Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

04/Oct/04




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



¡Y Viedma fue una fiesta! - Cuarta Parte
Viajando hacia el oeste

Después de la Jornada Nacional de Cultura en Viedma, los participantes del periplo organizado por la Fundación Ciudad de Arena se encaminaron a la estación de Viedma para abordar el Tren Patagónico. Mucho tiempo para compartir experiencias y algunas escalas de lo más interesantes.

Pronto quedó atrás la estación de Viedma y el Tren Patagónico (algunos insisten que viajando en sentido inverso al que dictaba la lógica) se internó en la noche de arbustos achaparrados y luces en la lejanía. A partir de este punto, las experiencias de alumnos, docentes, escritores, realizadores, periodistas y miembros del fandom que viajaban en la formación divergen. Y es que cada cual vivió su viaje en el Taller Itinerante organizado por la Fundación Ciudad de Arena de forma distinta. Seguiremos uno de tantos hilos argumentales, porque de eso se trata: de narrar una de las tantas historias del Viaje al centro de los Confines.

La formación ferroviaria se componía de un vagón-cine, la sección de pullman, dos vagones-dormitorio y el vagón-comedor. Apenas instalados, los pasajeros se dividieron entre los que prefirieron prolongar la velada charlando, los que aprovecharon el primer turno en el comedor y los que entraron en el cine. En esa oportunidad, la película fue La cifra impar (1962), de Manuel Antín, basado en el relato "Cartas de mamá" de Julio Cortázar. Con todo, los talleristas estaban agotados después de la jornada de Viedma y no pasó mucho tiempo antes de que las luces se apagaran y sólo se oyera el lento traqueteo del tren.

Temprano, al día siguiente, el movimiento del personal del tren delató que estábamos arribando a la primera de nuestras escalas: Valcheta un pueblo de 2500 habitantes (según nuestra escueta guía en papel), también denominado "El oasis de la Línea Sur". A falta de andén, los talleristas descendieron en una de las calles del pueblo (algunos saltando del vagín al suelo, otros ayudados por un escalón que el personal de la Fundación se apresuró a improvisar) para ser recibidos por las autoridades locales. Fue una auténtica procesión, en la que escritores consagrados (como Pablo Capanna, Ana María Shua y Carlos Gardini, entre otros) se mezclaban con sus lectores y con editores y con periodistas. Pronto arribaron a un salón donde fueron agasajados con un abundante desayuno y los discursos protocolares de rigor, para luego encaminarse por la avenida principal hacia el museo, la biblioteca y la casa de artesanías donde se hilaban y tejían las matras tradicionales.

No es bueno hacer nombres en estos casos, pero hubo quienes planificaron una oda a Valcheta (cuyo nombre significa "donde se colma" en referencia a la confluencia del arrollo que atraviesa el pueblo), y quienes se quedaron dormidos (así, sin más) en la cerca del museo, devenido en víctima de una decena de cámaras indiscretas que, sin embargo, no osaron (o no pudieron, por mucho que lo intentaron) interrumpir el sueño. En efecto, al grito de "¿Lo tomaste desde abajo?" los documentalistas registraron desde todos los planos imaginables al durmiente que, en este punto, demostró un innato y notorio sentido del equilibrio.

Algún tiempo después, el grupo regresó al Tren Patagónico para proseguir viaje hacia Los Menucos. Pero eso será material para el próximo capítulo.

Joe Garrafex para Axxón y Garrafex News.


Anecdotario 3
(por Eduardo Carletti)

Regreso en el tiempo

La primera noche en el tren cenamos muy tarde, ya que habíamos embarcado a las diez de la noche, y el comedor atendía en tres turnos. Nuestro turno —el del vagón de los "pobres" (el pullman)— fue el tercero, así que entramos al cine y vimos una película. En mi caso casi me quedé dormido en varias ocasiones, a pesar de que la cinta me interesaba mucho. A la 1:40 de la mañana, más o menos, recién entrábamos al comedor a ocupar nuestra mesa.
Mientras comíamos (devorábamos, ya que el hambre que habíamos cargado era mortal), el tren se detuvo en una estación. Le preguntamos al mozo y nos dijo que era San Antonio Oeste. Y que ahí quedaríamos detenidos hasta las 5 de la mañana. Luego sabríamos que esto era para sincronizar nuestra llegada en el tiempo con las horas a las que debíamos arribar a los pueblos que visitaríamos, donde estaban planeadas varias actividades y agasajos.
Lo que no sabíamos es qué maniobra u operación se estaba haciendo fuera del tren, ya que después de comer volvimos casi corriendo a nuestro vagón y nos quedamos todos "fritos" (dormidos... aclaro por las dudas que en algún sitio no se entienda) enseguida.
Y lo alucinante fue que cuando arrancó el tren a las 5 de la mañana, íbamos para atrás. En el vagón pullman esto era muy evidente, ya que los asientos estaban orientados de tal modo que mirábamos para adelante, hacia el sentido de marcha. Pero ahora estábamos mirando hacia atrás.
Conversamos con mi compañero — Alejandro Alonso—, suponiendo que el tren retrocedía hasta algún cambio y luego saldría de nuevo hacia adelante. El resto de la gente roncaba a pata ancha. Pero pasó el tiempo y el tren siguió acelerando y recorriendo por la Patagonia ¡marcha atrás!. 

"¡Estamos volviendo!", nos dijimos. "Sí, estamos volviendo pero en el tiempo: el tren no puede correr a esta velocidad con la locomotora en marcha atrás..."
Al día siguiente supimos que habían cambiado la máquina y ahora estaba ubicada en nuestro extremo, el del cine y el pullman.
Sólo los ferroviarios saben por qué el tren quedó al revés...


 

Más información:
Bienvenidos al Tren (¡Y Viedma fue una fiesta! - Tercera Parte)
Carlos Gardini: "Escribo por un acto de fe" (¡Y Viedma fue una fiesta! - Segunda Parte)
Ciencia ficción: ¡Y Viedma fue una fiesta! (Primera Parte)


 

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002  Anteriores
Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://axxon.com.ar