Noticias en la página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

15/Ene/04




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Una binaria de dos púlsares puede revelar secretos de la gravedad

Es un sistema altamente inusual y es una intensa fuente de ondas gravitatorias.

(Nature) Los astrónomos imaginan que un raro conjunto de estrellas está compuesto de púlsares. Este descubrimiento único permitirá probar la teoría de la relatividad einsteniana de manera nueva y entender mejor los haces de energía que generan las púlsares. "Éste es un descubrimiento altamente significativo", dijo Robert Massey del Royal Observatory en Greenwich, Londres, Reino Unido. Einstein predijo la existencia de ondas gravitatorias, pero nunca se las ha observado directamente. "No hay muchos objetos por allí que puedan ser fuente suficiente y copiosa de ondas gravitatorias, pero éste es uno de ellos", dijo.

Un equipo internacional de científicos publicó primero información sobre el sistema binario el 2 de diciembre pasado, pero ellos pensaban que estaba compuesto de una púlsar y una estrella de neutrones, una combinación que ya es, de por sí, relativamente exótica. A las púlsares —estrellas en rotación que emiten haces dirigidos de luz y radiación—, se les llama los "faros" del universo. Las estrellas de neutrones son los restos increíblemente densos que quedan después de que estalla una estrella como supernova. El descubrimiento de que la estrella de neutrones pequeña es, además, una púlsar, hace al sistema más inusual.

El error inicial del grupo fue, simplemente, cuestión de mala suerte, dijo Andrew Lyne, director del observatorio de Jodrell Bank en Macclesfield, reino Unido, y autor principal del primer estudio. Mientras las dos púlsares giran una alrededor de la otra, la estrella más grande aparta el campo magnético de su hermana, distorsionando su haz de radiación. "Nosotros sólo dedicamos unos cuatro minutos para observar cada parte del cielo. Fue mala suerte que la primera vez que miramos el sistema la púlsar más pequeña estuviera muy débil como para verla", dijo Lyne.

Mientras que la púlsar más grande rota cada 23 milisegundos, su compañera completa una rotación cada 2,8 segundos, un poco más lento que un disco en su tocadiscos.

Lyne y sus colegas piensan que el sistema se formó porque la púlsar más grande absorbió materia de un estrella compañera, girando más y más rápido mientras lo hacía. La compañera se comvirtió en una segunda púlsar, más pequeña, después de la explosión de supernova.

Se piensa que binarias como ésas emiten ondas gravitatorias cuando cada estrella gira alrededor de la otra, perdiendo energía hasta que se unen en una intensa colisión. Se cree que el fin de la danza de estas púlsares será dentro de unos 85 millones de años, y quedará señalado por un postrero y enorme impulso de ondas gravitatorias.

Usando estrellas binarias, ya se han medido cuatro efectos diferentes que caen más allá de la simple gravedad newtoniana. Todos ellos son consistentes con la teoría de la gravedad de Einstein.

La orientación de las dos púlsares significa que la radiación de una brilla a través del campo magnético de la otra, ofreciendo a los científicos una oportunidad sin precedentes para descubrir qué pasa en la región que rodea las inmediaciones de una púlsar. "En el pasado sólo podíamos imaginar aproximadamente cosas como esta —dijo Lyne—. Ahora podemos observarlas en la realidad."


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002