Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

27/Feb/04




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Publicaciones recibidas: Bóvedas de acero, ciencia ficción


Título:
Bóvedas de acero
Título original:
The Caves of Steel (1953, 1954)
Autor:
Isaac Asimov
Editorial:
Bibliópolis
Colección: Bibliópolis fantástica n° 9
Madrid, noviembre de 2003
Traducción:
Luis G. Prado


¿Qué puedo decir de Bóvedas de acero, del doctor Asimov? En principio, que fue un buen experimento haberla leído de nuevo luego de tantos años. La novela es, más que ciencia ficción dura, que es lo que se espera del doctor, una novela de detective. No me equivoqué con el singular: es detective y... robot. La ciencia ficción de su contenido sería mucho más en los cincuenta, ahora es irrelevante.

¿Alguien se sorprende de un robot que se parece a una persona?

El estudio del futuro de Asimov puede haber sido interesante en aquella época (1954... ¡yo tenía tres años!), pero ahora se ve como una colección de tópicos. Sinceramente, no tengo capacidad para decir cuáles de éstos fueron más o menos originales de Asimov.

La superpoblación se manifiesta en edificios atestados y apartamentos minúsculos, racionamiento, alimentos artificiales. ¿Cuántas decenas de novelas la tratan igual? El atestamiento y el problema de los recursos se traduce en —¡horror para los norteamericanos!— baños compartidos y la desaparición del vehículo personal. Ah, sí, ¿y cómo nos movemos, entonces, buen doctor? Aceras rodantes y autopistas con asientos.

Los robots producen rechazo, son fríos y calculadores (¿cómo podrían ser?) pero no tan inhumanos como los humanos creen.

En psicología... ¿que nota sacaría el buen Isaac? La gente que se enoja no se pone violenta... las escenas de violencia me parecieron de dibujo animado. Tanta privación... y tanta sumisión.

Asimov usa su fórmula habitual de los diálogos, lástima que a veces los protagonistas se explican cosas recontrasabidas y con una terminología de documental. ¿Qué le puede decir uno a un alumno de Taller Literario que haya leído y disfrutado esto?

No, la novela no es aburrida. Es un clásico, y posiblemente haya que leerla. Para mí no es de las obras imperdibles. Me encantó que esté bien traducida y corregida; antes estas novelas había que leerlas como fuera. Y me gustó la tapa, excelente dibujo para ambientarse en lo que es la novela.

No se la recomiendo a un amante de los policiales. A Asimov le gusta el género, pero no es un genio escribiéndolo. Lo de los cerebros positrónicos de robot, sea lo que sean, es un logro del doctor. Aún no se ha vuelto vetusto. Las leyes son piezas fundamentales de la ciencia ficción.

Todo está aquí. La Sociedad de trasfondo parece una especie de simulación en computadora, nada real, lo que podía manejar un Asimov muy científico y poco mundano. Repito: no me suena a sociedad real (no digo que no lo sea —no soy especialista—, sino que "no me suena"). Los conflictos son de plástico. Eso de las colonias como una especie de Estados Unidos superindustrializado frente a una Inglaterra quedada atrás pero orgullosa de su Historia... así es más o menos la relación que pinta Asimov entre Tierra-Colonias. No hay fuertes conflictos de interés ni tiras y aflojas comerciales y de poder, por lo menos no parecen tener gran preponderancia.

En estas cosas lo prefiero a Pohl con Kornbluth.

Pues bien, ni la vida familiar del protagonista sale de esa sensación de estar viendo un teatro de marionetas. Muchos saben que no soy un anti-Asimov. No lo soy, aunque estos comentarios no suenen muy bien para su obra. La novela discurre y entretiene. Habrá gente que la disfrute, sin duda. No le vas a dar El Señor de la Luz a un joven de 13 años que empieza a leer novelas, esto puede ser mejor. Aunque yo le daría, en todo caso —si tiene que ser Asimov—, algo como El fin de la Eternidad.

No me meto con Asimov (ya oigo los gritos). Ha escrito cosas que me gustan mucho y me parecen verdaderos clásicos, como "Al caer la noche" (el cuento) y la novela Los propios dioses. Ahora tengo un poco de miedo de leerla de nuevo. ¿Y Fundación?

Eduardo J. Carletti para Axxón y Noticias Axxˇn.

Más información:
Bóvedas de acero en Publicaciones de ciencia ficción y fantasía recibidas

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002