sigue la pista",
vino Frodo a maliciar,
y propuso pa' escapar
dejar la ruta prevista.

El paisano Meriadoc
quiso darles un consejo:
"Si queremo' llegar lejos
un camino más existe:
si la tropa lo resiste,
agarremo' el Monte Viejo."

Jue a responderle el Pipino:
"¿Qué te pasa? ¿Ta's mamao?
Ese monte está embrujao,
maldito hasta lo projundo;
ni por tuito el oro 'el mundo
le paso ni por al lao."

Al fin decidió el Frodo:
"Otra eleción no tenemos,
atrapaos acabaremos
si seguimo' este camino;
endijpué del Brandivino
por el Monte tomaremos."

Y siguieron caminando
los compañeros pa'l este,
bajo una esfera celeste
más oscura ahura que antes;
derecho, siempre adelante
iban, cueste lo que cueste.

Continuará...

Otis    
Enero de 2003    


Otis es el seudónimo de un activo participante de la lista Axxón y del taller literario. Seguramente tendremos más noticias de él... 

Axxón 122 - enero de 2003
Fondo:
Variaciones sobre La ida, de Rodolfo Ramos.

Hecho en la República Argentina Página Axxón Axxón 122 Hecho en la República Argentina
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic