Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

30/Jun/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Arranca el proyecto para la construcción del primer reactor de fusión nuclear

El ingenio tendrá su sede en la localidad francesa de Cadarache para investigar la forma de encontrar energía ilimitada, más limpia y barata. Será como una pequeña estrella confinada.

(El Diario Montañés) Después de una larga andadura y de desavenencias que han estado amenazando el proyecto hasta el último momento, el Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) podrá ser una realidad en un futuro próximo. Así lo acordaron ayer en Moscú los países participantes en este ambicioso programa (la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Rusia, China y Corea del Sur). La sede del ITER estará en la localidad francesa de Cadarache, cerca de Marsella, y España albergará la agencia que gestionará los fondos aportados por los países de la Unión Europea.

Se trata del proyecto de cooperación internacional más importante, equiparable sólo al de construcción y explotación de la Estación Espacial Internacional (ISS). La finalidad del reactor consiste en investigar la forma de obtener energía limpia, barata e ilimitada. A diferencia de los reactores convencionales de fisión atómica, los de fusión o termonucleares, que tratarán de emular los que sucede en el Sol, no producen desechos radiactivos. El combustible será el hidrógeno y el helio, un gas inofensivo, el único elemento liberado. Pero hasta que ese nuevo tipo de energía pueda utilizarse masivamente habrá que investigar durante unos 30 años. La primera piedra se puso ayer en la capital rusa.

La pugna entre Europa y Japón por adjudicarse el ITER había estado bloqueando su realización.

El país del sol naciente proponía construir el reactor en Rokkasho Mura, en la parte norte del archipiélago, pero terminó renunciando en favor de Francia. A cambio, la UE otorgará al país asiático numerosas compensaciones. Europa deberá enviar a Japón hasta un 10 por ciento de sus contratos para igualar la participación en lo componentes de alta tecnología del reactor. Los veinticinco deberán apoyar además el candidato nipón para ocupar el puesto de director general de la Organización ITER y permitir que Tokio sitúe su personal por encima de la cuota que proporcionalmente le correspondería. En total, Japón podrá aportar el 20 por ciento de todo el personal y disponer de una parte importante de los contratos relacionados con la construcción del complejo.

Francia ha contado con el apoyo de la UE, Rusia y China mientras que Japón ha tenido a su lado a los Estados Unidos y Corea del Sur. América del Norte ha sido siempre el país más reticente aunque fue uno de los pioneros del reactor de fusión. China ha sido el último país en incorporarse a la idea, hace tan sólo dos años. Los fundadores del proyecto fueron, hace justo 20 años, la desaparecida URSS, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón. El precursor del ITER es el reactor 'Tokamak', creado por científicos soviéticos en los años setenta.

España había pugnado por lograr la instalación del ITER en Vandellós (Tarragona) pero aceptó retirar su candidatura en 2003 a cambio del compromiso de la UE de que, si Francia era la elegida, la agencia que administrará la contribución europea al proyecto tendría su sede en Barcelona.

Y así será. El acuerdo de ejecución deberá firmarse a finales del presente año y el reactor tendría que entrar en servicio hacia 2014.

Según Alexánder Rumiántsev, director de Rosatom, la agencia rusa para la energía nuclear, el país que acoja el reactor deberá hacer frente al 50% de los gastos de construcción (Francia y la UE). Cada uno de los otros cinco países (Rusia, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China) aportará el 10%. El proyecto tendrá un costo total de unos 10.000 millones euros. Unos 4.570 millones de euros habrá que desembolsar en 10 años para la construcción del reactor y más de 5.000 millones de euros durante su explotación operativa en los 20 años siguientes. Según el primer ministro francés, Dominique de Villepin, el ITER posibilitará la creación de 4.000 puestos de trabajo.

Tras el reciente fracaso del referéndum por la Constitución europea, el presidente galo, Jacques Chirac, declaró ayer pletórico que la adjudicación del ITER constituye un gran éxito «para Francia, Europa y el conjunto de los socios» incluidos en el programa. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, afirmó que el acuerdo alcanzado entre la UE y Japón para que el reactor vaya a parar a Francia "demuestra lo que Europa puede alcanzar cuando emplea toda su energía". A juicio de Durao Barroso «es una demostración clara y práctica» de las posibilidades de la Unión Europea, y demuestra que "actuando juntos somos más fuertes".

Más información:
Fusión nuclear de bolsillo
La Unión Europea elige a Francia como candidata para proyecto mundial de fusión nuclear
¿Qué hace brillar al Sol?
Zapping 175: Los retorcidos misterios del Sol

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002