Editorial Página Axxón Axxón 127

Correo 127

1o de junio de 2003
 


Lunes 5 mayo de 2003

Estimado Eduardo:
 
               Creés bien: hace tiempo que no hacés sólo una revista, sino que manejás un exelente sitio web de ciencia, ciencia-ficción, divulgación tecnológica, literaria (y no sólo del género), cinematográfica... del cual Axxón, la rev. no, La Revista, es la gema, el kernel, la razón de todo lo demás que está ahí, el aglutinante maravilloso que creaste hace ya ¿trece años? que nos reune como la hoguera en la cueva de nuestros antepasados peludos, a escuchar y, a veces, también a contar cuentos.
Aprendí alguna vez, y U.K. Le Guin lo menciona en Tehanu, que los libros antiguos eran un rimero de hojas de pergamino en una caja de madera o suela con cerrojos, y que se leían pasando las hojas de la caja a la tapa. Alguien tuvo la idea de cortar las hojas parejitas, y engomarlas, y protejerlas con lomo y tapas gruesas. En El Nombre de la Rosa aprendí que hubo libros de tela, charta lintea; Marco Polo trajo el papel de China y los escribientes no renegaron más con los pelos en los pergaminos, y los libros se imprimieron con grandes planchas de madera labrada hasta que vino un alemán genial con sus letras intercambiables; y los libros fueron más accesibles y más pequeños y más livianos y más peligrosos: decían más cosas a más gente. Y la gente quiso saber, y los poderosos se dieron cuenta de que era bueno que los suyos supieran, y crearon colegios y universidades; pero no era tan bueno que los siervos y las mujeres supieran, porque se hacían difíciles de manejar y se les metían ideas raras en la cabeza, así que se reservaron el aprendizaje de la lectura y el acceso a las universidades para ellos, los nobles, y sus hijos varones.
Siglos después, un Renacimiento y una Edad Moderna y un Iluminismo después, la letra impresa llega hasta los quioscos, y tenemos tanta pavada para leer que hasta nos asquea. Bueno, nada es perfecto.
El libro era El Libro, el Compendio del Saber, en una época en que las novedades se difundían por el mundo con el impulso y el ritmo de los vientos alisios. Se podía ser enciclopédico, lo que se aprendió de joven aún servía al hombre maduro. Y la vejez era corta: el "anciano rey" de los cuentos medievales quizá no pasara de los cincuenta y cinco años. Pero a mediados del siglo XX, cuando un libro de ciencias se ponía a la venta, ya estaba anticuado; las revistas técnicas y científicas le toman la delantera. Hoy, el medio es éste. Nadie es enciclopédico, ser bueno en una disciplina ya cuesta un enorme trabajo de puesta al día. Y es realmente al día. Como decían (más o menos) los alumnos de Niels Böhr: "¡Una clase extraordinaria! ¡Todo lo que aprendimos ayer, ya es antiguo!"
La "imagen del mundo" que creó el libro es la de la acumulación y preservación de conocimientos, fijos, certeros e inamovibles. La "imagen del mundo" que creó la revista es la del dinamismo, la actualización, el conocimiento de —valga la frase gastada— una realidad muy cambiante.
¿Y cuál es la "concepción del mundo" que crea Internet? A la acumulación (Banco de Datos) de conocimientos y la actualización, ahora dinámica, le agrega otra dimensión: la interacción sobre una base mundial (¡me niego a decir global!). Un sitio Web es todo eso, y más: desde un banco de información (o conocimiento, o cultura) hasta una cartelera, pero además es proteico, se agrega partes y —ocasionalmente— se poda.
Tu sección, Zapping, se parece a un "gabinete de maravillas y curiosidades", como el del Duque de Bomarzo, a la vez que es una fuente de información que nos costaría muchísimo recabar personalmente. Con lo que dejo claro que, además de disfrutarla, valoro el enorme esfuerzo que te debe costar hacerla. Ya forma una respetabilísima colección de páginas —y es, verdaderamente, coleccionable. Otro tanto para Joe Garrafex y sus Noticias. ¿Por qué? Bueno, porque tenemos intereses comunes, ustedes  y nosotros, y lo que me interesa a mí resulta que lo encuentro allí. Y me gusta —y necesito— estar informado de todo eso. Si no, ¿cómo comento X-Men con mi sobrino de 12 años, si no leo las noticias o me doy una vuelta y le pregunto al Guanaco o a otro enfermito del Comic?
Si algo se pareció alguna vez al Libro de Arena, es esto, incluso en el hecho físico de que las páginas son de una sola cara: la superficie de fósforo que nos enfrenta. ¡Qué pena, que don Jorge Luis no lo llegara a conocer en esta magnitud! ¡Las agudezas que le hubiera inspirado esta Internet!
 
Así que mientras vos buscás la manera de hacer un editorial proteico, que se vaya desarrollando a lo largo del mes (si es que algo así no es un monstruo devorador), propio del Libro de Arena (hay un sitio web de ese nombre, ¿no?) y adecuado a este medio, del cual te pido encarecidamente no saques a La Revista como núcleo, yo, que no sé encuadernar, resucitaré antiguas técnicas y pondré en cajas las hojas sueltas de mis deslomados "incunables" de Minotauro, para releer "La Tierra Permanece" pasando morosamente las hojas de una caja a la otra...
 
Guillermo Rothsche.
Montevideo, (madrugada del) 5 de mayo de 2003.

Muchas gracias. Y a no preocuparse, que todo cambio será lo suficientemente gradual como para que nadie sufra.

Eduardo J. Carletti


Martes 20 de mayo de 2003

Estimado Sr. Carletti:

¿Me permitirá llamarle "estimado", cuando usted no me conoce? Espero que sí, porque le estimo, y le conozco. Le he ido conociendo (lo estoy haciendo aún), a través de Axxón, de sus editoriales, de la página web. De lo que quienes escriben a Axxón le comentan. Y créame, cuenta con un nuevo amigo, pues sé apreciar su espíritu creador.

Ya he sabido que conoce usted la situación de Cuba, otros compatriotas míos le han contado. No obstante, he podido acceder a la revista y me he "bajado" todos los números en la página de descarga, me faltan solo del 90 al 99, pero están en la lista de espera, para la próxima oportunidad. Y me los he ido leyendo con creciente gusto, con regocijo interior, con profunda alegría. Porque hay sequía de publicaciones de ciencia ficción en mi país. Pero sobre todo, por la calidad inherente de Axxón, porque es "fantástica", porque la he compartido con algunos amigos y he disfrutado del placer de haberlos hecho felices. Por todo ello, gracias, Sr. Carletti.

También quiero comentarle sobre algunas cosas que he leído en los editoriales. Puede que Zapping tenga más visitas diarias que la revista, y confieso que es interesante, como lo son las interesantísimas noticias, pero la revista ha sido la cuna, y ES el alma de Axxón, y no merece no ser catalogada como plato fuerte. Lo es. Puede que haya comenzales, muchos comensales aficionados a los dulces o al pan con mantequilla, pero no por más solicitados pueden arrebatarle la categoría de plato fuerte a quien por derecho lo es. De manera que una vez más gracias por su decisión de mantenerla allí, "como un medio de presentación de la literatura y el arte".

No puedo prometer, porque no dispongo de los medios, que leeré Axxón cada día, o con la frecuencia que quisiera. Pero cada vez que se me presente la oportunidad, descargaré un número nuevo, para paladearlo con calma, para compartirlo. Y siempre que me sea posible, Dios quiera que sea frecuentemente, los visitaré y los leeré.

Finalmente, y sin relación con lo anterior, como creo que usted ha dicho, soy de los lectores que escriben. Y no me he resistido a la tentación de hacerle llegar un cuento, para conocer su opinión, poniéndolo a su disposición y totalmente dispuesto a escuchar su veredicto. Si vale, contento. Si no vale, y le es posible, saber las razones.

No abusaré de su tiempo. Adelante, que la obra que ha levantado habla por sí sola y gracias, a usted y sus colaboradores, por tan valiosa entrega.

Un nuevo amigo, Rolando
Cuba

Es un enorme gusto tener contacto con los lectores y autores de Cuba gracias a esta revista. Tus opiniones fueron muy interesantes y me ayudan a valorizar lo que significa la revista para los otros.

Eduardo J. Carletti


Viernes 23 de mayo de 2003

Eduardo: Es evidente que se me traspapeló (tras papelón!) y quedó en la bandeja Borrador. O en una Burbuja del Tiempo. Lo escribí en Marzo; lo releí y sigo pensando lo mismo. Y los comentarios que te hago de los cuentos en cuestión no se pasan de fecha. Por eso, consideré que valía la pena mandártelo aún atrasado.

Un abrazo,

Guillermo Rothsche. ;-)

(Original: 10/03/2003)

Recién me bajo el Nº 124. Me gustó el editorial, soy de los que están pasando por las mismas y NO creo que escribir sobre tu -mi -nuestra, de todos- situación personal sea ser amargo o pesimista. Me reventaba -y me sigue reventando- aquel del: ¡Hop, hop, maravilloso! en medio de la dictadura. No se tapa el sol con el dedo, las realidades EXISTEN y no hablar de ellas no hace que desaparezcan, ni nos hace mejores ni peores. Lo que quizá nos haga es sumisos, que  sí es mucho peor.

Claro que es muy bueno que exxista Axxón, y todas sus dendritas. ¿Con qué pensás que mantengo mi cordura, en medio de esta mishiadura? Con las cosas vitales, creativas, que me saquen de la mediocridad. Como tu -nuestra, porque así la sentimos- fabulosa revista. Y pergeniando ideas que quizá se conviertan en alguna historia que valga la pena enviarte. No se puede siempre mostrar fuerza si uno se ha desgastado, ni felicidad, si ya queda poca: pero se puede resistir, seguir ahí, con "la tenacidad del clavo enmohecido" de Almafuerte.

No quiero hacer comparaciones, pero me parece que ni Hugo Gernsback ni Campbell se hicieron millonarios -y era en los EE.UU. y las revistas de pulpa se vendían.

Leyendo el Correo, me gustó tu idea de una "bomba de fuerza corrosiva". Se podría hacer una historia con eso: telepatía, o una sociedad unida por accesorios del cerebro -como la diadema de "Jinetes de la Antorcha" de Spinrad-, que al comenzar a ser sometidos mediante esa misma tecnología se rebelan con pensamientos destructivos dirigidos a los gobernantes opresores y traidores... Pero no tendría que ser una burda destrucción de mentes, sino algo más sutil. Algo que lograra un cambio en las mentes. Una selección, una manera de dejar fuera del poder a los ambiciosos egoístas depredadores a los que la sociedad les da injustamente como premio ese poder, justamente en base a esas cualidades que los hacen ineptos para gobernar juiciosamente. Creo que se necesita un Carletti para desarrollarlo...

Punto y aparte.

Para aprender a escribir dicen que hay que leer, y estuve releyendo números viejos -por suerte, soy pobre y mi máquina es una MMX de 266 Mhz, así que no tengo la limitación del TurboC y aún disfruto de los números D.O.S.- y encontré un cuento de Greg Egan, "Alfombras de Wang", que me dió vuelta. Es el mejor planteo de una sociedad transhumana que he leído, casi mejor que 'Jinetes de la Antorcha' (aunque no tiene el atractivo y la brillantez de éste). Las motivaciones totalmente diferentes de las tradicionales, modificadas por la dinámica de las sociedades; los comportamientos, los conflictos y las relaciones interpersonales llevados a un plano que casi no tiene contacto con nosotros, por la enorme diferencia de capacidades y posibilidades entre estos seres y los humanos actuales, y que sigue sin embargo siendo humano. Un maestro. Que además nos pasea por una máquina de Turing biológica de 16 dimensiones. ¡Eso es escribir, carajo!

Hubo Minotauro. No conocí Más Allá. Hubo El Péndulo. Hay, y seguirá habiendo Axxón. El cubano Chavez Espínola dice que Axxón ya es latinoamericana: quizá tenga razón. Sin dudas es una Obra.

Un abrazo,

Guillermo Rothsche. :-)

Gracias por los comentarios. Los autores, y nosotros, agradecidos...

Eduardo J. Carletti


Jueves 29 de Mayo de 2003

Estimado Carletti:

Espero llegar antes del cierre del correo.

En el interesante ensayo EL SUEÑO DE LOS DIOSES, de Carlos Atanes, AXXÓN, Mayo de 2003, el autor se pregunta, después de haber descripto un posible futuro de la sociedad humana: "¿Por qué preocuparse de la existencia de vecinos siderales cuando la realidad virtual noosférica podrá proveernos de vivencias y seres tan extraordinarios como queramos?"

Yo respondo por mi caso: Porque sabría que esa no es la verdadera realidad y no estaría conforme con una mentira. Solamente me serviría como entretenimiento. Bueno, eso si es que el nivel de alienación de aquella sociedad me permitiera distinguir entre realidades.

Creo que siempre habrá gente que desee investigar lo desconocido, sea el interior de un átomo, el espacio exterior o las razones de nuestra conducta. Creo posible, sí, que se pueda llegar a una sociedad de esclavos conformistas, pero siempre habrá gente de pensamiento libre que investigue, aunque más no sea para mantener sus privilegios de clase. Pero también habrá disconformes que lucharán para cambiar los esquemas, cuando estos se vuelvan estacionarios.

Un abrazo. ANGEL E. MILANA

Gracias por la carta. Con seguridad al autor le gustará mucho saber sobre las ideas que despertó en otra persona.

Eduardo J. Carletti


Enviar las cartas a ecarletti@axxon.com.ar


Desde que abrimos la Lista Axxón se han anotado enormidad de personas, y por esto muchas opiniones que antes se intercambiaban por el Correo ahora se presentan y discuten día a día en la Lista. No me pareció razonable extraer textos de opinión de ella para ponerlos aquí, ya que son medios diferentes. Espero que alguno de los "Listeros" mande de vez en cuando una carta para este Correo. No sea que lo dejemos huérfano...

Eduardo J. Carletti
ecarletti@axxon.com.ar


 
Editorial Página Axxón Axxón 127
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283 284

Nedstat Basic