¡ME GUSTA
AXXÓN!
  
 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

ARGENTINA

 

 

 

Eduardo Carletti, hace unos días nomás, decía a través de una de las cuentas de Facebook (Axxón Ciencia Ficción):

 

 

Hoy es un día gris en Buenos Aires, y estuve leyendo palabras de derrota en algunas personas. Amigos, tanto escribir como editar es muy difícil. Si la motivación es buscar la gloria, el aplauso, olvídense… no es el ámbito adecuado. Quizás sientan la sensación de haber hecho lo correcto luego de MUCHO TIEMPO… y, sinceramente, después de MUCHO trabajo y persistencia. Pero no se logra la felicidad en este ambiente de la ciencia ficción hispano-latinoamericana en poco tiempo, sépanlo. No se logra ni siquiera en mucho tiempo; incluso, seamos claros, en el país donde la ciencia ficción manda MUCHÍSIMA gente que hace cosas —incluso cosas muy buenas— lo sufre igual. No hay tantas oportunidades ni tanto triunfo como creemos. Sus convenciones literarias no son multitudinarias; quizás sí las relativas a películas, cómics o disciplinas como el manga. De modo que déjense llevar por lo que les dicte el corazón (sin ponerme en Coelho ni en discurso de púlpito… estoy lejos de todo eso) y hagan lo que les gusta con todas las fuerzas que puedan sacar de ustedes mismos. No se enojen con los demás si no logran lo que esperan. Nadie tiene la culpa: todos, todos, todos tenemos la culpa si es que no hicimos algo por impulsar; algo que no sea impulsarse a sí mismo, sino impulsar el género. Si quieren hacer alguna cosa que mejore la situación, no lo digan: HÁGANLO. Cada vez que se debate este tema surgen decenas, centenares de propuestas del estilo “Deberíamos hacer”, “Estaría bueno que”, “Lo que hay que hacer”… pero esto no es más que un fósforo (cerilla, para algunos que siguen esta revista fuera de Argentina) encendiéndose aislado. Si no está el combustible cerca, el fuego es momentáneo: se enciende, brilla un instante y se consume sin efectos. No es fácil reunir la leña, apilarla, mantenerla seca, darle el aire suficiente, y una vez encendida esa hoguera, lograr que quede iluminando para siempre, como un fuego eterno. Hay un trabajo constante en mantener los logros, y es un trabajo duro si no se obtiene lo que se espera, y sí se adquieren algunos enemigos que te hieren. No estoy hablando metafóricamente, les habla un soldado cubierto de heridas, caído muchas veces en el campo de batalla, trastabillando aún y viendo siempre —cada vez— por dónde se puede dar un golpe de espada para mejorar la situación. Cuando hayan estado décadas en esto, podrán comprender en plenitud lo que digo. Si son jóvenes, quizás digan que esto se muere —lo han dicho muchas personas, decenas, centenares de veces— mucho antes de haber batallado lo suficiente. No es un ambiente muy gratificante, lo sé muy bien. He persistido mucho tiempo, me han abandonado muchos atrás de proyectos que pintaban mejor, me ha dolido, me han acompañado algunos y algunas con enorme fidelidad y gran esfuerzo, otros se han ido, hemos logrado algunas cosas, tenemos un nombre, muchas personas encontraron su primer peldaño en esto, y esto es como una vida. Como la vida de muchas personas. De la mayoría de las personas. Agridulce. Con momentos felices y momentos de dolor y derrota. Pero aquí no hay billetes de lotería premiados: se logra en proporción al esfuerzo, en la enormísima mayoría de las veces. Pero lo que sí no se logra es con el pataleo, la queja o esperando de los demás: doy fe.

Mucha suerte en sus proyectos, a todos. Los más jovatos tenemos derecho natural a estar cansados. Hay mucha gente joven en este ámbito. Si aman lo que hacen, pondrán lo suyo para que las hogueras no se apaguen.

O encenderán nuevas…

Y esto seguirá vivo.

Un abrazo.

 

 

Imagino que les suena a despedida, pero no lo es. La generación a la que pertenece Eduardo nos ha dado grandes campeones dentro del fantástico, y los conozco lo suficiente como para saber que no dejarán de estar por ahí, tal vez no en la primera línea, pero siempre presentes, hasta el último aliento.

Axxón es un monstruo grande y con muchas patas: una es esta revista, pero también están el sitio que le da cobijo, las noticias, la presencia en las redes sociales, la lista de Yahoo… Es allí, en esta última —y también, un poco, en Facebook— donde resurgió la ya consabida queja sobre lo mal que le va al fantástico por estos lugares, y lo lejos que estamos del triunfo con respecto a la literatura general. Por suerte, la cosa no terminó allí, y surgieron algunas ideas que resultan interesantes, muy gratas (como la próxima apertura del Planetario de la Ciudad de la Plata, en donde se podrían hacer muchas cosas) y, por sobre todo, las ganas que demuestran algunos a la hora de hacer, y que espero se concrete en hechos).

Por lo pronto, creo que como fanas de lo fantástico tenemos muchas más posibilidades que cuando esta revista comenzó a salir. Estamos mucho más conectados. Claro que hay muchos más estímulos y alternativas, muchos más canales. Y también es común y totalmente válido que cada uno quiera hacer su propio camino. Yo prefiero sumar aquí, en Axxón, que es mi propia casa.

Les voy a contar algo que me gustaría: tener, cada tanto, una reunión real donde leamos cuentos, donde compartamos lo que hacemos. No una reunión de bar: la pasamos bárbaro, pero es algo más afectivo y de contacto que otra cosa. Que se pudiera filmar cada lectura, y que la misma fuera compartida con aquellos que, por la razón que sea, no pudieran estar presentes. Por supuesto, con todo gusto aquí habría un lugar para compartirlas, si fuese necesario.

No sé, son cosas que se me ocurren distintas a las que ya venimos haciendo, a las que solemos (o solíamos) hacer. Quisiera que ese fervor que parece estar ahí, agazapado, pueda bullir y dar más vida a ese movimiento que no es terriblemente grande, pero que está.

Mientras pasan todas estas cosas, mientras pensamos, como creadores y/o gourmets del fantástico, qué queremos hacer y cómo —o, al menos, tomamos conciencia de si realmente queremos hacer algo—, recorro las páginas de estos últimos Axxones (¡y también de los primeros!) y siento, ¿saben?, el mismo orgullo. Muchos años de trabajo duro, pero también de satisfacciones: conocer autores “nuevos” es algo muy gratificante, saber que el brindarles un espacio es parte del camino que debemos recorrer, que sin importar el lugar de residencia se trata de alguien cercano, alguien con quien compartimos los mismos sueños, esperanzas y —a veces, por qué no— frustraciones. Y ni les cuento de los ilustradores, y de los pocos pero siempre leales colaboradores que están allí, apuntalando, para que cada número llegue a ustedes.

Aprovechen, la casa es grande: háganla suya también. O vengan de visita, tan seguido como quieran. O hagan e inviten, pues seguimos teniendo ganas de compartir, también fuera de casa.

Para eso mantenemos siempre las puertas abiertas.

 

 


Axxón 241 – abril de 2013

Editorial


6 Respuestas a “Editorial: “Bajar los brazos””
  1. En fin, está lejos de estar todo dicho en la cf. Adelante.
    Y arriba, Edu ;)

  2. Cristian Caravello dice:

    Es curioso el título: “Bajar los brazos”. Es que el editorial destila entusiasmo por donde se lo mire.

  3. Gran editorial, de esas que hay que guardar y releer.

  4. Carlos Duarte dice:

    Animo Dany, Eduardo y toda la gente de Axxon
    Todos estos años han sido un referente en Hispanoamerica y admiramos muchisimo su trabajo. Muchos de nosotros publicamos nuestros primeros cuentos en Axxón y este siempre será un lugar entrañable. Tiene muchisima razon Eduardo cuando dice que lo importante es hacer no solo hablar y quejarnos.
    Es lo que hemos tratado de hacer por aca por Cuba un grupo de amigos cada vez más grande, hace unos años todos se quejaban de que las editoriales cubanas menospreciaban el genero fantastico y que era imposible publicar, hoy hay varias editoriales que han priorizado estas obras en su restringido plan editorial. Hicimos el taller Espacio Abierto para que no murieran los talleres literarios del genero en Cuba y ya tenemos 4 años de trabajo sostenido, y el año pasado se sumo un segundo taller, Convergencia. Hicimos Korad, que ya va por 12 numeros, hicimos los eventos teoricos Espacio Abierto, y los dias 27 y 28 de abril celebraremos la V edición en La Habana (estan todos invitados), hicimos el concurso Oscar Hurtado y tambien premiaremos este mes la V edicion. Todo eso sin recibir un peso de ninguna organizacion estatal ni privada. Todo con nuestros propios e infimos recursos (Para los que no lo sepan el salario medio en CUba vienen siendo unos 300 o 400 pesos cubanos lo cual son menos de 20 USD). El grupo Dialfa Hermes moviliza todos los meses decenas de jóvenes en una biblioteca para hablar de temas de fantasticos y proyectar filmes. Y digo todo esto no para darnos bombo y platillo sino para compartir humildemente nuestra experiencia. Se puede hacer mucho con poco por las cosas que amamos. Y Axxon es la mejor prueba de esto.
    un abrazo a todos de parte de la comunidad cubana de CF y Fantasia
    Carlos Duarte

  5.  
Deja una Respuesta



ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109
110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132
133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155
156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178
179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201
202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224
225 226 227 228 229 230 231 232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247
248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260 261 262 263 264 265 266 267 268 269 270
271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283                    
Nedstat Basic