Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

27/Feb/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Los meteoritos de hierro podrían haberse formado más cerca del Sol de lo pensado

Los meteoritos de hierro que se pensaban que habían sido originados en el Cinturóm de Asteroides más allá de Marte podrían haberse formado en una región cercana a la Tierra, según indica un nuevo estudio.

(Sondas Espaciales) - Este trabajo podría haber resuelto el misterio sobre por qué sólo un pequeño número de ellos parecen haberse fundido en el pasado y podría ofrecer nuevos datos relacionados con la composición del interior de la Tierra.

Este tipo de meteoritos está formado de aleaciones de hierro y níquel, y comprenden en torno a un 6% de todas las rocas espaciales encontradas en la Tierra. Como sus similares meteoritos "rocosos", se piensa que cayeron a la Tierra después de haber sido arrancados del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Pero a diferencia de estos otros meteoritos, se piensa que los meteoritos de hierro provienen de asteroides que alguna vez estuvieron tan calientes que llegaron a fundirse, y se estructuraron en capas diferenciadas. En este proceso, los elementos pesados como el hierro se habrían hundido hacia el núcleo del asteroide, y los elementos más ligeros, como los basaltos, habrían solidificado en la superficie.

Los estudios muestran que los meteoritos de hierro conocidos provienen de hasta de 80 asteroides "padres" diferentes, mientras que los miles de meteoritos rocosos conocidos provienen de sólo unos 40. Esto sugiere que los astrónomos deberían ver múltiples asteroides "diferenciados" en el cinturón de asteroides hoy en dia, dice William Bottke del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado.

Problemas interesantes

Pero las observaciones han revelado que sólo unos pocos de los asteroides con la superficie basáltica, y de las "familias" de asteroides (fragmentos de un mismo cuerpo mayor que ha sido fracturado por una colisión) muestran signos de diferenciación (N.del T:: En realidad dice no muestran signos de diferenciación. Parece ser una errata), dice Bottke. "El cinturón de asteroides parece estarnos contando algo muy diferente a lo que nos cuentan los registros de meteroritos," afirma Bottke. "Esto provoca muchos problemas interesantes."

Por ello, Bottke y sus colegas han buscado una aproximación al problema que considera cómo se produjo esta diferenciación en los asteroides. Se piensa que los asteroides que se llegaron a fundir desarrollaron este proceso por la desintegración radiactiva del aluminio-26. Este isótopo tiene una vida media de sólo 700.000 años, por lo que esta fusión podría haberse producido tan sólo en los asteroides que se formaron poco después de la formación del Sistema Solar, hace unos 4.600 millones de años.

La gravedad causa que los objetos más cercanos al Sol se muevan más rápidamente en su órbita. Esto significa que las partículas de polvo habrían coalescido con mayor frecuencia cerca del Sol para formar cuerpos rocosos, y que estos cuerpos se habrían fundido. "Puestas a producirse estas fundiciones, es más probable que lo hicieran en zonas cercanas al Sol antes que en zonas lejanas," dice Bottke.

De vuelta a casa

Bottke y sus colegas han corrido modelos computacionales sobre la formación de pequeños cuerpos cerca del Sol y han descubierto que las interacciones con los planetas rocosos interiores podría haber causado su disrupción. Las interacciones también causaron que una pequeña fracción de ellos (en torno a un 1% de los formados en zonas cercanas a la Tierra y a un 10% de los formados en zonas cercanas a Marte) sean lanzados hacia fuera en dirección al cinturón de asteroides.

Allí habrían permanecido en órbitas estables durante varios miles de millones de años hasta que las interacciones gravitacionales con otros objetos y la radiación del Sol los hicieran precipitarse en trayectorias de intersección con la Tierra, donde cayeron en forma de meteoritos de hierro.

Este escenario podría explicar por qué tan pocos objetos del cinturón de asteroides muestran signos de diferenciación, y por qué los estudios recientes de meteoritos muestran que son de 1 a 2 millones de años más viejos que los meteoritos rocosos, dice Bottke. También revelaría la composición de los fragmentos principales que formaron nuestro planeta, añade: "Los meteoritos de hierro nos podrían esar indicando cuál es el material del que estaba formada la Tierra primordial."

Aportado por Eduardo J. Carletti


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002