TODOS LOS BOUTROS VERSUS TODOS LOS HEDREN

Juan Pablo Noroña

Cuba

A Stanislav Lem, por "¿Existe Verdaderamente el Señor Smith?"


Interlocutor: Ya activé la consola... se inicia la primera sesión. —Se gira hacia el asesor—. ¿Caso...?

Asesor: Boutros vs. Hedren. Cargos de crimen factual y preparación criminosa, y moción de caracterización criminal.

Abogado: Señoría...

Interlocutor: Diga...

Abogado: Con su venia... el ministerio fiscal intenta presentarnos tres cargos de los cuales algunos incluyen a otros... probar tanto crimen factual como preparación criminosa presupone una caracterización criminal. Sugiero que se retire la caracterización.

Fiscal: Con su venia, Señoría. El ministerio fiscal probará que los tres cargos son independientes.

Interlocutor: (Al asesor) ¿Cómo lo hacemos?

Asesor: Es muy pronto para tomar decisiones... esperemos un poco. Me llevaría tiempo explicarle todas las complejidades de los procedimientos sobre cargos inclusivos.

Interlocutor: Claro, claro. ¿Algo más antes de los datos?

Abogado: Sí, Señoría. Hago una moción de Hábeas Corpus, otra de protesta sobre jurisdicción, y otra de improcedencia de documentación.

Interlocutor: Despacio. ¿Asesor?

Asesor: Me gustaría que la defensa se explicara.

Abogado: Sí, Señorías. A mi defendido se le imputa responsabilidad penal y moral sobre un delito que no ha cometido, delito del que además no tenemos cuerpo ni evidencia, y que en todo caso fue cometido fuera de la jurisdicción de este tribunal. Además se nos pide que aceptemos la competencia de documentación ajena a nuestra jurisprudencia.

Fiscal: ¿Me permite, Señoría?

Interlocutor: Sí, ahora usted.

Fiscal: Con la venia. Es precisamente el caso de este Ministerio demostrar que, aunque no es definitivamente probable que el sujeto físico presente en este tribunal cometió el delito referido, es muy demostrable que su personalidad debe caracterizarse como criminal, se puede aducir que ha llevado a cabo preparación criminosa, y no es imposible que haya cometido, sino un delito físico, al menos este delito factual.

Interlocutor: ¿Cómo se entiende?

Asesor: Es otro de esos casos de precedente.

Interlocutor: Ya lo veía venir, un gran enredo. A ver, pongámonos de acuerdo. Ahora le toca a la defensa.

Abogado: Gracias, Señoría. Aprovecho para solicitar una identificación.

Asesor: ¿De quién?

Abogado: De qué, Señoría. Solicito que el ministerio fiscal identifique el universo, o como dicen que es más propio, conjunto coheso de existencia, de su representado, el señor Boutros.

Fiscal: Señorías, lo que pide la defensa es un volumen de información tal que su mera enunciación verbal sería imposible en vida de cualquiera de los presentes. Poseo, eso sí, un cristal compacto con los datos cualificativos y cuantificativos que determinan al conjunto coheso de existencia del Señor Boutros. Puedo suministrarlo en cualquier momento

Asesor: Diremos universo, de ahora en adelante, para abreviar.

Interlocutor: Por supuesto. ¿Dónde está ese CK?

Fiscal: ¿Señoría, supongo que desea enviarlo desde ahora?

Interlocutor: Ni soñando. La Entidad que contratamos para este juicio es famosa por activar el taxímetro con el primer byte.

Asesor: Por no hablar de la compañía de comunicaciones, que cobra una cantidad básica por cada envío.

Fiscal: A este Ministerio le interesa que se le haga notar a la Alta Entidad, con los propios datos, la proximidad en cuantificación y cualificación de nuestro universo y el del señor Boutros, y que esto sea con la suficiente antelación a cualquier otro conocimiento del caso como para que se haga suficiente conciencia.

Interlocutor: Oh, se dará cuenta a tiempo, se lo aseguro. Enseguida. Las entidades piensan muy, muy rápido.

Fiscal: Me confío a su discreción, Señoría, y a su experiencia al respecto.

Asesor: Realmente me parece que nos estamos dispersando. Necesitamos una acusación formal.

Interlocutor: Que hable el Fiscal entonces. Se salta el turno, pero hace falta. Recuérdenme compensar a la Defensa.

Fiscal: Gracias. En representación de Términus Boutros acuso a Xímoron Hedren de los delitos de crimen factual contra la persona de Términus Boutros, preparación de crimen factual contra la persona de Términus Boutros, e intento de crimen factual contra la persona de Términus Boutros. Caso de no probarse ninguno de los anteriores, propongo de todas formas una caracterización criminal de Xímoron Hedren.

Interlocutor: Oiga, lo acusa del crimen, o del intento.

Abogado: Señoría, estaba por decir eso mismo.

Asesor: Otro de esos casos de precedente.

Fiscal: ¿Relato los hechos, Señoría?

Interlocutor: Por el bien de los presentes.

Fiscal: Absolutamente, Señoría. En la madrugada del 7 de enero del corriente año el señor Términus Boutros se despertó en su residencia por una molesta pero providencial necesidad de aliviar su vejiga. Se levanta y se dispone a ir al baño, y al entrar en la sala...

Interlocutor: ¿En la sala?

Fiscal: El señor Boutros duerme en la terraza. Al entrar en la sala, repito, encuentra, para su sorpresa, al señor Xímoron Hedren, de espaldas a él, revisando a la luz de la luna lo que parecía ser un arma de fuego. El señor Boutros, recordando que entre el señor Hedren y él existe una animosidad tal que en el pasado los ha llevado a agresiones verbales y físicas, y a amenazas de muerte, se arma con una escultura de bronce. Al parecer el señor Hedren lo escucha, y se da vuelta encañonándolo. El señor Boutros, de complexión atlética, movido naturalmente por el instinto de conservación, golpea al señor Hedren en la cabeza, y desafortunadamente le causa la muerte. Una diferencia de centésimas de segundo le salvó la vida al señor Boutros, pues el señor Hedren llegó a disparar, pero sólo en el mismo momento en que la escultura golpea su frente desviando la puntería, e hirió al señor Boutros, con munición explosiva envenenada, en un brazo en lugar del tronco o la cabeza. Aún así, sólo la alta complejidad de la excelente unidad médica doméstica del señor Boutros le permitió seguir con vida hasta la llegada del hospital móvil.

Interlocutor: Sin embargo, el señor Hedren está aquí, entre nosotros. Ahora es cuando entra lo de los universos paralelos ¿no? ¿Conjuntos cohesos de existencia?

Abogado: Señoría...

Interlocutor: Diga...

Abogado: ¿Qué pruebas tiene el ministerio fiscal de todo lo que ha dicho? ¿Podemos ver al menos el cuerpo de aquel, repito, aquel señor Hedren?

Fiscal: Imposible. Combustionó apenas sus señales vitales se extinguieron, dañando seriamente la unidad médica del señor Boutros, que sin embargo conservó su reporte. Precisamente esta circunstancia apoya nuestro caso respecto a la preparación criminosa.

Abogado: Aquí tenemos el caso de la Fiscalía. Un intento de asesinato ocurrido en otro universo, aducido por un individuo que presenta documentación expedida por otro gobierno, y obviamente, para todo el que tenga oídos, cometido, aún si creemos al acusador, por otra persona que mi defendido. Y todavía no llego a cuestionar la buena fe del señor Boutros y su versión de los hechos.

Interlocutor: ¿Fiscal?

Asesor: ¿Señoría...?

Asesor: ¿Podría hacer entrar a mi testigo pericial? Lo solicité conociendo de antemano las alegaciones del ministerio fiscal, para adelantarme.

Interlocutor: Claro, claro.

Asesor: La asesoría jurídica para el Honorable Interlocutor de Altas Entidades Tymo Ampel requiere al señor Fergus McAfee, catedrático titular de la Universidad de Edimburgo.

Fiscal: ¿Señorías... puedo proseguir?

Interlocutor: Adelante.

Fiscal: Pondré mis cartas sobre la mesa. La noche del 28 de diciembre del pasado año el señor Boutros de este universo resultó muerto por una bala explosiva envenenada en el mismo momento en que el señor Hedren de este universo participaba de una fiesta. El señor Boutros fue hallado en la sala de su casa con una escultura de bronce en la mano. La tarde del 8 de enero el señor Hedren de este universo, que no asistió la noche del 7 de enero a una fiesta a la que fue calurosamente invitado, fue visto, a su pesar según testigos, con una señal de cicatrización acelerada en la frente que en la madrugada debió ser muy fea. Adjunto declaraciones.

Interlocutor: Está bien, pero este Boutros de aquí mató al Hedren aquel, y no puede ser éste. Quizás, eso sí, el señor Boutros de este universo fue asesinado por el Hedren del universo del Boutros aquí presente.

Fiscal: Señoría, en vista de que tantas circunstancias coinciden y solamente difiere el tiempo, concluyo que se involucran más de dos universos.

Abogado: Una vasta conspiración. El Ministerio Fiscal es aficionado a los clásicos audiovisuales de mediados del siglo XX y ha visto demasiado Hitchcock.

Fiscal: Señoría, pienso más en una liberación de deseos reprimidos. Los señores Hedren de varios universos, sin ponerse de acuerdo, y coincidentemente, intentaron asesinar a señores Boutros de universos ajenos en circunstancias no comprometedoras para los Hedren del universo del crimen, aprovechando una posición clave dentro de una compañía puntera en la investigación de los universos paralelos, como la Xoomech. Todo esto con el fin de disfrutar impunemente la satisfacción de profundos resentimientos. En unos casos, o universos, el señor Boutros logró salvar su vida con su velocidad de reacción, en otros sólo consiguió herir a su asesino, en otros ni eso. En unos casos el señor Hedren se decidió un 28 de diciembre, en otros un 7 de enero. Otra interpretación de los hechos dejaría demasiado a la coincidencia.

Abogado: Sustanciosa elucubración la del Ministerio Fiscal. ¿Y como piensa probarla con respecto a mi, repito mi, señor Hedren? Con diferencias temporales inclusive.

Fiscal: En este momento, Señoría, solicito que se escuche a mi testigo pericial.

Abogado: ¿En qué campo es perito su testigo?

Fiscal: Física de los conjuntos cohesos de existencia.

Asesor: Señoría... mi testigo es competente en ese campo. Solicito que sustituya al del Ministerio Fiscal.

Fiscal: ¿Es necesario, Señoría?

Interlocutor: Es mejor.

Asesor: Ciertamente.


Ilustración: Endriago

Fiscal: Siendo así... solicito usar del testigo pericial de su Señoría el Asesor, al menos eventualmente.

Interlocutor: Concedido

Fiscal: ¿Cuál es su cargo, señor McAffe?

McAfee: Titular de la cátedra de Física de la existencia de la Universidad de Edimburgo.

Fiscal: ¿Deberíamos entender que usted es una persona cualificada para emitir juicios en este tribunal?

McAfee: Si es sobre Física de la Existencia, soy la persona más calificada.

Fiscal: Muy bien. ¿Cuánto tiempo necesita para interiorizar una comparación entre el universo del señor Boutros y el nuestro?

McAfee: Diez segundos. Me especializo en parametrización y comparación de universos, y ya antes lo he hecho con esos universos. Incluso traje mis notas.

Fiscal: Bueno, está bien... ¿Qué opinión le merece la comparación?

McAfee: Muy similares. El índice está en las millonésimas. Qué digo, en las decamillonésimas.

Fiscal: ¿Podría explicarnos?

McAfee: Muy fácil. Tenemos toda una serie de datos sobre los universos. Los del nuestro los medimos nosotros; los del otro, nuestros colegas de ese.

Fiscal: Señoría, adjunto la declaración del oficial investigador Alexas Gibbons, que corrobora la documentación relativa al universo del acusador. Prosiga, señor McAfee.

McAfee: Y se comparan entonces los parámetros. Con las diferencias elaboramos un índice. Mientras menor es, mayor es la similitud de existencia de los universos, y también la mutua accesibilidad.

Fiscal: Háblenos sobre esta similitud. ¿Cómo se da en las personas? ¿Cómo en el resto?

McAfee: Las personas de universos similares son similares y sus acciones también. Si hay diferencias, son compensatorias. Pasa lo mismo con los animales de manada. Los biólogos han comparado individuos de universos similares, y los animales de manada tienden a una vida similar, aunque no tanto como las personas. Las especies de vida solitaria tienden más a la diferenciación. Curiosamente, también las personas desajustadas.

Fiscal: ¿Debemos entender que la misma persona es igual en dos universos similares?

McAfee: Dije similares. Además debí añadir que todo es estadístico. Hay diferencias. Por ejemplo, en cierto universo bastante diferente del nuestro, Churchill, cosa curiosa, fumaba una marca de tabaco diferente, murió un día diferente, y recibió heridas diferentes. De manera general, los individuos sociales y las sociedades tienden a la coherencia entre un universo y otro. Un tipo puede haberse levantado un día por el lado izquierdo de su cama en un universo, y en otro por el derecho; pero en ambos casos, conoció ese día a la mujer de su vida. El del pie derecho la ligó un día antes, sin embargo. Las diferencias tienden a ser intrascendentes o compensatorias.

Fiscal: ¿Y la personalidad de los individuos? ¿Y sus actos trascendentes?

McAfee: No pongo la mano en el fuego por la personalidad, pero sí por los actos trascendentes.

Fiscal: ¿Entonces piensa usted que el señor Hedren tiene una personalidad similar en todos los universos?

McAfee: Sí... pienso que sí.

Fiscal: ¿Y ejecutaría los mismos actos trascendentes en todos los universos?

McAfee: Sí. Caramba, perdone: debí especificar actos trascendentes conscientes.

Fiscal: Aún mejor. ¿La diferencia entre el 28 de diciembre y el 7 de enero cabe en lo que usted llama diferencias compensatorias?

McAfee: Es grande para ese índice, pero cabe.


Ilustración: Endriago

Fiscal: Señoría, solicito que las utilísimas declaraciones del Doctor McAfee sobre las similitudes del mismo individuo en varios universos sean específicamente puestas como pruebas en el fichero de datos de la moción de caracterización criminal. No excluyo con esto los demás cargos.

Interlocutor: No hay problema.

Fiscal: ¿Señor McAfee, qué me dice de un enfrentamiento a muerte entre dos enemigos jurados de físicos muy similares?

McAfee: Cualquier cosa. Allí influye la casualidad, el caos, el terreno. Este último si no es como la sociedad o la manada, estable y compensatorio. Una vez medimos los movimientos del aire dentro de la misma habitación en dos universos diferentes, y obtuvimos diferencias asombrosas. En las pequeñas cosas, la naturaleza es alocada.

Abogado: ¿Señor McAfee, dijo usted: "Movimientos del aire", y antes de eso: "No pongo la mano en el fuego"?

McAfee: Esto... sí.

Fiscal: ¿La defensa desea interrogar ahora al testigo?

Abogado: Me excuso por la interrupción.

Fiscal: Continúe, señor McAfee.

McAfee: Si a lo que he dicho se añade que si los acontecimientos ocurren rápidamente toda diferencia se potencia como causa de efecto, puede pasar cualquier cosa. No creerían lo que pasa con las carreras de animales y las competencias atléticas.

Abogado: Ahora sí quisiera hacerle una pregunta al testigo.

Interlocutor: Todo suyo.

Abogado: Gracias, Señoría. Doctor McAfee: ¿No existe un postulado científico que expresa que la medición de un fenómeno lo altera?

McAfee: No es así, pero supongo que usted puede entenderlo de esa forma, y en este contexto, tiene razón.

Abogado: Por supuesto. ¿Entonces, las mediciones y comparaciones que usted y sus colegas llevan a cabo entre universos, no los afectan, no los diferencian?

McAfee: Buena pregunta. Afecta, sí. Pero la diferenciación entre universos no es muy grande. En primer lugar, el tiempo. No va un año de la primera visualización entre universos, ni seis meses del primer intercambio de datos, y el primer viaje humano sólo tiene tres. No hay tiempo para grandes diferenciaciones. En segundo lugar, las mediciones afectan los pequeños sistemas particulares, no el conjunto coheso ni el continuum. En tercer lugar, hacemos lo mismo en todos los universos, cuidando el paralelismo. Y evitamos el contacto personal. Cuando hablo con los otros MaAfee soy muy profesional.

Interlocutor: Señores... he de pedirles que se pongan de pie. La Alta Entidad a cuyo juicio íbamos a someter este caso se ha interesado desde antes de enviarle los datos. Se ha prolongado hasta nosotros, está entre nosotros, y ha dejado un mensaje en mi consola: "Nunca me gustaron las transferencias de ningún tipo entre universos paralelos". La Alta Entidad Sirio se ha retirado a su lugar de procedencia, la estrella homónima. Pueden sentarse.

Abogado: Expreso mi total apoyo a la Alta Entidad. Aprovecho también para protestar porque el Ministerio Fiscal ha querido explotar lo inédito de las circunstancias para abrumarnos, lo cual no ha conseguido al menos con la Alta Entidad, y pido tiempo para desarticular este complot, esta telaraña de sobreentendidos, no sé si urdida por Boutros o por el Ministerio Fiscal.

Fiscal: En ese caso, el Ministerio Fiscal solicita manifestar un alegato resumen.

Asesor: Concedido.

Fiscal: El señor Hedren posee personalidad criminal. Lo prueba el que un señor Hedren de otro universo, que ha de ser idéntico a él, intentó asesinar al señor Boutros de otro universo, y que aún otro señor Hedren asesinó con toda seguridad al Boutros de este universo. El señor Hedren llevó a cabo un crimen factual, o al menos lo intentó; lo prueba la cicatriz, consistente con la descripción del enfrentamiento. El señor Hedren llevó a cabo una preparación criminosa: lo prueba la premeditación con que escogió la fecha de su crimen y el dispositivo de autodestrucción que es claro que usó. Para todo lo anterior me baso en los datos de la Física de los Conjuntos Cohesos de Existencia, que establecen que el señor Hedren de este universo debe tener una personalidad idéntica a la de los Hedren de otros universos, y que sus actos trascendentes conscientes deben también ser idénticos. Esta identidad depende de la accesibilidad, y el Hedren muerto accedió al universo del señor Boutros aquí presente, que accedió al nuestro; por transitividad debe existir mucha identidad entre el Hedren muerto y el acusado. Para responder al Hábeas Corpus, solicito se investigue en los universos accesibles cuántos Boutros muertos y sobrevivientes hay, y el caso ganará en claridad.

Interlocutor: ¿Debo entender por la petición de la defensa que aún no tiene listo un alegato resumen?

Abogado: Así es, Señoría.

Interlocutor: ¿Señor Asesor, levantamos la sesión?

Asesor: Debiéramos. Ningún caso de precedencia se resuelve en una sesión.

Interlocutor: Que así sea. Se aplaza la causa.



Juan Pablo Noroña

Juan Pablo Noroña es un visitante asiduo de las páginas de Axxon. Cubano, nacido en La Habana en 1973, es filólogo y trabaja como corrector de estilo en Radio Reloj, una emisora de radio de su ciudad natal. Axxón publicó sus relatos "Hielo" (N 136), "Invitación" (N 140) y "Obra maestra" (N° 142). Su cuento "Hermano cósmico" apareció en el Erídano Especial de Alfa Eridiani dedicado a la cf cubana.


Axxón 144 - Noviembre de 2004
Cuento de autor latinoamericano (Cuentos: Fantástico: Ciencia Ficción: Cuba: Cubano).

            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic