Revista Axxón » Alejandro Alonso: «La búsqueda perpetua» - página principal

¡ME GUSTA
AXXÓN!
  
 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

ARGENTINA

 

 

Se me hace fácil hablar de Alejandro Alonso: nos conocemos desde hace mucho, y él es uno de los grandes amigos que me regaló la ciencia ficción. Dos años más joven que yo, pertenece a aquella generación del 70 que, creciendo bajo el influjo del CACyF y principalmente con Axxón como vidriera, supieron ganarse su espacio. Con varios libros editados (ninguno autoeditado, y eso para mí vale mucho), algunos premios ganados (entre ellos un valioso UPC) y una literatura variada y muy rica en ideas, él es seguramente uno de los mejores exponentes de su generación.

 

Su literatura se caracteriza por una búsqueda constante, moviéndose dentro de un fantástico que a veces se disfraza de novela histórica y algunas otras de policial, cruzando fronteras que para él, por lo visto, no existen; como dice en la entrevista de este número, primero está la literatura, las etiquetas vienen después. No obstante, hay algunas características casi siempre presentes: el [espacio]tiempo, la identidad, las relaciones familiares (relaciones que no siempre son las ideales). Y la muerte, claro. Otra característica preponderante en su producción literaria es la creación de mundos complejos, concretos y bien documentados, que suele utilizar en novelas o colecciones de cuentos. Puede que allí juegue también su formación como periodista, «artilugio» del cual se valió para acercarse a la literatura sin perecer en el intento. Con una imaginación desbordante que apenas necesita una chispa para encenderse, siempre encuentra alguna forma para transformar ese germen en una historia coherente que se sustenta por sí misma. Claro ejemplo de esto es el cuento «La duna del 40º aniversario«, creado a partir del sonido que se escucha al desplazarse la arena en el desierto y donde, con cierto aire a John Varley, explota ese hecho para transformarlo en una expresión artística. Eso le alcanzó para ganar el concurso Axxón para material inédito de 2001.

 

Es un tipo generoso y que no se la cree. Lo sé por años de taller literario compartido y por su relación con otros escritores. Trabajar una idea con él, escribir un cuento en conjunto, fue una experiencia inolvidable: con Alejandro aprendí realmente a reescribir un texto, dejando apenas la idea del cuento original, sin límites, con la cabeza abierta a la hora de hacer la historia más rica y sólida.

 

En algún momento temí por su futuro literario. Después de haber ganado el UPC lo sentí estancado, poco productivo. Pero siguió escribiendo, porque eso es de veras lo suyo: los universos de Oniris, Maguerra y Cronoelipsis lo confirman, al igual que sus cuentos históricos donde la fantasía juega con diversas Argentinas alternativas. Incluso en este presente de novela juvenil a cuestas (Lorena y el mago, Colihue) muestra que su creatividad está intacta y en crecimiento.

 

Espero seguir contando con Alejandro y su literatura por mucho tiempo, sé que siempre me va a sorprender con sus historias, agradar con su manejo del lenguaje y, por qué no, enseñarme el camino para que conozca nuevos mundos.

 

 


Axxón 263 – febrero de 2014

Artículo de autor latinoamericano (Artículo : Literatura : Autor : Semblanza : Argentina : Argentino).


Una Respuesta a “Alejandro Alonso: «La búsqueda perpetua»”
  1. Gustavo Gutierrez dice:

    BIENVENIDO.-

  2.  
Deja una Respuesta