Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

22/Feb/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



En "Dumplings", de Fruit Chan, mujeres devoran bocadillos de fetos humanos

(Clarín) - La superpoblación china debe ser un asunto lo bastante traumático como para generar que un tema tan difícil como el aborto se transforme en la clave principal de un filme que mezcla terror, suspenso, drama sexual y apuntes de comedia negra.

Dumplings, el nuevo filme de Fruit Chan (es el primero en estrenarse en la Argentina), corre en esa franja delicada entre el humor negro, la tensión, la crítica social y el mal gusto. Y si bien no consigue resolver la ecuación de una forma del todo satisfactoria, le alcanza para obtener momentos espeluznantes, otros divertidos y algunos simplemente curiosos.

El filme se centra en una mujer famosa que, como muchas celebridades argentinas, al pasar la barrera de los cuarenta sienten la necesidad de verse más jóvenes, de volver a atraer sexualmente a sus maridos (a los que sospechan, y en este caso con razón, manteniendo affaires amorosos con sus jovencísimas secretarias), y de evitar todo rastro de vejez. Para hacerlo, están dispuestas a cualquier cosa.

El "método" en cuestión lo maneja una doctora (Bei Ling), quien ya desde su rostro y figura parece saber el secreto de la juventud eterna. Tras varios años como abortista en China, donde la política estatal de tener un solo hijo generó un sinfín de abortos, la mujer ha puesto un "consultorio" muy especial en Hong Kong en los que sirve los tradicionales "dumplings" de la comida china. Pero se trata de unos muy especiales, cuyo relleno llamémosle "fetal" es el que produce el milagro de la eterna juventud.

Y allí va nuestra deprimida protagonista, superando el asco e impresión iniciales, para sumirse a una comilona de esos raviolitos rellenos con carne, sin preocuparle demasiado que lo suyo pueda ser tildado de canibalismo. Claro que las cosas se van a complicar, ya que se trata de un proceso por el que hay que pagar sus consecuencias.

Es raro que en estos años en los que han empezado a llegar más cine asiático, los títulos que se estrenan no sean particularmente de lo más destacable de esas filmografías.Dumplings ni siquiera es lo mejor de Chan —su primer título, Made in Hong Kong, es un clásico del cine arte de ese país—, pero es de suponer que su shockeante temática es la que lo haría atractivo para el público. El problema es que Dumplings fue conocido anteriormente como un cortometraje de los que integraban la serie Three... Extremes, que funcionaba muy bien desde la sorpresa y el espanto, condensando la historia en 30 minutos. Aquí todo parece estirado, un "dumpling" demasiado relleno con ingredientes innecesarios. Aún así, Chan es lo suficientemente buen cineasta, la fotografía de Chris Doyle es cuidada y sin sus excesos más notorios, y los apuntes de horror y de crítica social son tan bien manejados, que no deja de tener sus puntos de interés.

Más allá de las fronteras del asco o buen gusto de cada espectador, Chan apunta al corazón de la obsesión por la belleza, intentando una crítica a una sociedad dispuesta, metafóricamente, a comerse a sus hijos con tal de no perder la figura y el status que esa juventud provoca. Lo logra a medias y necesita un espectador dispuesto a entrar en sus perversos códigos. ¿Los habrá?

Aportado por Eduardo J. Carletti


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002