Página Noticias de Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Sexchart: ¿Experimento social o simple manía de internauta?

Cualquiera que visite la página http://www.attrition.org/hosted/sexchart/sexchart.9.25 se encontrará con un complejo diagrama en ASCII con cerca de 1.400 nombres (en realidad seudónimos) unidos por guiones y otros signos. ¿Qué es eso? Nada más y nada menos que el mapa de las relaciones amorosas de cientos de internautas en los últimos cuatro años, resumido en ese chart

Sexchart es un pequeño proyecto de Internet underground que permite saber dos cosas sobre la gente que se mueve en el campo de la informática: no son tan asexuados como uno podría pensar, y son más obsesivos de lo que uno hubiera imaginado.

Lish Daelnar, una mujer de 23 años de edad que se ha ocupado del mantenimiento del Sexchart durante la mayor parte de su existencia, es la mujer que fue la pieza inicial a partir de la cual se originó este Sexchart de mujeres y hombres que se van conociendo. Daelnar vive en Santa Cruz, California, y si bien ella no es una geek, una fanática de la computación, por lo visto los conoce bastante bien.

"Yo había salido con muchos hombres del ambiente de Internet -expresó Daelnar-. Y el mapa lo empecé solamente como una forma de burlarme de mí misma... para mostrar con cuántos hombres había tenido citas". Esto fue en 1997, cuando estar en el denominado ambiente de Internet realmente quería decir algo. Quería decir que uno sabía de la Web, y que tal vez hasta tenía su propia home page, que miraba con desdén a la gente que usaba AOL, que se dedicaba a chatear por IRC... y muchos otros estereotipos.

En el centro de la primera serie del Sexchart aparece el sobrenombre de Daelnar -"CRANK"-, conectado a través de puntos y rayas a los apodos de varios hombres. Según su primer mapa, Daelnar tuvo amoríos con murmur, 8ball, pip, aoxomoxoa, mogel, spirit, turbo, jamesy y Dcheese.

Daelnar se apuró a aclarar, probablemente en su defensa, un pequeño detalle acerca del Sexchart: no se trata solamente de sexo. La cosa es así: a pesar de que se llama mapa del sexo y si bien muchas personas ven cada vínculo del diagrama como una señal de que dos personas han tenido alguna actividad en la cama, prácticamente cualquier contacto íntimo puede hacer que uno termine en el mapa.

"Un eslabón representa cualquier actividad sexual entre usuarios de computadoras que sea capaz de transmitir una enfermedad de transmisión sexual, para lo cual se requiere como mínimo un beso de lengua", explica en defensa del mapa. Sólo alrededor de la mitad de los nexos del diagrama representan sexo real, pero no se aclara cuáles son, explicó Daelnar.

A medida que pasaban los años y su diagrama iba creciendo, y Daelnar iba recibiendo cada vez más informes de enlaces amorosos cada mes, y con gran dedicación y esmero iba agregando elementos con un editor de texto común y corriente, la gente iba cayendo en la ignominia por la obra de Daelnar. "Este diagrama ya no cubre un ámbito en particular -aclaró-. Con que alguien tenga una dirección de correo electrónico alcanza para que aparezca en el mapa".

Daelnar se propuso lograr dos objetivos con este mapa, objetivos que, según creyó, no eran fáciles de lograr. El primer objetivo era lograr que Wired escribiera una nota sobre ella. Seguramente se refería a la revista, pero con Wired News alcanza, comentó.

El otro objetivo era más ambicioso: incluir a todos los habitantes del planeta en su diagrama. En realidad no está trabajando en pos de ese objetivo, pero los informes de enlaces amorosos siguen llegando a raudales, y tal vez algún día una gran parte de la población mundial esté en este mapa. En realidad, en este momento el diagrama la supera y le resulta tan difícil de manejar que ahora está buscando programadores que la ayuden... tal vez exista alguna forma automatizada de hacer el diagrama en ASCII, piensa.

Tal vez alguien se pregunte sobre el motivo por el que Daelnar se toma tanto trabajo...y también si ese trabajo aporta información que sirva para algo. Hay quienes dicen que lo suyo señala interesantes aspectos sociales... por ejemplo, muestra lo efímero que es el amor en nuestra sociedad moderna. Otros, en cambio, tienen una opinión menos benévola de la Sexchart, ya que dicen que es justamente la clase de cosa confusa, compleja e inútil que permite postergar toda acción concreta que uno esperaría de un grupo de geeks informáticos que tienen microprocesadores en lugar de cerebro... es algo que insume una terrible cantidad de tiempo y que no aporta nada, como los planos con los diseños de los vehículos espaciales de Viaje a las Estrellas "hechos por lo fanáticos".

04/ene/02

Fuente: Wired y Terra - Aportado por Alejandro Alonso

Más información:

• Noticias recientes sobre INTERNET en Axxón
• Noticias sobre INTERNET en Axxón del Nuevas, 2014, 2013, 2012, 2011, 2010, 2009, 2008, 2007, 2006, 2005, 2004, 2003, 2002, Anteriores


 

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002  Anteriores