CUENTA REGRESIVA (II)

Varios Autores

Internacional

60 - Esos momentos imborrables

Jorge Antares

Comenzó la cuenta atrás del arma que acabaría con todas las guerras: diez, nueve, ocho... tres, dos, uno y... Los científicos se dieron cuenta de que vivían un momento de paz mundial inusitado y propusieron mantenerlo eternamente. Por eso decidieron utilizar la bomba de tiempo. Comenzó la cuenta atrás del arma que acabaría con todas las guerras: diez, nueve, ocho...

59 - Atrapado

Eric Rousset

William despertó en su cama, encerrado bajo una enorme campana de vidrio. Esperó ayuda. Nadie vino. Reflexionó, vanamente, durante tres días. Por último pensó en el revólver, bajo el colchón. Dentro de una habitación que apestaba a whisky, el cuerpo fue encontrado con un vaso en la mano. En él, el reflejo de William gritaría por toda la eternidad.

58 - Cuenta regresiva

Ana María Shua

Para poder dormirme, cuento ovejitas. Las ocho primeras saltan ordenadamente por encima del cerco. A continuación saltan cinco vacas, dos de ellas voladoras. Las sigue un ciervo y después otro. Detrás de los ciervos viene corriendo un lobo, que me descubre por el olfato. Inicio rápidamente la cuenta regresiva.

Cuando llegue a uno ¿logrará despertarme la última oveja?

57 - Salmón cósmico

Jaime Hernández de la Mora

La abertura dimensional se estrechó hasta cerrarse del todo. Ya no podría volver al que había sido su hogar durante largo tiempo. Tantas veces lo había experimentado que no le produjo emoción alguna. En aquellos eones saltando dimensiones nunca había repetido un universo, pero el olor atómico era inconfundible: su lugar de nacimiento.

Supo que aquí moriría.

56 - Abuso de los FX en el cine extranjero

Néstor Darío Figueiras

Intento escuchar a la teniente encarando a la Reina. Debo aparecer cuando le grita #¡Deja a Rodney, bestia!#. Espero.

Me da el pie. O eso creo. Usando dientes y garras, irrumpo provocando una explosión de vísceras sangrientas.

—¡Corten! ¡No ahora, maldición! ¡Repasa el guión!

Agitando su cola rabiosamente, el director pide un nuevo clon de Rodney.

55 - Sentencia

Christian Lisboa

—Marco-D, ¿puedes ingresar al sistema?

—No, jefe. Mi clave está vencida.

—Usa la mía: 429875722

Marco-D digitó la clave. La pantalla~ devolvió el mensaje:

"Usted fue notificado de sus derechos. Procederemos a la desconexión"

De pronto Marco-D quiso dormir. Se desplomó sobre el teclado.

Su jefe se acercó y comprobó la ausencia de signos vitales.

54 - Entre la insostenible levedad y el irremediable peso de las palabras, la frustración del escritor perfeccionista

Joao Ventura

Escribió con palabras leves. El cuento se escapó de sus manos y subió rápidamente en el aire hasta perderse de vista. Recomenzó, usando palabras pesadas. El cuento resbaló de la hoja de papel y se hundió, perdido sin remedio. Cuando, persistente, acabó el tercero, con palabras de apropiada densidad, ya había vencido el plazo.

53 - La piel

Adriel Gómez

Al nacer, notaron que tenía el principio de su biografía escrito en la espalda. Creció. Y las palabras aparecían impresas en su piel tras cada acción, buena o mala... Pero los lectores de su historia nunca sabrán la última frase. Se han dado cuenta de que su propio discurso tatuado lo hace inmortal.

52 - La guarida

Eugenio Barragán

Acércate, ven a mi escondrijo en la penumbra. Aproxímate a mi guarida, he perdido mi máscara con sonrisa. Entra a mi cubil, sólo estoy yo, palpando desde hace tiempo, buscando aún mi máscara. Ven, ven a mi escondrijo. Mírate en el espejo, entra por el filo, acompáñame, busca también tu estúpida sonrisa.

51 - Hambre

Federico G. Witt

Tras el cristal se hallaban expuestos toda clase de manjares y viandas que sólo esperaban que alguien saciara su hambre con ellos.

Observación adicional:

Sin duda, por la agitación que demuestra, sigue teniendo activo el centro del hambre. Lástima que los quironómidos adultos sólo vivan un día y carezcan de boca.

50 - Almuerzo

Susana Duré

—¿Tomás la sopa o llamo al hombre de la bolsa? —amenazó su madrastra, antes de salir.

La niña, inmutable, hizo pasar al joven vagabundo que miraba desde afuera; el hombre dio cuenta del almuerzo con avidez, y le agradeció. La pequeña se acercó a él, sonrió y lo engulló golosamente.

49 - Kafkiana

Daniel Argañaraz

Borges corría por las arenas de un desierto lluvioso y no lograba recordar las figuras ni las leyes del ajedrez. Soñaba, y temía despertarse convertido en un monstruoso insecto de muchas patas, ridículamente pequeñas, tumbado sobre su espalda dura. Una situación kafkiana, sin lugar a dudas. Decidió seguir corriendo.

48 - Repuestos para LoverBot 5000 "Latino Passion"

Marcelo Eugenio Shulman

—Sí, es un latinpasión; en la axila dice 5000. Es para mi sobrina ¿vio? Ojos celestes, sí. Esos, bueno, un chip de sonido de Cristian Castro ¿le quedan? ¿No? ¿Rodrigo? Está bien, ése. Y otra cosa. Sí, sí, mire, lo traje de muestra. Es para mi sobrina ¿vio?

47 - Hastío

Néstor Darío Figueiras

Nos acostumbramos a los conteos sucesivos que acaban con el mundo. Ya todos los apocalipsis se van repitiendo: o cabalgan los cuatro jinetes, o Vishnu inspira, o sobreviene el Big Crunch. Pero volvemos a aparecer tras la hecatombe. Indefinidamente. Y nadie sabe cómo apagar la maldita máquina.

46 - Falta de pago

Federico Schaffler

Todos esperaban ya el inicio de la guerra final. La duda estaba en quién apretaría primero el botón. Cuando el mandatario al fin se decidió, el desconocido e insignificante hombre que cortaba el suministro de energía lo hizo y la Muerte tuvo que esperar otra oportunidad.

45 - Hace millones de años

Sarganar

—¡Bingo! —fue el grito loco de Rhandyog.

Y ante la mirada atónita de todos —sí, el cartón no tenía errores—, el demonio atolondrado se arrastró babeando a buscar su premio. Para él eran juguetes: un agujero negro, dos soles colapsados y un planeta llamado Tierra.

44 - Venganza

Paula Irupé Salmoiraghi

Porque le cerraste la puerta en la cara a la noche, ella redondeó el cubo de tu casa y lo pateó cuesta abajo, lo hizo rodar y rodar como un huevo del que, al amanecer, naciste ciego. Desconsolado gallo que jamás verá otro día.

43 - El viaje

Adriana Alarco de Zadra

El sombrero energético lo impulsaba hacia lugares más altos, más abruptos. No sentía el viento en la cara, ni tenía miedo de la altura. Cuando se quitó el sombrero, estaba aún sentado en el sillón. ¡Albricias! ¡Había inventado un nuevo modo de viajar!

42 - Los mitos que nos persiguen

Jaime Hernández de la Mora

—¡Señor! ¿Qué demonios es eso? —gritó exaltado el segundo de a bordo.

El comandante de la nave con el último reducto de humanidad miró la pantalla atónito. Un antiguo bajel real cruzaba su trayectoria: el Holandés Errante nunca renunciaría a su leyenda.

41 - El monarca y el dragón

Joaquín Torres

El monarca caprichoso prometió la mano de su hija a quién consiguiera traerle una cabeza de dragón. Tiempo después, un dragón escarlata se presentó en la corte con su propia cabeza entre las garras. Había renunciado a la bicefalia por amor.

40 - En el inicio

Ricardo Perugachi

En el inicio Él dijo:

—Los haré a mi imagen y semejanza.

Créanlo, en verdad lo intentó. Pero después de siete días volvió a decir:

—¡Por Belcebú, me salieron mal! Los dejaré en la Tierra y volveré a intentar.

39 - Azul marino

Claudio Biondino

Llegó al fondo del océano y comprendió, horrorizado, que seguía vivo. Por primera vez, las malditas branquias artificiales habían funcionado. ¿No podía haberse ahogado como los demás?... Ahora los carceleros vendrían a buscarlo para continuar con los dolorosos experimentos.

38 - Karma

Erath Juárez Hernández

El Doctor Pérez murió de un ataque en plena sala de quirófanos. Volvió a nacer. Vio con terror una aspiradora emerger en el cálido útero maternal. Un grito sordo, un brazo desprendido. Esta vez, el abortado sería él.

37 - Exotecnología

Juana Gallego

La especie había desarrollado su tecnología en base a seres vivos. Cuando lo desterraron, eligió vivir entre los humanos. Le gustaba, pero al principio le costó acostumbrarse: siempre se angustiaba cuando alguien trataba mal a sus aparatos.

36 - Universos paralelos

Damián Cés

—Tráeme pronto otro átomo de sodio.

—Sí, Señor —dijo solicito el asistente.

Al rato regresó con el pedido y preguntó:

—¿Problemas Señor?

—Sí, otra vez se contaminó el tercer electrón interior con organismos indeseables —contestó Dios.

35 - Consecuencias

José Brox

Silencio. Dolor extremo. ¡BANG! El público, sediento de sangre, comienza a arremolinarse frente a su puesto en la feria de ciencias. Conecta la máquina inversora de la flecha del tiempo. El niño sonríe al comité.

34 - Sólo un segundo

Eduardo J. Carletti

—Espera un segundo y acábalos —dijo Dios a su asistente.

—¿Un segundo de los nuestros o de los de ellos?

Dios, fastidiado: —No preguntes tonterías...

Un segundo después llegó el fin de la Humanidad.

33 - Aquella noche

Víctor Martínez

Y entonces, dirigiéndose a los presentes en aquella sala del sanatorio abandonado, dijo: "Así es, señores, como con la ayuda de este corazón humano y este círculo, convertiré todo ese plomo en oro."

32 - Caída libre

Joaquín Depaggi

Caigo por eones hacia el abajo lejano, capa tras capas de nubes. Soy el primero que lo intenta. ¿Moriré apretado por los gases o atravesaré indemne el diámetro de este gigante gaseoso?

31 - Una ligera contrariedad

José Brox

El último hombre sobre la Tierra disfrutaba su sosiego con deleite. Excepto por un detalle... ¿quién podría ponerle ahora la cremita para aliviar la picazón en ese hongo de la espalda?

30 - Juicio Final

M. Eugenia Pereyra

Soltó su aliento de fuego, su voz tronó: ¡Volved al polvo, hijos de demonios! Teas vivientes y alaridos corrieron enloquecidos. Luego batió las alas, apagó los gritos, dispersó las cenizas.

29 - Reencuentro

José María Tamparillas

Al amanecer apareció ella. Solía venir en la oscuridad, a su llamada. En sus ojos leyó una alegría extraña. Se tocaron, entonces comprendió. Morir no había resultado tan complicado.

28 - Poetas

J. Javier Arnau

Entró en el club de los poetas muertos; toda su poesía desapareció, como un miembro mutilado, muerto, de sí mismo. Decidió pasarse el club de los dramaturgos vivos.

27 - Raúl

Hernán Domínguez Nimo

El cataclismo barrió la superficie del planeta. Millones de personas perecieron, apenas un centenar sobrevivió. Raúl, el protagonista de este cuento, no fue una de ellas. Fin.

26 - Aviso clasificado de ama de casa desesperada

María del Pilar Jorge

Vendo robot usado, sabe cocinar, planchar, pasea al perro y hace los mandados. Tiende muy bien las camas. Si tiene esposo muy celoso, abstenerse de llamar.

25 - Más humano

Gabriel Boz

Usted puede ser que lo quiera, basta con conectarse a nuestro servidor de fantasías. El cerebro del gato se tostó. Él sólo quería ser humano.

24 - Revolución abortada

Joaquín Torres

La reina montó en cólera cuando la conspiración para derrocar a la monarquía quedó al descubierto. Con presteza, ordenó ejecutar a las hormigas insurrectas.

23 - Casamiento

Gabriel Boz

Era linda, pero tenía tres ojos. Mi familia no aceptaba mutantes. Arranqué los dos míos y nos casamos. Al final, alguien debía cuidarme.

22 - Cuervos

María del Pilar Jorge

En el hueco hizo un nido. Acunó a su cría y esperó. El amanecer encontró al vástago deforme devorando a su madre.

21 - Alados

Gina Hasbún

Escucha bien: cuando mueras, seres alados vendrán a buscarte. No lo dudes.

Al morir, de inmediato lo cubrieron las moscas.

20 - OVNI

José María Tamparillas

—¿Aterrizó un ovni? —le preguntó.

Su amigo asintió.

—¿Estás bien? Casi no hablas —dijo preocupado.

—Tu idioma es tan raro...

19 - Indigestión

María del Pilar Jorge

Reptó hacia la madriguera y cayó en un sueño profundo. Despertó haciendo arcadas y vomitó el cuerpo del hombre.

18 - Lo peor

Paula Irupé Salmoiraghi

El Universo comenzó a acelerar su expansión: tu casa ya no está en la esquina de la mía.

17 - La desgracia

Francisco Costantini

El hombre era feliz, hasta que apareció el lenguaje y se interpuso entre él y las cosas.

16 - Vértigo

Carlos Daniel J. Vázquez

Avanzamos a toda velocidad contra el borde del mundo. La inercia nos zambulló entre las estrellas.

15 - Hambre

Víctor Martínez

"Sólo uno más", se dijo mientras se abalanzaba a lomos del viento sobre la ciudad.

14 - Gélido porvenir

Federico Schaffler

¿Qué futuro le puede esperar a la nueva humanidad?

Él, un impotente; ella, frígida.

13 - Últimas palabras

Gonzalo Géller

Nunca voy a perdonarte. Soy un monstruo. Nunca vas a salir de acá.

12 - Revés

Ronald R. Delgado C.

Mimbari murió hace veintidós años... Ahora, tiene toda una vida por delante.

11 - Lo cura

José Brox

Fue la desesperación la que le hizo morder su primer zombie.

10 - Acosadores

Juan Pablo Noroña

—Señor, ¿desea chica, habano, salsa, alojamiento?

—Llévame ante tu líder.

09 - Prueba de concepto

Carlos Daniel J. Vázquez

Es un hombre. ¿Crees que será necesario ponerle boca?

08 - Mala suerte

Damián Cés

—¡Adelante, joven! Salió su número —exclamó la Parca.

07 - Peligros de los refranes I

Saurio

Se fue a Sevilla. Murió de pie.

06 - Demasiado Tarde

Federico Schaffler

Cuando Jesucristo regresó, ya no estábamos.

05 - Propaganda antisoviética

Federico Schaffler

Houston, el Águila ha aterrizado.

04 - Teratofilia

Marcelo Eugenio Shulman

—¡Ven y abrázame, monstruo!

03 - Microsegundos después del Big-Bang

Eduardo J. Carletti

¡Llama a Reparaciones!

02 - Frente al espejo

Gonzalo Geller

—¿Qué soy?

01 - El fin del cuaternario

Claudio A. Amodeo

¡Kaboooommmmmmmm!

00 - En el principio era el vacío

Joao Ventura


Selección de Carlos Daniel Joaquín Vázquez

Aunque aquí salen algunas que por alguna razón no salieron en la primera tanda, esta vez costó algo más juntar la lista de las obras que más nos gustaban. Queríamos variedad, autores nuevos y consagrados, temas diversos. A veces resulta increíble se pueda decir tanto con tan poco, sugerir más que mostrar.

Y ojo que hay para más, así que no aflojen.


Axxón 180 - diciembre de 2007
Selección internacional (Cuentos: Minicuentos : Microcuentos : Ficción Especulativa : Fantasía : Terror : Ciencia-Ficción : Internacional).

            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic