Editorial - Axxón 184


Hambre... aquí no


Eduardo J. Carletti, editor de Axxón

Amigos, quiero decirles con sinceridad que pasan tantas cosas a nuestro alrededor que la verdad no sé sobre qué escribir. No porque no encuentre temas, sino porque no quiero resultar aburrido, obsesivo, repetitivo, o deprimir a causa de lo que finalmente elijo para hablarles.

Entiendo que nuestro género nos gusta porque nos permite viajar, movernos en el tiempo, en el espacio, en culturas, en ideas, en mundos. Quizá algunos (como yo, como no) estén hartos de noticieros, de problemas y enfrentamientos, de las crisis que se desatan y las que son desatadas; del hambre en el mundo, que crece; del egoísmo en el mundo, que nunca disminuye.

Quizás aquí estemos hartos de que mientras algunos sufren de hambre y de todas las carencias, otros arrojen comida, o fuercen cosas para que la comida que podría calmar a tantos se pierda para siempre. Sólo por más dinero se hace esto, dinero que no les está faltando.


Pero no, no voy a hablar de la realidad de los noticieros. Voy a hablar de este número de Axxón. Hablemos mejor de imaginación y de los mundos que podemos crear en nuestras mentes.


En los textos que componen la apertura de este número tenemos un amplio conjunto de temas, la mixtura típica de las señeras revistas que nos precedieron en nuestro género. Una mezcla evocadora, sorprendente, variada, en fin... se podría decir que es un colorido, rico y agradable cambalache.

No sé si los extranjeros entienden cabalmente el término, esta palabra mágica la inmortalizó el tango pero en realidad se refiere a algo aún más variado y heterogéneo.

Pero bueno, si nos dan un poco más de tiempo, verán de qué se trata: recién empezamos.


Encontrarán en esta actualización cuatro nacionalidades y edades diferentes: un norteamericano mayor y muy premiado, que nos ofrece un tema que, al leerlo aquí y sin saber la altura con la que lo encara este autor, le puede poner los pelos de punta a muchas personas: la religión.

Tenemos a un autor español que, casualmente, luego de que estuvimos hablando estos días en el taller literario de Axxón de la riqueza de los mitos de nuestra cultura sudamericana y de lo interesante que puede ser explotarlos en nuestros cuentos, nos trae un relato mágico, evocador, de seres míticos europeos.

Y tenemos a un autor argentino, como no, con una historia en el espacio, con estación orbital, colonias, extraterrestres humanoides, choque de... bueno, mejor no adelanto más: ciencia ficción con todas las letras y sin atenuantes.

Y esto se completa (por esta semana, recuerden que continuaremos) con un cuento del más puro terror sobrenatural, pleno de escenas bien gráficas, de un jovencísimo autor griego.

Lo que se llama un variado menú...

Y un adelanto de la compuerta que abrimos en este número, y a partir de ahora, por la que derramaremos con amplitud el intenso aporte de relatos que estamos recibiendo.


Recientemente —dos o tres días, nada más— tuve el gusto de enviar cincuenta y dos avisos de "cuento aceptado para publicación" a los autores que nos han presentado trabajos en los últimos tiempos.

Y tenemos más del doble de esa cantidad en evaluación.

Aprovecho para agradecer en público esta enorme tarea al grupo de lectura, que hace un esfuerzo incesante y totalmente desinteresado.

Estos cincuenta y dos cuentos que ya sabemos que publicaremos están siendo ilustrados, recopilados los datos de los autores, corregidos en una última revisión, establecidos los cuentos relacionados, clasificados según la temática, es decir, la preparación habitual que requiere cada cuento... Y la verdad que nosotros mismos nos sorprendemos al chequear el número, hay que tener en cuenta que en los ejemplares recientes hemos publicado unos quince cuentos por mes, desde la longitud mínima de la minificción, pasando por el cuento breve y llegando —habitualmente, y no como rareza— a la extensión de novela.


Creo que este caudal que nos llega, y que ofrece Axxón mes a mes, ya se puede llamar un fenómeno. Una cosa así deja y dejará marca, hace historia, y no pasará en vano.


El tiempo lo dirá. Por ahora, disfrutémoslo.

Eduardo J. Carletti, 3 de abril de 2008
Mensajes al Editor: ecarletti@axxon.com.ar


            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic