Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

22/Mar/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Extraña explosión cósmica a 440 millones de años-luz

El satélite de la NASA Swift detectó el 18 de febrero de 2006 un nuevo tipo de explosión cósmica que parece ser el precursor de una supernova que mostraría un pico de emisión una semana más tarde del descubrimiento.

(Astroenlazador) - Numerosos satélites y telescopios basados en tierra han rastreado la señal observando como evoluciona el evento. También los astrónomos amateurs del hemisferio boreal con un buen telescopio y que disfruten de noches oscuras pueden encontrarlo.

La gran detonación muestra todos los indicios de un GRB, o explosión de rayos gamma, el más distante y potente tipo de explosión que tiene lugar en el Universo; pero en este caso la fuente se halla unas 25 veces más cercana de lo que es habitual y ha durado un tiempo 100 veces superior a los GRBs típicos, además de portar características nunca vistas con anterioridad.

Según Neil Gehrels, principal investigador del Swift en el Goddard Space Flight Center, Greenbelt (Maryland, EEUU) se trata de algo nuevo y totalmente inesperado, la clase de suceso nunca descrito en nuestro Universo cercano que se esperaba que el Swift pudiera captar.

La explosión de rayos gamma -denominada GRB 060218 después del día de su descubrimiento- tuvo su origen en una galaxia con formación estelar situada a 440 millones de años-luz hacia la constelación de Aries. Es la segunda más cercana detectada hasta el momento, si de hecho se trata de una verdadera explosión.

Mientras que la mayor parte de GRBs duran entre unos milisegundos y varias decenas de segundos, GRB 060218 se mantuvo 2000 segundos, pero de forma sorprendentemente débil, lo que sugiere a algunos científicos que la observamos ligeramente fuera de eje. Esto es aún una explicación sobre la mesa; la teoría más común sobre explosiones de rayos gamma sostiene que la radiación de alta energía apunta en nuestra dirección, de ahí su extremada potencia.

Aún persisten bastantes incertidumbres al respecto y no es posible dilucidar si se ha descubierto un nuevo tipo de explosión o una explosión de rayos gamma contemplada desde diferente ángulo, tal vez de perfil, en este caso una aproximación completamente distinta al estudio de las explosiones estelares. De hallarse a mayor distancia no habría sido posible detectarla.

Un equipo del Instituto Nacional Italiano de Astrofísica (INAF) ha encontrado pistas de una supernova en ciernes desde el Very Large Telescope (Observatorio Europeo Austral, Chile) al observar como el brillo remanente de esta explosión incrementaba su intensidad en luz visible, además de otras características espectrales de la luz que sugieren con fuerza la incipiente explosión de una supernova. Se esperaba ver el espectro común del brillo remanente de un GRB, pero en su lugar los científicos hallaron una mezcla entre esto y el más complejo espectro de una supernova similar a aquellas generalmente observadas semanas después de la explosión de rayos gamma.

Algunos miembros del INAF sostienen que podría tratarse de una supernova de tipo Ic, caracterizada por su inmenso tamaño y la abundancia de determinados elementos químicos, lo que conllevaría un escenario en el cual una estrella enormemente masiva ha colapsado en un agujero negro con la subsiguiente explosión. Los residuos de la explosión atrapan la luz óptica en el interior y a medida que el polvo se va posando se libera más y más luz.

Si todo esto es correcto, los astrónomos contarán con una visión sin precedentes de una supernova desde sus comienzos hasta finalizar a través de un amplio rango del espectro, desde las ondas de radio hasta mucho más allá pasando por los rayos X. Los radiotelescopios de hecho observaron esta explosión desde el día de su detección, otro hito importante.

Debido a que la explosión fue tan prolongada, el satélite Swift observó todo el tiempo con tres de sus instrumentos: el Telescopio de Alerta de Explosiones, que la detectó, y los telescopios de rayos X y ultravioleta/óptico, que proporcionaron imágenes de alta resolución y espectros a través de una amplia porción del espectro.

Los científicos intentarán lograr observaciones con el Telescopio Espacial Hubble y el Observatorio de rayos X Chandra, y los astrónomos aficionados podrán seguir la explosión con telescopios de 16 pulgadas mientras roce un brillo de magnitud 16.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Nota original
Scientists Detect New Kind of Cosmic Explosion

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002