Página Axxón Axxón 123
[Andernow] [Americander] [Eurander]

EURANDER, by Baldor

Waquero — Creo que es una idea genial que todos aquellos que quieran comunicarse con Baldor (O con Sorn) tengan la posibilidad de hacerlo a baldormars@yahoo.es y los que quieran comunicarse con el Guanaco, cosa que dudo, pero sí con las chicas o conmigo, lo pueden hacer a waquero@keko.com.ar

Drimguorcs

Michael Ende

Michael Ende no fue un escritor muy prolífico, ni tampoco excesivamente precoz. Su primera novela, Jim Button (Jim Knopf und Lukas der Lokomotivfuhrer), fue publicada en 1960 (Ende nació en Garmisch-Partenkirchen, Alemania, en 1929), tras dos años de rechazos. Por esta novela recibió el Premio Alemán de Literatura para Niños, lo cual le convenció de dedicarse a la literatura. Previamente había trabajado como actor, crítico de cine y director de teatro.

Aún tardaría, sin embargo, trece años en publicar su siguiente libro, Momo, una auténtica obra maestra de la literatura infantil (al nivel de El Hobbit y pocas más). Nuevamente le acompañaría el éxito crítico, con la concesión del Premio Alemán de Literatura para Adolescentes en 1974, y de público (pese a que hubo dudas respecto a su publicación por su contenido crítico). Finalmente, el auténtico punto álgido de su carrera llegó con la publicación en 1979 de La Historia Interminable (Die unendliche Geschichte). La novela entró directamente en lo alto de la lista de las más vendidas en Alemania Occidental y se mantuvo en ella durante tres años. Desde entonces ha sido traducida a más de treinta lenguas y publicada con éxito en todo el mundo, contribuyendo en parte a su popularidad la película rodada en 1984 por Wolfgang Petersen (aunque Ende mismo renegó del proyecto por su oposición a algunos de los cambios operados sobre su historia al ser llevada al cine). Otras obras suyas son Der Spiegel im Spiegel (El Espejo en el Espejo), 1986, o Der Satanarchaolugenialkohollische Wunschpunsch (publicado en inglés bajo el título The Night of Wishes), 1989.

En 1994 se le diagnosticó un cáncer de estómago y se inició el tratamiento para combatirlo. En enero del año siguiente se dio por finalizada la cura, sin embargo, tres meses más tarde el cáncer se reprodujo y, finalmente, el 28 de agosto de 1995, Michael Ende moría a los 65 años, dejando tras de sí un legado que ha fascinado a niños y adultos por igual a lo largo y ancho del mundo.

http://fly.to/NESonline
http://www.fantasien.net/tnes/about.html


El libro

Posiblemente La Historia Interminable sea uno de los libros de fantasía más importantes jamás escrito. Durante el siglo XX, únicamente Tolkien y su obra magna, El Señor de los Anillos, puede considerarse de mayor calado a todos los niveles (pero claro, aquí ya hablamos de cosas mayores). Se trata de una novela excepcional, pues no sólo acaba ofreciendo todo cuanto promete (imaginación a raudales, aventura, fascinación...) sino que también llega hasta mucho más hondo de cuanto podríamos imaginarnos inicialmente, componiendo una reflexión sobre la fantasía (y su complemento: la realidad), la ficción, los sueños, los anhelos, los libros y tantas otras cosas que se descubren con cada relectura.

¿Se podría definir entonces La Historia Interminable como un libro simbólico? Personalmente, creo que sería enormemente injusto. La novela no trata de encajar grandes ideas sobre una trama más o menos secundaria, sino que, más bien, es posible ahondar cada vez más en sus frases y descubrir por uno mismo los tesoros que encierran. Tal vez un tesoro distinto para cada lector que se aventure en sus páginas, pues ya nos lo avisa Koreander: hay muchos medios de llegar a Fantasía y la experiencia es distinta para cada viajero. Michael Ende comparte con todos nosotros su aventura (su agua de la vida) y eso es algo que debemos agradecerle, de todo corazón.

Hay muchos aspectos que podrían destacarse. El más llamativo de ellos quizás sea el estar escrito en dos colores: verde para el mundo de Fantasía, rojo para el mundo real de Bastian. El autor juega también con la idea del libro dentro de un libro (durante el clímax intermedio) e introduce insidiosamente la idea de que el propio lector está involucrado en la trama, pudiendo fácilmente imaginarse otro volumen que nos contenga a nosotros mismos mientras seguimos las aventuras de Bastian y Atreyu. ¿Quién sabe si, a poco que nos descuidemos, no podemos terminar también en Fantasía, entre criaturas asombrosas y paisajes deslumbrantes, enfrentados a horrores sin nombre y con la posibilidad de entrever, aunque sólo sea por unos instantes, a la Emperatriz Infantil?

También son de resaltar los "malos" de la función. Totalmente atípicos y, por ello, mucho más amenazadores. Por un lado tenemos la Nada, la negación misma de la realidad (o, quizás, de la fantasía). Aterradora ante su inevitabilidad y terrible por ser el reflejo de la pérdida de la capacidad de soñar en el mundo real (donde su actuación es más emboscada, pero no menos destructiva). Ni siquiera Gmork, el terrible hombre-lobo que persigue a Atreyu, puede evitar ser lo que es, una criatura de Fantasía, y su actuación acaba siendo determinante para que Atreyu complete su búsqueda y para que Bastian acepte su destino.

La segunda parte del libro es más problemática. Mientras su primera mitad es un libro de aventuras en un sentido más clásico (con la salvedad de las conexiones entre ambos mundos), el devenir de los acontecimientos va tomando un cariz mucho más oscuro mientras Bastian tiene que aprender lo que significa el poder y debe seguir el tortuoso camino de los deseos si quiere regresar a casa. El enemigo es en este caso el propio héroe y otra fuerza intangible: el olvido. Se trata, sin duda, de una lectura mucho más compleja (y, a la postre, más satisfactoria). Conjura imágenes de gran belleza y reflexiones de lo más interesante. Podría explayarme contando mi interpretación de los acontecimientos pero ¿para qué? Jamás podría hacerlo de forma tan magistral como Ende y es muy probable que su fuerza radique, precisamente, en la exploración personal de las ideas esbozadas (exploración interminable, como la misma historia; se renueva una y otra vez).

Siento la tentación, una y otra vez, de comentar pasajes o situaciones o reflexiones, pero no es ése el objetivo de esta reseña. Lo único que pretendo es animar a todo el mundo a leer o releer esta obra maestra (no creo que el segundo objetivo sea muy difícil de lograr, ya que basta un leve empujoncito para animar al explorador ya curtido en Fantasía a volver a ella). Dejo, sin embargo, abierta la posibilidad de compartir experiencias a través del correo electrónico (como Bastian y Karl al final del libro). Ahora, si me perdonáis, tengo que volver al Pantano de la Tristeza. Me he dejado a Atreyu desconsolado llorando a Artax y por delante me espera la vieja Morla. Y ese maldito Gmork anda tras la pista del pielverde... claro que esa es otra historia, y tendré que leerla otra vez.

Clasificados: Busco superglú para arreglar pequeño desperfecto en la espada.
Ref. Aragorn.

La película

El camino para llevar el libro de Michael Ende al cine fue tortuoso. Primero, por las propias reticencias del autor, enamorado de su obra y deseoso de transmitir fielmente su espíritu. En segundo lugar por la gran dificultad técnica que entrañaba, y que la convertían en uno de los proyectos más ambiciosos del cine europeo.

En 1981, apenas dos años después de su publicación, el productor Dieter Geissler se puso en contacto con Ende para negociar la adquisición de los derechos cinematográficos. Se inicia entonces un baile de guionistas y directores ante la preocupada mirada del autor hasta que ambas tareas recaen sobre Helmut Dietl (Ende optaba por Andrzej Wajda o Akira Kurosawa), que contaría con un presupuesto de 25 millones de marcos. Este presupuesto hacía imprescindible contar con el mercado internacional (especialmente el estadounidense) para recuperar la inversión. Tal necesidad se hizo aún más acuciante cuando, tras contratar al experto en efectos especiales Brian Johnson, el presupuesto subió hasta los 50 millones y se decidió dividir la acción en dos películas.

El primer guión, obra de Helmut Dietl, recibió el visto bueno de Ende, pero los productores consideraron que resultaba demasiado largo y complicado, así que se encargó el guión a Herman Weigel y cuatro meses más tarde se sustituía a Dietl por el director Wolfgang Petersen, recién salido del gran superéxito El Submarino (Das Boot) y a punto de iniciar su carrera americana (Enemigo mío, En la Línea de Fuego, Estallido, Air Force One y La Tormenta Perfecta). Tales cambios no fueron del agrado del autor que demandó a los productores desligándose del proyecto. Al final, su nombre no aparecería en los títulos de crédito salvo una pequeña mención al final (Ende pretendía retirar su nombre por completo).

Finalmente, el rodaje comenzó en mayo de 1983, en los estudios de la Bavarian Film Company (ese verano sería el más caluroso en Alemania de los últimos 25 años), prolongándose durante todo ese año. Se rodó íntegramente en estudio salvo las tomas del viaje a caballo de Atreyu por Fantasía, que se rodaron en España, las tomas del mundo real de Bastian, filmadas en Vancouver, y las tomas aéreas donde insertar a Fujur, el dragón blanco de la suerte, rodadas en EE.UU. El estreno fue el 6 de abril de 1984 en Alemania Occidental.

Con un presupuesto negativo de 27 millones de dólares, la película fue todo un éxito, recaudando en todo el mundo 100 millones (de los que al final sólo el 20% correspondieron a Estados Unidos). La secuela era pues un hecho... aunque mejor hablar más adelante de ella.

¿Se trata de una buena película de fantasía? Sin duda, una de las mejores que se han hecho nunca, pero... ¿Es una buena adaptación? Aquí las cosas ya no están tan claras. Los cineastas logran una buena nota a la hora de llevar el mundo fantástico a la pantalla: destacaría en especial algunas criaturas como el Comerrocas y escenarios como la Torre de Marfil, surgiendo brillante con las notas de Giorgio Moroder de fondo (en la versión alemana la música es toda de Klaus Doldinger, y esta secuencia en concreto tiene una composición diferente que no he tenido ocasión de escuchar).

Fujur es un tanto curioso al principio, pero se hace simpático, y teniendo en cuenta la fecha de su estreno, es un efecto especial más que satisfactorio. Desgraciadamente, los medios técnicos no permitían mostrar la increíble gama de criaturas maravillosas que pueblan el libro de Ende (casi cada página supone un nuevo descubrimiento).

En otros aspectos la cosa empieza a flaquear bastante. Casi toda la profundidad de que hace gala el libro está ausente en la película. La Nada es una tormenta, Gmork un contrincante normal y corriente y Bastian un niño bastante anodino (se hace difícil imaginar que pueda estar interesado en un libro cuya historia pueda durar por siempre). Algunos puntos clave se alteran (el paso de las tres puertas, visualmente interesante, aunque decepcionante como momento clave de la aproximación de Bastian a Fantasía. Y, por último, llega el final... del cual casi es mejor no hablar, ya que supone un cambio total e injustificable con respecto tanto al libro como a las ideas contenidas en él (convierte todo lo anterior en un mero espectáculo pirotécnico, que no deja tras de sí más que humo e imágenes bonitas, cuando podría haber sido mucho más).

De la segunda parte mejor no hablar demasiado. Ya se ha comentado en la sección referente al libro que las aventuras de Bastian en Fantasía son mucho más complejas y desconcertantes. Si a esto le añadimos un presupuesto un 35% menor, el cambio de casi todos los actores y del equipo técnico y el cambio drástico de enfoque para hacerla más infantil (todavía más). Nos encontramos ante una obra muy decepcionante.

De la tercera... ¿Hay una tercera? No, nada de eso. ¿Que se llama La Historia Interminable III? Como si quiere llamarse El Ataque de los Devoradores de Cebollas. El nombre no hace a la película, y es mejor dejar en el olvido aquello que nunca debió ver la luz.

En definitiva, de la obra de Ende se obtuvo una película valiosa y entretenida, aunque algo decepcionante en aspectos clave. Hermosa por momentos, emocionante y capaz de despertar un sentimiento de maravilla ausente de las pantallas desde mediados de los ochenta (los años noventa se caracterizaron por la total ausencia de películas de corte fantástico). Sin embargo, no es una puerta a Fantasía, como muchos hubiéramos deseado. No llego hasta los extremos de Michael Ende, que llegó a declarar que le hubiera gustado conseguir todas las copias de las películas y quemarlas, pero sí me quedo con la misma insatisfacción con que salí del cine hace ya dieciocho años (con el libro recién terminado de leer).

Tal vez ahora, con el ejemplo de Peter Jackson y su trilogía, podamos disfrutar de una adaptación a la altura de las circunstancias. Mientras tanto, siempre podemos volver a poner en el vídeo la película de Petersen y disfrutar de sus imágenes, rellenando los huecos con nuestra imaginación. Todo con tal de que Fantasía siga viva y sea cada vez más grande (y eso pese a que todos sabemos una gran verdad, que Fantasía no tiene límites).

http://obelix.maschinenbau.tu-ilmenau.de/~paulchen/prod/history/timeline.htm

http://spanish.imdb.com/Title?0088323

 

Clasificados: Vendo juego completo de guantes por reajuste en el número de dedos.

Ref. Sauron.

Clasificados: Vendo o traspaso chaletito en las montañas. Perfecto estado. Indispensable quedarse también con los gorrones.

Ref. Elrond.

 

La canción

Dentro de la banda sonora (americana) de la película, uno de los puntos fuertes fue la canción, interpretada por Limahl, que se convirtió rápidamente en uno de los bombazos del año (hasta el punto de ser repetida machaconamente y a todas horas; pero eso es otra historia, etc... etc...). Aquí tenéis la letra:

Turn around,
Look at what you see,
In her face,
The mirror of your dreams,

Make believe I'm everywhere,
Living in your life,
Written on the pages,
Is the answer to a neverending story,
(aaah,aaah,aaah)

Reach the stars,
Fly a fantasy,
Dream a dream,
And what you see will be,

CHORUS:

Rhymes that keep their secrets,
Will unfold behind the clouds,
And there upon the rainbow,
Is the answer to a neverending story,
(aaah,aaah,aaah)

Story...
(aaah,aaah,aaah)

Show no fear,
For she may fade away,
In your hands,
The birth of a new day,

CHORUSx1

Neverending story...(aaah,aaah,aaah) x 4 to fade

http://asm1969.hypermart.net/lyrics.htm

 

Y su traducción:

Date la vuelta.
Contempla lo que ves.
En su cara,
el espejo de tus sueños,

Cree que estoy en todas partes,
viviendo en tu vida.
Escrita en las páginas,
está la respuesta a una historia interminable.
(aaah,aaah,aaah)

Alcanza las estrellas.
Vuela una fantasía.
Sueña un sueño.
Y lo que ves será.

CORO:

Rimas que guardan sus secretos,

se desvelarán tras la nubes,
y allí sobre el arcoíris,
está la respuesta a una historia interminable.
(aaah,aaah,aaah)

Historia...
(aaah,aaah,aaah)

No muestres miedo,
Pues podría desvanecerse.
En tus manos,
El nacimiento de un nuevo día.

CORO: x2

Historia interminable...(aaah,aaah,aaah) x 4 hasta apagarse

 

Clasificados:
Se busca: Tom Bombadil. Descripción: Sujeto sencillo, de chaqueta azul brillante y zapatos amarillos. Fue visto por última vez en compañía de Glorfindel. Se recompensará cualquier noticia sobre su paradero.

Ref. Baya de Oro.

WAQUERO — Bueno nuevamente llegamos a este final del Ander que...
GUANACO — Protesto. Yo quiero que alguien que no sea Waquero empiece a escribir mi vida.

Nos vemos el próximo mes mis queridos, un delicioso... Miauuuu...
BALDOR — Podrías empezar por no escribir tú los mails de los demás. La próxima vez podría ser más dolorosa.
LA STREGA — Guanaquito, deja de hacerte mala sangre. Yo hacía lo mismo que vos ¡Sabés las veces que Waquero escribió mails diciendo que era yo!
GUANACO — ¿¡¿¡ QUÉ!?!? ¿Quiere decir que aquellos mails tan apasionados que me mandabas...?
WAQUERO — Sí, era yo.
SORN — ¡Cómo! ¿Tú también?
GUANACO - ¡Buaaaaaaaaaaaa! Por qué me hacen esto, yo que no molesto a nadie.
MOONY — Guany si te portas bien el fin de semana salgo con vos.
GUANACO — No, porque lo harías por lástima.
WAQUERO — ¿Acaso importa, Guanaco?
GUANACO — Shhhhh... Que quiero que le de más lastima, así por ahí ligo un beso.
LA STREGA — Guanaquito, lo único que vas a ligar es una patadita en tu hermoso trasero peludito.
MOONY — Guanaco, si tenés tantas ganas de salir conmigo, ¿por qué no me lo decís?
GUANACO — ¿Querés salir conmigo Moony?
MOONY — No.
BALDOR — Guanaco, saca la cabeza del horno, que bastante nos ha costado limpiarlo de pelos de oso.
SORN — Es que no sabés como se hace. Observa. ¿Moony, mi amor, quieres salir otra vez conmigo?
MOONY — No.
GUANACO — Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
SORN — Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
WAQUERO — Bueno, queridos lectores un abrazo grande como este mundo. Hasta el próximo Ander.


Axxón 123 - Febrero de 2003

Página Axxón Axxón 123
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283 284

Nedstat Basic