Página Axxón Axxón 142

AnaCrónicas

por Otis

Hola. No, hoy no soy Otis. Bah, en realidad nunca soy Otis. Soy Andrés, el cronista estrella de la sección, y hoy me toca a mí escribir el texto introductorio.
      No, Otis no volvió a desaparecer. Estamos razonablemente seguros de que sigue dentro de los límites de la heredad. Ya temíamos que volviera a ocurrir un incidente como el que meses atrás obligó al licenciado Menditegui a asumir provisionalmente el control de AnaCrónicas, y tomamos medidas para evitarlo. Una de esas medidas fue implantar un chip bajo la piel de Otis (debido a restricciones presupuestarias, usamos el de una tarjeta musical). En estos momentos, un técnico recorre el parque armado de una antena receptora. Confiamos en que, si América TV no hace mucha interferencia, lo encontraremos muy pronto.
      ¿Qué pasó?, se preguntarán. Creo que lo mejor será que lo relate de manera concisa y desde el principio: Un punto de dimensión nula y densidad infinita explotó, y quince mil millones de años después Otis salió de su oficina gritando “¡Me descubrieron! ¡Me descubrieron!”. Desde entonces lo buscamos.
Claro que, mientras tanto, alguien tenía que averiguar qué había pasado y poner a punto la entrega del mes. Así que entré en su oficina, y me encontré con este e-mail en la pantalla de la computadora:

Sr. Otis, Estimadísimo editor de Caras:
      Quisiera hacerle llegar la presente colaboración, que creo sigue el perfil de vuestra publicación.
      Desde ya, quedo a su entera disposición para realizar los ajustes pertinentes si así fuera necesario, sólo le solicito que, de no considerar éste un material publicable en vuestra sección de sociedad, me lo comunique a la brevedad. Sólo me resta comentarle que esta actividad es considerada en la actualidad como el nuevo trend entre la haute société porteña.
      (In)sinceramente suya,

      Misia Calistenia Ortiz
      Cronista de Sociedad

Intrigante en verdad. ¿Era esto lo que había asustado a Otis? ¿Llevaba él una doble vida editorial? Y ¿teníamos una sección de sociedad? Comprobé enseguida que el mensaje no sólo afectó a nuestro director, sino que además causó un desbarajuste en el disco rígido. Una verdadera lástima, porque para el cumpleaños de Axxón habíamos preparado una edición especial, con cuentos inéditos de Philip K. Dick y Cordwainer Smith, canalizados a través de una tablita Ouija a energía solar. (El doctor Asimov se rehusó a tomar parte, alegando que él no cree en esas cosas.) Todo eso se perdió, y fue reemplazado por algo aún más extravagante.
      Sospecho que el e-mail traía un virus, pero Rosemary Romero (38) no está de acuerdo. Según ella, el mensaje hizo vibrar a la computadora en una frecuencia armónica resonante con la dimensión paraskevidekatriafóbica del texto, o algo así. Dänik (Eraparauntaar, 51) le dio extrañamente la razón. (Esos dos andan muy juntitos últimamente. Para mí que se traen algo.)
      Cualquiera fuera la causa, los planes para las AnaCrónicas del mes se fueron por los caños. Y ya no había tiempo físico ni espacio químico para tratar de rescatar los contenidos originales, así que decidí mandar la sección tal como quedó, con la colaboración de esta buena señora y todo lo demás. Espero que lo disfruten.


Página Axxón Axxón 142
            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic