Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias (antes 2009) ] [Noticias (desde 2009) ] [ Página principal ] [ Revista de Ciencia Ficción ] [ Zapping ]

22/Oct/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



EE.UU. quiere "adueñarse" del Espacio

Es una estrategia para mantener su supremacía militar. Dicen que es clave para su seguridad. Washington reclama libertad de acción.

Hegemonía 2.0, el Espacio sideral. Si fuera un programa de computación, así se podría llamar la versión actualizada que se conoció ayer del plan para garantizar la supremacía global estadounidense. A la ofensiva sobre cualquier rincón hostil del planeta que George W. Bush lleva adelante sin denuedo desde hace un lustro, la nueva versión le borra todas las fronteras para dar un salto estelar. El eslogan de este nuevo producto de la Casa Blanca reza: "La libertad de acción en el Espacio es tan importante para los Estados Unidos como su poder aéreo y marítimo".

La frase pertenece a la introducción de la nueva "Política Nacional Espacial", aprobada por Bush el 6 de octubre pasado. Este documento secreto es la primera revisión oficial de la agenda espacial de EE.UU. en la última década, y pasó desapercibido hasta que la Oficina de Política Científica y Tecnológica hizo público algunos tramos y el Washington Post llevó ayer el tema a su portada.

"EE.UU. preservará sus derechos, capacidades y libertad de acción en el Espacio e impedirá a sus adversarios, de ser necesario, el uso de capacidades espaciales hostiles a los intereses estadounidenses", dice uno de los principios que guiará en adelante el programa espacial norteamericano. El primer recuerdo que disparan estos conceptos es el proyecto defensivo de Ronald Reagan contra un posible ataque nuclear soviético que se conoció como "Guerra de las Galaxias".

Desde el fin de la Guerra Fría, los programas de desarrollo de armamento espacial quedaron congelados. Y aunque en la Casa Blanca aseguran que el plan no tiene nada que ver con el desarrollo o despliegue armamentístico en el Espacio, no hay que ir muy lejos para encontrar más señales de alarma.

Hace un año, EE.UU. fue el único país en las Naciones Unidas que votó en contra de que se iniciaran negociaciones para prohibir el desarrollo de armas espaciales.

El vocero del Consejo de Seguridad Nacional, Frederick Jones, intentó ahuyentar los temores y aseguró que la actualización de la política espacial era necesaria porque "el Espacio es cada vez más importante para la economía y la seguridad nacional" y recordó que los satélites son vitales hoy no sólo para el aparato militar sino para herramientas tan cotidianas como los teléfonos celulares o los cajeros automáticos.

Pero las diferencias entre la nueva estrategia y la última, firmada por Bill Clinton en 1996, son evidentes. Aquella tenía como objetivo "profundizar el conocimiento de la Tierra, el Sistema Solar y el Universo". Esta, desde el principio, apunta a "fortalecer el liderazgo espacial nacional y asegurar que las capacidades en el Espacio estén disponibles para promover la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU.".

Más adelante, el documento fomenta el crecimiento de emprendimientos comerciales y privados "que fortalezcan el liderazgo espacial de EE.UU." y la "implementación de una innovadora exploración humana y robótica con el objetivo de extender la presencia humana a lo largo del Sistema Solar".

Luego, vuelve a dejar en claro un punto: "EE.UU. se opondrá al desarrollo de nuevos regímenes legales u otras restricciones que intenten limitar o prohibir el acceso estadounidense al Espacio y su utilización".

Fuente: Clarín. Aportado por Eduardo J. Carletti


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002