Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

30/Ene/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Los cristales de la vida

Lo que parece vivo no siempre es vida. Con este corolario inquietante concluyó anoche su exposición, en la Tribuna Ciencia y Futuro en Andalucía, Juan Manuel García Ruiz, profesor de investigación del CSIC y director del Laboratorio de Estudios Cristalográficos de Granada.

(Diario de Servilla) - Experto internacional en los sistemas de cristalización de la materia, García ha encontrado en este campo aplicaciones tecnológicas (en concreto, en cristalización de proteínas) que, protegidas bajo patente española y producidas en Andalucía a través de una empresa elocuentemente denominada Triana Science and Technology, están en la cartera de compras de entidades significativas, como la Agencia Espacial de Japón.

Con su intervención, García abría en la sede del CSIC en Sevilla este foro de divulgación promovido por la propia entidad de investigación estatal, la CEA, la Fundación El Monte y el Grupo Joly. Su conferencia, bajo el título ‘La vida: estudios del origen y oportunidades para el futuro", fue en esencia la descripción de un ejemplo de tenacidad científica que ha terminado por cuestionar algunos dogmas hasta hace poco intocables en el mundo de la investigación centrada en la búsqueda de pistas de la aparición de la vida en la tierra y, por ende, en otros planetas, rematado por un ejemplo demostrativo palmario de cómo es posible conectar con éxito ciencia y empresa desde Andalucía.

El profesor García, desde que era un doctorando, hace 25 años, le ha estado dando vueltas a un asunto: las similitudes sorprendentes que existen entre las estructuras de cristalización geológicas y las formas de articulación de los seres vivos. La oportunidad para hacerse preguntas más concretas vino cuando empezó a aceptarse (de hecho, aún es sentencia común) como indicador de datación de la aparición de la vida en la Tierra el descubrimiento, en Australia, de microfósiles fechados hace unos 3.800 millones de años. Esos microfósiles eran muy parecidos a las estructuras de cristalización de materia inorgánica obtenidas por García en el laboratorio.

Cuestionar el carácter biológico de los hallazgos australianos era hacer tambalear una verdad defendida por toda una escuela académica que, en cascada, podría terminar afectando a un entramado científico-financiero al que no eran ajenos los programas espaciales que buscan vida extraterrestre. Y el dedo que movió esa ficha de dominó, en un movimiento rematado en un artículo memorable publicado en la revista Science en 2003, era, de manera casi insolente por lo inusitado del asunto, el de un cristalógrafo andaluz que trabajaba en un laboratorio de una ciudad andaluza, al Sur del Sur de Europa. Pero, afortunadamente, en ciencia, casi siempre se acaban imponiendo los datos: hoy por hoy, queda demostrado que es posible producir en un laboratorio estructuras de ensamblaje de cristalización semejantes a las tenidas por restos biológicos de hace casi 4.000 millones de años, bajo las mismas condiciones físico-químicas que permitieron su aparición.

Para García, eso significa, en esencia, que la división entre lo biológico y lo mineral conforme a criterios morfológicos (otro dogma) ya no sirve para decidir qué es la vida. Que lo biológico y lo mineral quizá tengan mucho que ver. Y que todavía queda mucho por investigar, mucho por saber. Mucho, para un científico, por disfrutar.

Aportado por Eduardo J. Carletti


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002