Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

27/Feb/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Otorgaron un subsidio para producir hidrógeno

Se avanza para el logro de la producción de un combustible alternativo en Argentina.

(La Nación) - El viernes, el doctor Miguel Laborde, del Laboratorio de Procesos Catalíticos (LPC) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), recibió de manos del ministro de Educación Daniel Filmus y del ingeniero Exequiel Espinosa, de la petrolera Enarsa, el primer adelanto de un total de 593.000 pesos que serán destinados al desarrollo de un conversor de hidrógeno capaz de resolver el problema del almacenamiento de este gas en los vehículos que lo empleen como combustible.

"Este desarrollo la Argentina debería haberlo empezado hace mucho", resumió Espinosa, durante el acto celebrado en el Palacio Pizzurno. Junto a Filmus estaban el secretario de Ciencia, Tulio Del Bono, y el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), doctor Eduardo Charreau.

Si la química, la física y la suerte acompañan el proyecto, que Filmus llamó "estratégico", tal vez el auto que ruede por calles y rutas del mundo allá por 2015 tenga adelante por motor una "celda combustible" canadiense y atrás, en el tanque, alcohol en lugar de nafta o gasoil. Y en medio estará alguna versión compacta del conversor para transformar el alcohol en hidrógeno ultrapuro, el combustible que empezará a sustituir a los hidrocarburos de aquí a una década.

El hidrógeno se quema sin producir gases de invernadero. Pero al ser tan liviano, es difícil almacenarlo. Para lograr la autonomía vehicular del GNC, hay que comprimirlo a la peligrosa cifra de 800 atmósferas (cuatro veces más que el GNC). Peor aún, si se lo quiere llevar licuado, hay que bajarle la temperatura a casi 270 grados bajo cero, lo que es sumar una pesadilla técnica y otra económica.

"En cambio, transportar hidrógeno como vulgar alcohol es una idea muy elegante", admitió ayer el doctor Carlos Rey, jefe del Departamento de Prospectiva de la Comisión Nacional de Energía Atómica. "Y como el alcohol vegetal se obtiene de maíz, de caña de azúcar y hasta de bagazo y rastrojos, en el próximo acto de otorgamiento de subsidios, además de una petrolera, queremos ver gente del campo. Porque con este desarrollo, el agro se transforma en una petrolera", dijo el doctor Roberto Marques, de la Fundación Innova-T, una unidad de vinculamiento del Conicet.

Sin embargo, es probable que para el país haya dinero para cobrar mucho antes y en forma de patentes.

Camino a la patente

Con este desarrollo compartido con el Ingar, un instituto santafecino del Conicet, y la Universidad Tecnológica Nacional, Laborde ha obtenido varios logros. En 2004 vendió -a través de la Fundación Innova-T- la ingeniería del sistema a la multinacional química española Abengoa por 400.000 dólares. Acto seguido, ganó el Prix Interciencia en Panamá, otorgado por Hydro-Québec (multinacional de la energía), y a los pocos meses, el premio Hydrogen Ambassadors, otorgado por la Feria de Hannover 2006, el más importante showroom de tecnología del mundo.

Sin embargo, lo que logró Laborde ayer en el Palacio Pizzurno fue algo tal vez más difícil para un argentino: ser profeta en su tierra. Este año le esperan dos etapas de trabajo que requerirán de un millón adicional de pesos, y culminarán -si todo sale bien- en la puesta en marcha de un reactor piloto que alimente una celda de poca potencia (1 kilovatio).

Llegado este punto, la Argentina podrá patentar los nuevos catalizadores (aceleradores de reacción química) del prototipo. Luego vienen la tercera y cuarta etapa del proyecto, hasta llegar a un conversor capaz de abastecer una celda de 60 kilovatios, lo necesario para hacer andar un auto mediano.

La Fundación Innova-T, entidad que trajo a Enarsa a este proyecto, cree que en este punto tal vez haga falta el aporte de capitales privados. El premio es que, cumplida esta cuarta etapa, se puede patentar la ingeniería básica del proceso.

Aportado por Alejandro Alonso

Más información:
Argentina: Construirán una planta experimental de hidrógeno

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002