Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0022, 15-02-2002


La película, nuestra imaginación...

Después del estreno de "El Señor de los Anillos", muchos de los que la habían visto aseguraron que los personajes, los monstruos, los paisajes o las ciudades eran tal cual ellos lo habían imaginado.

Esto no es raro.

Parte de nuestra imaginación sobre los libros de Tolkien mucho tienen que ver con la visión y los dibujos de Alan Lee y John Howe. Y, precisamente, estos dos maestros fueron invitados a participar de la película como consultores. El primero, como artista conceptual y decorador. Lee tenía experiencia en estas lides pues participó como diseñador conceptual en "Legend", del director Ridley Scott, y había trabajado en "Erik, el Vikingo". La necesidad de convocar a Alan Lee para la película surgió de forma natural. En 1995, cuando empezó a plantearse seriamente el rodaje de "El Señor...", el director de la película, Peter Jackson, tropezó con la edición de la novela ilustrada por Lee.Rivendell'', por Alan Lee, 1991. "En un principio, no compramos el libro por los dibujos, pero mientras pensábamos cómo adaptar la historia a la pantalla los hojeábamos todo el tiempo y los dibujos empezaron a causarnos gran impresión, y cuanto más nos familiarizábamos con el mundo de Tolkien, más nos costaba imaginar lugares de la historia que no se parecieran a las obras de Alan Lee".

Jackson localizó al artista en una pequeña población próxima a Dartmoor, en Inglaterra. Lee confiesa que un día le llegó un video de "Criaturas celestiales", un trabajo anterior de Jackson como director, y una carta del cineasta hablándole del nuevo proyecto. "Me impresionó el hecho de que quisiera ser fiel al espíritu de los libros —cuenta Lee—, e intentara crear un mundo verosímil con paisajes y lugares auténticos. La invitación a ir a Nueva Zelanda llegó en uno de esos raros momentos en que no tenía ningún contrato en el horizonte, así que telefoneé a Peter y le dije que iría".

Se suponía que necesitarían a Alan Lee entre tres y veinte semanas, pero tres años después seguía allí, como un neocelandés más. En una de las fotos del backstage de la película se lo ve de pantalones cortos, con una camisa azul manchada, balde pintura y pincel en las manos, dando un toque de realismo a uno de los decorados. "No puedo evitar involucrarme —explica Lee—, estoy allí y sólo tengo que tomar el pincel y meterme dentro".

'The Dark Tower', por John Howe, 1991

El canadiense John Howe participó de "El Señor..." como artista conceptual. Muchas de las escenas más dramáticas de la película (por ejemplo, el momento en el que los Jinetes Negros son arrastrados por las aguas, en el Vado de Bruinen), están inspiradas en sus dibujos. Howe dudaba que un proyecto tan ambicioso pudiera hacerse. Recibió un llamado en su actual residencia de Suiza una madrugada, durmió poco esa noche y a la mañana siguiente ya tenía el "sí" decidido. Pero la contribución de Howe fue más allá, pues es un entendido en temas de la Edad Media. Según Richard Taylor, de Weta Workshop (a cargo de las criaturas, miniaturas, armaduras y supervisión del maquillaje), "la llegada de John fue como la llegada de un experto recipen venido de la Edad Media. La pasión de John por esta época nos contaminó a todos y sin dudas dio una nueva dimensión a nuestro trabajo".

Resultan interesantes algunas apreciaciones de Howe sobre el trabajo de diseño por ordenador. Referente a los diseños en 3D de las bestias malignas comentaba: "¡Es fantástico! Nunca volveré a tener que dibujar estas cosas desde cero. Bastará con llamar a Weta Digital y decir: ´Una bestia cruel, por favor, desde un ángulo posterior de 270 grados, desde arriba, con las alas levatadas´".

El otro componente que ayudó a retratar en la película las aspiraciones de Tolkien (y de millones de imaginativos tolkenianos), es el paisaje de Nueva Zelanda. Y allí se notó el genio y el amor por el terruño de Peter Jackson. El documentalista Costa Botes (que realizó un pormenorizado seguimiento del proceso de pre-producción y filmación), comentó: "Las localizaciones eran demasiado buenas para pasarlas por alto; la mayoría se escogió por su esplendor escénico, pero también se han utilizado otras que parecían sorprendentes. Peter ha rodado escenas en lugares que a nadie se le hubiera ocurrido usar; muchos estaban en la ciudad de Wellington, como un parque con árboles o detrás de unos columpios, donde, si mirabas un poco a la derecha o a la izquierda, veías que era una ciudad, pero, sin embargo, desde cierta perspectiva, estás en la Tierra Media".


Joe Garrafex (2002)
(Parte de esta información fue extractada de la "El Señor de los Anillos: Guía oficial de la película", de Brian Sibley).

Página Axxón