Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

10/Ene/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Un descubrimiento en pájaros ayuda a entender cómo los niños desarrollan el lenguaje

Expertos de dos universidades hallaron en que zona del cerebro las aves almacenan las melodías que aprenden de sus padres. Se supone que los bebés aprenden a hablar de la misma manera.

(Clarín) - Científicos de EE.UU. descubrieron la zona del cerebro donde los pájaros almacenan las melodías aprendidas de sus padres, hallazgo que ayuda a explicar el proceso mediante el cual los niños desarrollan el lenguaje.

En un artículo divulgado hoy por la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences", los investigadores afirman que el descubrimiento tiene implicaciones para los seres humanos porque el hombre, al igual que las aves, aprende a vocalizar mediante la imitación de sus progenitores.

"Este descubrimiento es importante porque proporciona una prueba neurobiológica que ayuda a explicar el proceso mediante el cual los niños desarrollan el lenguaje", indicó Patricia Kuhl, de la Universidad de Washington, en Seattle.

"Si los procesos de aprendizaje en las aves y en los seres humanos tienen similitudes formales, lo que parece que sí ocurren, entonces estudiar el cerebro de un pájaro nos podría revelar de qué forma sucede la imitación en las células del cerebro", señala en el artículo, David Vicario, de la Universidad estatal de Nueva Jersey.

Los científicos de esa universidad y de la de Wesleyan indicaron que las aves guardan el recuerdo de las canciones en un sector del cerebro vinculado con la audición. Eso significa, según señalan, que una vez guardado ese recuerdo las guía en el proceso de aprendizaje vocal.

"Existen pruebas independientes...de que algo similar ocurre con el aprendizaje del lenguaje por parte de los seres humanos y es parte del mecanismo con el que los niños aprenden a hablar", señala Vicario.

Aunque se sabe que hay otras especies que imitan los ruidos de sus progenitores, como las ballenas, los delfines y los loros, los científicos centraron sus estudios en un pájaro australiano que se desarrolla fácilmente en cautiverio.

Claramente, esos pájaros imitan el canto de sus padres, al comienzo de manera torpe, pero lo van mejorando a medida que se desarrollan físicamente.

Aportado por Eduardo J. Carletti


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002