Editorial - Axxón 168

Especiación
por Eduardo J. Carletti, director de Axxón


Hace poco, en alguno de los grupos en que participo, se estuvo discutiendo sobre la posibilidad de que en el futuro surja por evolución una nueva especie de humanos.

La teoría fue presentada a los medios el mes pasado.

A muchos de los que opinaron le parecía imposible, algo así como un error científico o de interpretación periodística.

Sin embargo, yo creo que podría pasar.

La creciente desigualdad y la forma en que manejan los más poderosos los conflictos generados por esta desigualdad llevan a un aislamiento y separación cada vez mayor. Los habitantes de los países que tienen buen status de vida cierran poco a poco sus fronteras, impiden la inmigración, salen cada vez menos al mundo y si lo hacen se mantienen alejados de todo contacto con los pobladores extranjeros.

¿Crecerá esta tendencia al aislamiento hasta hacerse total?

Las perspectivas socioeconómicas parecen responder que sí.

Si esto pasa, habrá poblaciones aisladas.

Una de las razones de que se produzca una evolución divergente —que es lo que diferencia a una población para convertirla en una nueva especie— es el aislamiento. Cuando se interrumpe por suficiente tiempo el intercambio de material genético, puede ocurrir...

Las diferencias de entorno, de alimentación, de cuidado de la salud, de la situación del medioambiente, producen presiones evolutivas diferentes.

Es muy posible que, con el debido tiempo, surja una nueva línea genética, otra especie o por lo menos una subespecie.

¿Quiénes serán miembros de la nueva especie, los de adentro o los de afuera?

Creo que sabemos qué es lo que instituirán los más ricos: ellos serán los humanos, los otros no.

¿Con qué leyes juzgarán los poderosos a los miembros de la nueva especie? ¿Tendrán —tendremos— derechos? ¿O pasará como en la prisión de Guantánamo, donde se trata a la gente como animales a los que no les cabe ninguna ley, excepto la del odio y la venganza?

El tema me parece más que interesante, ya que es plausible. Es, por cierto, uno de los temas de la ciencia ficción.

La especie humana, que se reconoce como una de las especies gregarias en este mundo, también tiene una tendencia cada vez mayor a la separación, individualismo, egoísmo y odio mutuo.

Incluso se ve esto en cada nivel de la comunidad: creo que no existe un área de la cultura humana que no se haya dividido en fragmentos cada vez más pequeños.

Porque no me gusta esto, me voy y me creo mi propia comunidad.

Así nos va, muchachos.

Piénselo.

Eduardo J. Carletti, 1 de noviembre de 2006
Mensajes al Director: ecarletti@axxon.com.ar


            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic