Correo 158


1 de enero de 2006

Querido Eduardo

Estas líneas son para solidarizarme con la excelente editorial de Sergio Hartman, que pasa revista a muchas de las taras que tienen (¿tenemos? ¿tuvimos?) los periodistas que trabajan para los medios tradicionales. Lo que dice Sergio es real: hay dejadez a la hora de tratar este rincón de las artes (que siempre les parecerá un rinconcito apartado, que sólo parece justificar su existencia gracias a los FXs del cine), hay mala leche, hay miedo a buscar nuevos referentes, miedo de admitir que se ha hecho muchísimo con poco.

Es por eso que me propongo difundir este editorial tanto como pueda. Porque ese cambio de voz del que habla Sergio también está llegando a los lectores y al fandom hispanoamericano. Y si el fandom se pone a trabajar para que lo reconozcan, puede mover montañas.

vMis deseos: no tener que preguntar tímidamente en las librerías por ese libro de ciencia ficción que busco ansiosamente y que no se molestaron en traer (pretendiéndome venderme los de fantasía épica, que se fabrican como chorizo y que, por buenos que sean, no son precisamente el que buscaba... no me da lo mismo, lo lamento); no tener que investigar qué qué pasó con esa película de CF que estaba anunciada en un cine y que al final sólo se estrenará en DVD; no tener que explicar a mis amigos lo poderosa que es la ciencia ficción a la hora de especular sobre lo que hoy nos está pasando... No tener que putear a un diario importante porque no se ha molestado en buscar los referentes adecuados, pensando que a sus lectores poco le interesa eso de la ciencia ficción. O, más bien, que sólo interesa como una forma de adormecer los pensamientos de la masa. (Cuando todos los lectores de Axxón sabemos que es precisamente todo lo contrario).

Un fuerte abrazo.

Alejandro Alonso
Periodista/Escritor
San Martín, Buenos Aires.

Pasan tantas cosas de un mes a otro, que el tema de los periodistas que tocan "de oído" o que intentan ubicarse como "eruditos" de cosas que no conocen en absoluto quedó allí, un poco silenciado. No ha duda de que es un tema difícil y preocupante, más aún cuando son periodistas de poderosos e influyentes multimedios.

Eduardo J. Carletti

Querido Eduardo,

Podría decirte que la revista esta buenísima, que es una joya invaluable de la literatura, que no sabría como vivir sin ella, que más del 50% del tiempo que estoy conectado es para ver, leer disfrutar Axxón, pero no solamente voy a decirte: gracias, GRACIAS POR CREAR AXXÓN. y es que hoy en día muchas personas no saben, no se acuerdan, no les sale decir gracias.

Una partícula de intento de colaboración:

Esta idea que te voy a sugerir tal vez ya te la han sugerido miles de veces (y quedo como uno más de los pesados que insisten con esto y no hacen nada) pero como no estoy seguro ahí va:

Que tal si propones que alguien escriba, o vos lo hacés, un relato tipo "elige tu propia aventura" con respuesta a decisiones tomadas por el lector (hipertexto) continua el cuento hasta arribar a un final distinto según la decisión. Sería para atraer a los más jóvenes creo yo, y con preguntas como:

1- eliges aceptar el chantaje
2- te niegas
3- matas al que te lo propone

y no del tipo

1- eliges la puerta roja
2- eliges la puerta verde

tipo programa de TV.

Podría llegar a ser muy interesante.

Es decir, Axxón creó un cuento al azar y la ciudad virtual, ¿por qué no crear elige tu propia aventura con 2 o tres decisiones en todo el relato nada más? Sí, ya sé que existen juegos de este tipo pero estos ser+ian más relatos que juegos y además a muchas personas los juegos tipo consola orientado a órdenes no les va. Podrías ponerlo en la lista si te parece una idea factible y a lo mejor alguien se prende. Yo lamentablemente no puedo colaborar porque de lo que tengo escrito nada me parece de un nivel aceptable ni siquiera a mí, menos les va parecer a ustedes. Lo único aceptable que tengo (para mi gusto al menos) es una poesía... pero no es de Ciencia ficción, en fin.

También me gustaría, aunque este reclamo debería hacerlo a la correspondiente sección, que en todas las UFICCIONES antes de dar a conocer el relato se haga un poquitín de historia tal como ocurre en el cuento de AXXÓN 143, porque algunas UFICCIONES pienso que las disfrutaría más si conociera que pasó en nuestra realidad. Ja, se nota que no soy muy versado en Historia.

Te cuento que ahora voy por la Axxon 60, es decir he leído desde la 0 a la 60, pero también he leído desde la 120 hasta la actualidad.

Bueno no tengo mucho más que contarte, salvo que espero que con el cambio del ministro de economía no se nos hagan las cosas más difícil de lo que son ya para nosotros pobres Argentinos.

Bueno, si alguna ves te falta material para el correo poné esta carta, pero yo sólo me conformo con que las recibas y la leas, por supuesto.

Un fuerte y sincero abrazo,
Horacio del Giudice

El cuento con elecciones puede ser una buena idea. Con seguridad que, bien hecho, podría ser una experiencia distinta y hasta espectacular. Aquí se lanza la idea y si alguien desea experimentarla, será bienvenido. A mí como escritor no sé si me asusta (sí, me asusta, es algo muy difícil de hacer según el concepto que yo me imagino de algo bien hecho) o me disgusta (bueno, muchos años disfrutado y puliendo las formas tradicionales a la fuerza fijan las cosas en nuestra mente). Pero así como estuvimos abiertos para la idea de Urbys, la Ciudad Virtual, o de la sección Futuros, y tantas otras secciones, para recibir ésta también hay una puerta abierta de par en par.

Eduardo J. Carletti

Copiar Axxón en un diskette

Yo iba a WorkComputation (creo, pero los que mantengan dudas las pueden elucidar consultando los números de la época). La chica que me atendía me encantaba. Claro, a ella yo debería parecerle poco menos que un batracio, porque me trataba con una paciencia infinitesimal, ignorándome a lo largo del proceso. Pero eso no significa nada. La recuerdo hoy y sé que no me engañaba al considerarla linda. Veamos.

Era rubia, claro, como gran parte de las argentinas en esa época. Hoy en día, la morocha se impuso en el territorio y además, son mas bajitas. ¿O sería más adecuado decir "ademenos"? No lo sé, sinceramente. Dudas parecidas atormentan mis horas en esta prisión temporal, pero nunca tengo la satisfacción de convertirlas en certezas.

Dije que era rubia, claro. Y era delgada. Lectores de latinoamerica: en Argentina se diría "era flaca", pero es duro escribir eso, cuando los recuerdos son tan cálidos. ¿Sus ojos? Azul Amor, evidentemente. Además con ese efecto que hoy en día se puede conseguir con lentes de contacto comprados por pago a la vuelta de correo y que hace que las niñas de los ojos sean más opacas que las pupilas, dando a la mirada una expresión profunda, oceánica, marina.

¿El color de su piel? Ya dije que era rubia y de ojos azules. Era blanquísima, claro. A su lado yo me sentía mucho más que el mismo negro de siempre. Soñaba que podría aspirar, como un renacuajo convertido en sapo primero y en príncipe después, aspirar —digo— a despertarla con un beso y decirle: "Hice café" y que el cúmulo de la felicidad sería decirle quedamente: "Para vos".

¿Que habrá sido de ella? Qué pregunta tonta ¿No? Debe estar cuidando de su vida, como todos nosotros. No sé por qué la recordé hoy. Mi mujer me acaba de decir que las nenas no le dejan tiempo para nada. Bueno, creo que esto es todo lo que quería escribir. Adiós, Bouna sera, y que tengan lindos días en lo que viene.

"Imperfecto, imperfecto" pensó el director después de leer el texto; y después, en voz alta, dirigiéndose a su secretaria, dijo: "Mándale una carta patrón de texto recusado y recomiéndale que se inscriba en el taller de escritura".

Lupus, desde Brasil

Bien, hermosa carta. Como ya le dije a Lupus, sólo le falló el futurismo, porque el director no sólo no la envió a la papelera, sino que se permitió desprender una lágrima. Eso es historia de Axxón, y quienes lo hemos vivido con intensidad a la fuerza nos conmovemos. Como tantas otras cosas que pasaron en la vida de uno. En ese momento estaban vivas algunas personas queridas que ya no están, algunos amores no se habían expresado (como el que contás en la carta) y otros no habían dejado de ser. Suerte que somos humanos, y no nos queda otra cosa que continuar, porque así conocemos otros amores y otras personas en las cuales volcar esos deseos tan básicos, tan simples y tan poderosos como servir una taza de café a una persona en el momento justo, cuando lo desea y le da placer.

Eduardo J. Carletti

Enviar las cartas a ecarletti@axxon.com.ar

Desde que abrimos la Lista Axxón se han anotado enormidad de personas, y por esto muchas opiniones que antes se intercambiaban por el Correo ahora se presentan y discuten día a día en la Lista. No me pareció razonable extraer textos de opinión de ella para ponerlos aquí, ya que son medios diferentes. Espero que alguno de los "Listeros" mande de vez en cuando una carta para este Correo. No sea que lo dejemos huérfano...

Eduardo J. Carletti

            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282

Nedstat Basic