Noticias en la página Axxón Página Axxón

01/Mar/05

Publicaciones reseñadas: Los días del fuego, de Liliana Bodoc

Los días del fuego



Título:
Los días del fuego
Autor:
Liliana Bodoc
Editorial:
Grupo Editorial Norma
Colección:
Otros Mundos
Buenos Aires, 2004.



 

Este libro es el tercero y último de una trilogía, la Saga de los Confines. Aquí se cierra una historia completa, en gran estilo épico, cerrando un ciclo para todo un mundo. Se acaba la era del dominio de Misáianes.

Hay un cierre muy bien logrado, de muchas facetas distintas de la historia, o subhistorias. Prácticamente, cada personaje aparecido en la extensa trilogía, encuentra un final adecuado a su historia. No se escatiman muertes, ni siquiera de personajes muy queridos, para lograr un mayor realismo y tensión dramática. En ningún momento se pierde de vista que se está narrando una guerra, y que eso es terrible, no sólo por las muertes sino por cómo afecta las vidas diarias: hay dos continentes enteros, un mundo completo, cuya vida está supeditada a las marchas y contramarchas de la guerra, la conquista y la resistencia.

En este tercer libro, tal vez por ser el más largo, se refuerzan y se ven más en profundidad y extensión las virtudes y defectos encontrados en los dos anteriores. Se hace más complejo el entretejido de las historias personales de distintos individuos, no sólo porque se agregan muchos personajes, sino también porque buena parte del libro transcurre en el otro lado del mundo, apenas mencionado en los libros anteriores. Aquí se ve bastante de las Tierras Antiguas, se conoce más cómo es el reino de Misáianes y se ve cómo se desarrolla allí la resistencia a su gobierno absoluto. Aparecen nuevos pueblos, nuevas costumbres y nuevos lugares.

No sólo crece en complejidad, también se profundiza el estilo que caracteriza a esta trilogía. Hay muchos trozos más cuya función es simplemente poética, no participan de la trama sino que la sitúan en un contexto mucho más grande, en un lugar de palabras e historias, de mitos, y le dan un marco por fuera de la historia. Esto tiene que ver también con un estilo narrativo, que como dije en una reseña anterior, Bodoc cultiva intencionalmente, para darle más carácter de narración oral y tradicional a la obra.

También en el crecimiento, crece la cantidad de trozos que parecen estar simplemente como relleno o para bajar el ritmo de la narración.

El libro está lleno de imágenes e ideas muy poderosas. Algunas encuentran una expresión simbólica muy adecuada, forjando escenas realmente memorables. Para mi gusto, hay ciertas fallas al poner de manifiesto muy directamente otras cosas, en un estilo casi infantil de tan directo. Sobre todo, me sucede esto con las partes de Vara y Aro en las Tierras Antiguas, hay veces en que el mensaje ideológico supera ampliamente a la historia y a lo personajes, y eso ya no me gusta tanto. Pero sin duda esto es materia opinable.

El tratamiento de los elementos fantásticos, y sobre todo de la magia, sigue siendo muy particular y fresco, agradable a mi paladar. La prosa y la poesía se entremezclan con bastante facilidad. Los panoramas del mundo discurren en descripciones no excesivamente detalladas, que dejan suficiente libertad al lector para construir sus propias imágenes. Buena parte del libro está destinada a describir los sentimientos y emociones de los personajes, un paisaje interior mucho más detallado que el externo. Este trabajo nos lleva a apreciar mucho a estos caracteres que de otro modo serían arquetípicos, y hacer una historia auténticamente humana en medio de la leyenda.

Todas las facetas humanas afloran en el conflicto: las envidias entre vecinos, las traiciones, la ambición, el colaboracionismo, el valor, el sacrificio, el amor, la bestialidad... No hay un grupo de "buenos" que reúnen todas las virtudes y solamente las virtudes: abundan los defectos entre los defensores de las Tierras Fértiles, y por eso son creíbles y queribles. También esos defectos son generalmente motivadores de nuevos hechos narrativos, ya que en este universo, Bodoc no da puntada sin hilo: no hay suceso narrado que no tenga luego sus consecuencias. Esta planificación es otro trabajo de escritor que encuentra un buen fruto en la trilogía.

En resumen, en este libro uno ve cómo se cierran las historias abiertas en los anteriores y se despide de un grupo de personajes muy queridos, cerrando un viaje en que los ha acompañado... y que muy probablemente vuelva a recorrer en sucesivas relecturas.

Si ya leyó los dos libros anteriores, el lector estará irremediablemente enganchado con la historia y no podrá dejar pasar esta lectura. Si el disgusta el estilo, o la temática, o alguna otra característica, es dudoso que pase del primer libro. En ese sentido, la trilogía no da sorpresas.

Altamente recomendable, creo que la lectura de la trilogía es indispensable para los aficionados a la fantasía heroica y épica, y un hito muy importante para la literatura argentina.

Carlos Ferro, para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Publicaciones reseñadas: Los días de la sombra, de Liliana Bodoc
Publicaciones reseñadas: Los días del Venado, de Liliana Bodoc
Liliana Bodoc: "Lo mágico es aquello que todavía no podemos explicar"
Más noticias sobre Libros en Axxón