Revista Axxón » Editorial: “Revoluciones” - página principal

¡ME GUSTA
AXXÓN!
  
 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

ARGENTINA

 

 

Al mirar a mi alrededor puedo ver una infinidad de cosas que son de ciencia ficción. No me refiero solamente a los elementos tecnológicos —y principalmente informáticos— que hoy nos rodean o que esperan su momento en los laboratorios. Hay otros elementos, aquellos asociados a los fenómenos sociales, que también están transformando de forma apabullante la manera en que nos relacionamos. Bombardeados por una conectividad que vuelve prácticamente inmediato cualquier suceso, sea importante o no, no llegamos a valorar en su totalidad ni el medio ni el mensaje, porque ya hay algo más que reclama nuestra atención y entonces todo se vuelve vacuo y evanescente.

Mis hijos pertenecen a esa generación conectada desde su nacimiento. Yo también estoy inmerso en este mundo conectado, pero debo reconocer que soy un adoptado, alguien que ha migrado con ganas pero a la fuerza a este nuevo mundo que no termino de entender. Yo nací en otro siglo, cuando para interactuar con otra persona había que verla, tocarla, hablarle frente a frente. Como última opción estaba el teléfono, el cableado, no el omnipresente celular. Cuando recuerdo mi niñez, incluso mi adolescencia, veo un mundo diferente que funcionaba a otra velocidad, y eso se nota claramente en quienes debemos interactuar con nativos de este mundo que marcha a la velocidad de la luz. Ojo, no es un tema de nostalgia, sino de otredad: en este otro mundo vivimos inmersos en una revolución constante y frenética, y debemos estar preparados para una adaptación permanente.

Sin embargo, es obvio que esto es sólo uno de los niveles visibles de las cosas. En este mundo convulsionado hay muchas capas de realidad que se superponen, con corrientes y contracorrientes que pululan de forma invisible buscando su lugar y su supervivencia día a día. Porque las cosas que se han corporizado no son sólo maravillas.

Aunque en su nacimiento haya sido planteada como escapista, esta literatura que muchos hemos tomado como propia se caracterizó luego por ser revolucionaria, por empujarnos siempre un paso más allá, por abrirnos los ojos y, por sobre todas las cosas, la imaginación.

Jinetes montados sobre una ola gigantesca e inevitable, tal vez tengamos tiempo, todavía y a pesar del vértigo embriagador, para ver a quienes nos rodean y también a nosotros mismos. En esta realidad cambiante, muchas veces fría y cruelmente materialista, el arte sigue siendo un camino válido no sólo para levantar banderas de alarma, sino también para crear alternativas que nos permitan vislumbrar un futuro más justo y equitativo.

Que así sea, pues, nuestra revolución.

 

 


Axxón 247 – octubre de 2013

Editorial


6 Respuestas a “Editorial: “Revoluciones””
  1. Eduardo Poggi dice:

    Excelente editorial: nunca tuvimos tanta información disponible, y jamás hubo tanta incomunicación. Aunque hubiera que esperar años para que te instalaran el teléfono de línea, la proximidad y los tiempos permitían que la comunicación floreciera. Hoy se mira y no se ve, se oye y no se escucha. Hoy no importa la respuesta certera, importa la rapidez en responder. La respuesta certera puede llegar tarde, y a nadie ya le importará: habrá otro tema en primer plano.
    Ojalá que esa esperanza de tu último párrafo eche raíces y crezca sana.
    Felicitaciones por el editorial, Dany: muy bueno.

  2. Teresa Mira dice:

    Amén a ese final

  3. Raúl dice:

    Somos nosotros, nacidos en otro tiempo, los más adecuados para revolucionar esta nueva cultura, actuando como una especia de rompeolas? O resultaremos simplemente un barrilete frente a un huracán? Por supuesto que es mejor intentarlo que terminar preguntándinos qué hubiese sucedido si…

  4. Ricardo Giorno dice:

    Todos los males del mundo son “hoy”, siempre hoy. Ayer fue mejor, me decía mi abuelo con otras palabras. Sin embargo, soy de los que creen que hoy es mejor que ayer. Mirándome el ombligo puedo decir que hoy es mejor que ayer porque hoy estoy yo. Como dice la editorial: “Sin embargo, es obvio que esto es sólo uno de los niveles visibles de las cosas. En este mundo convulsionado hay muchas capas de realidad que se superponen, con corrientes y contracorrientes que pululan de forma invisible buscando su lugar y su supervivencia día a día. “. Y eso es lo que quizá miramos cuando afirmamos lo que afirmamos: solo un capa de la realidad.
    A no desesperarnos, el Hombre sabe por Hombre pero más sabe por viejo, y lo viejo termina irrumpiendo por el lado menos esperado: ya hay reuniones de jóvenes amigos donde se prohíbe ingresar con el celu encendido.
    ¡Hasta la próxima Editorial!

    • dany dice:

      Ricardo, en ningún lado se habla de “males” ni de desesperación (al menos no directamente). Lo que intento decir es que, entre otras cosas, debemos aprender a leer la realidad actual y actuar en consecuencia. Y también entender “cómo funcionan” quienes nos siguen, para quienes las cosas tal como se dan hoy son naturales. Raúl se pregunta quiénes somos nosotros, nacidos en otro tiempo, para “hacer de rompeolas”. ¿Y si en vez de intentar romperlas las montamos?
      Creo que hay mucho para conocer, entender, y luego crear.

  5.  
Deja una Respuesta



ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109
110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132
133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155
156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178
179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201
202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224
225 226 227 228 229 230 231 232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247
248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260 261 262 263 264 265 266 267 268 269 270
271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283 284                   
Nedstat Basic