Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0066, 11-04-2002


La silenciosa guerra química

Quietas y asoleadas, las plantas, que no poseen nervios ni músculos, jamás exhiben comportamientos dramáticos. Pero esto es sólo una apariencia: silenciosamente, como los espías humanos en medio de un conflicto, se comunican y se defienden. Cuando los insectos forrajeros muerden sus hojas, fabrican productos químicos que les producen indigestión o los hacen sentir satisfechos, falsamente llenos. Además, las hojas dañadas emiten ácido jasmónico, que les indica a las otras hojas de la planta que deben preparar sus músculos químicos antes de que lleguen los chicos malos. Las plantas de maíz y de la arveja llaman a sus mercenarios: cuando ciertas especies de orugas mastican sus hojas, las plantas emiten productos químicos que atraen a las avispas parasitarias. Las avispas son los peores enemigos de las orugas, ponen huevos en ellas y luego las larvas que nacen se comen vorazmente a sus anfitriones.

Revista National Geographic



            

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares


Página Axxón