Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0075, 27-04-2002


Chorros estelares de miles de millones de kilómetros

Los impresionantes chorros de gases que brillan en el cosmos van desde la escala estelar hasta monstruosos corredores de años luz de tamaño en los cuásar y están formados de materia gaseosa que emite rayos X de alta intensidad y otras radiaciones electromagnéticas. El telescopio Hubble ha permitido ver en detalle muchas cosas nuevas, entre ellas estas imágenes de chorros de gases emitidos desde estrellas en formación. Estos chorros, que generaron interrogantes durante décadas, son el resultado las fuerzas dinámicas de la creación de la estrella: los lanza el disco de gas y polvo que va cayendo en la estrella embionaria.

La escala que se muestra en el extremo inferior-izquierdo de cada imagen representa unos 150 mil millones de kilómetros, o 1000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol. Las imágenes son de luz visible. La sigla HH corresponde a los objetos Herbing-Haro, el nombre que se les da a las parcelas brillantes de nebulosa que aparecen como alejándose de las protoestrellas a las que están asociadas.

En el objeto protoestelar HH-30 (arriba) se puede ver el borde del disco de polvo que gira alrededor de la nueva estrella en formación. El disco se ve como una línea opaca sobre el centro de la estrella, pues el polvo tapa su luz, y se ve iluminado intensamente en sus partes superior e inferior. El chorro emana de la región interior del disco y posiblemente desde la misma estrella. El Hubble ha mostrado por primera vez que el chorro se extiende por varios miles de millones de kilómetros, pero a pesar de su extensión se mantiene confinado en un delgado haz. Esta protoestrella está a 450 años luz de la constelación de Tauro.

Arriba vemos a HH-34, una imagen diferente. En este caso el chorro muestra un notable aspecto de collar de cuentas. Alguna vez se pensó que era producido por un fenómeno similar al efecto hidrodinámico (como en la salida de la turbina de un avión), pero en realidad esta estructura se forma porque la salida de denso gas desde la estrella se produce en porciones, como los tiros de una ametralladora. Este gas se mueve a velocidades del orden de los 750 mil kilómetros por hora. La estructura del chorro sugiere que la caída de material desde el disco que la rodea se produce en trozos y no continuamente. Esta protoestrella está a 1500 años luz de distancia de la Nébulosa de Orion, una región donde se produce el nacimiento de estrellas.

El tercer objeto que presentamos es HH-47, que revela un chorro con un dibujo muy complicado que indica que la estrella (que está oculta detrás de la nube de polvo que se ve en el lado izquierdo de la imagen) podría estar bamboléandose como un trompo, probablemente a causa del tirón gravitatorio de su estrella compañera. El chorro es inmenso, tiene 4,5 billones (billones de los nuestros) de kilómetros de longitud. La imagen detallada del Hubble revela que el chorro ha "excavado" un hueco a través de la densa nube de gas y que viaja a alta velocidad hacia el espacio interestelar. El chorro colisiona contra el gas interestelar, lo que produce ondas de choque y lo hace brillar. Los filamentos blancos a la izquierda son la luz reflejada de la estrella recién nacida, oculta tras la nube. El sistema HH-47 está a 1500 años luz de la Nebulosa Gum, sobre uno de sus lados. Esta nebulosa sería, probablemente, el remanente de una supernova y es visible en el hemisferio sur.

Informe preparado por Eduardo J. Carletti, 2002



Página Axxón