Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

15/Ago/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



¿Qué tiene que ver la Física con el Amor?

Un intento más en la eterna búsqueda del secreto detrás del amor: un modelo de desintegración radioactiva.

(BBCMundo) Que es cuestión de química, biología, cabeza o paciencia... hay miles de teorías para explicar qué es lo que causa las maripositas en el estómago.

Ahora, el estudio de un científico de la Universidad de Oxford añade un factor más: la física.

Richard Ecob adaptó un sistema utilizado para modelar la desintegración radioactiva del átomo para investigar la manera en que buscamos a la "media naranja".

Como resultado, Ecob encontró que las personas que tienen muchas relaciones cortas tienen un mejor efecto que el que se piensa.

Según el físico, cuando estos rompecorazones dejan a una pareja más débil, la obligan a buscar mejores relaciones.

Ecob basó su estudio en una supuesta similitud entre la probabilidad de que el núcleo de un átomo se desintegre de manera espontánea y la de que una pareja se separe.

La desintegración radioactiva del átomo se describe en términos de "estados transitorios", que son los diferentes cambios que lo llevan a su situación actual.

Complejos, pero parecidos

Para modelar este fenómeno, Ecob diseñó un programa informático que colocaba a los "solteros" en una red social imaginaria.

Cada soltero tenía sus propios gustos y buscaba diferentes cosas en su prospecto de pareja.

La investigación mostró que los que tenían muchas relaciones eran menos eficientes en la búsqueda de la pareja ideal que los que se quedaban en un solo lugar y esperaban a que los buscaran.

"En una red compleja, si te quedas en un solo lugar ves mejor el tráfico que pasa", explica el investigador.

Otro descubrimiento sorpresivo: tener más preferencias no afectaba las posibilidades de que un soltero terminase en medio de una relación.

Esto quiere decir que, a pesar de que las personas actualmente son más complejas y tienen gustos más variados, esto no afecta su capacidad para relacionarse.

El número de parejas potenciales continúa igual —con la condición, eso sí, de que los solteros estén dispuestos a aceptar personas que sólo cumplan con una fracción de sus criterios de selección—.

Más información:
El cerebro super sociable
Clave de éxito en el cortejo podría estar en células nerviosas
Científicos desarrollan primera región artificial del cerebro
Mandelbrot y la belleza del caos

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002