Noticias en la página Axxón Página Axxón

17/Ago/05

La Vía Láctea, una galaxia espiral barrada

Las nuevas observaciones apuntan con fuerza a que la geometría de nuestra galaxia es una espiral barrada, en lugar de la forma de galaxia espiral (con una levísima barra) a la que nos habíamos habituado.

(Univ. Wisconsin) - Empleando el telescopio espacial de infrarrojos Spitzer, un equipo de astrónomos ha llevado a cabo el análisis estructural más completo de nuestra galaxia, descubriendo nuevas evidencias de que la Vía Láctea podría ser considerablemente distinta a una galaxia espiral típica. El estudio ha servido para obtener gran detalle de las estructuras situadas en torno a lo que parece una barra central en la Vía Láctea, una hipótesis que se venía debatiendo los últimos años.

"Estas son las mejores evidencias acerca de la presencia de una barra central en nuestra galaxia", explicó Ed Churchwell, profesor de Astronomía en la Universidad de Madison y autor de un informe que describe este trabajo en la publicación Astrophysical Journal Letters.

Empleando el telescopio espacial Spitzer, el grupo de investigadores rastreó más de 30 millones de estrellas en el plano galáctico, procurando construir un retrato detallado de las regiones interiores de la Vía Láctea.

Según Churchwell, la tarea es semejante a estudiar las fronteras de un bosque y al mismo tiempo estar dentro de éste, una perspectiva difícil. La capacidad de observación con el telescopio Spitzer sirvió no obstante de gran ayuda, pues permitió escrutar las regiones de la galaxia ocultas por opacas nubes interestelares, gracias a su visión en el infrarrojo.

"Estamos observando en longitudes de onda en las cuales nuestra galaxia resulta más transparente; se pudieron incluir ahora decenas de millones de objetos en la ecuación", señaló Robert Benjamin, autor principal de este nuevo estudio y profesor de Física de la Universidad de Wisconsin-Whitewater.

Los astrónomos ya habían considerado hace tiempo la posibilidad de que la Vía Láctea presentase una gran barra estelar en su zona central, ya que este fenómeno no es infrecuente en otras galaxias: muchas de las imágenes obtenidas por telescopios terrestres y espaciales presentan esta característica estructural, de la cual parten típicos los brazos espirales que conforman las galaxias.

La particularidad de este nuevo estudio es que ofrece las mejores estimaciones del tamaño y orientación de la barra, bastante diferentes a las calculadas previamente. Esta estructura estaría formada fundamentalmente por estrellas rojas relativamente viejas que parten del centro galáctico y que se extienden hasta una distancia de 27.000 años luz (7.000 años luz más larga de lo considerado anteriormente). Además, la barra se situaría orientada un ángulo de unos 45° con respecto a la línea imaginaria que une el Sol con el centro de la galaxia.

Los astrónomos venían debatiendo desde hace años la posibilidad de que la Vía Láctea fuese una espiral barrada, aunque existían dudas acerca de si los rasgos observados correspondían realmente a una elipse central, a una barra o a ambos. Esta investigación muestra claramente que la región central de la galaxia presenta una estructura en forma de barra, siendo ésta la mejor evidencia —y la más difícil de rechazar— hasta la fecha.

Más información:
Galactic survey reveals a new look for the Milky Way
Astronomía: Posible nuevo brazo espiral en la Vía Láctea
Encuentran huellas de la desaparición de estrellas en la Vía Láctea
Descubren galaxia satélite de la Vía Láctea
Descubren anillo gigante de estrellas alrededor de la Vía Láctea
Los turbulentos paisajes centrales
El mapa de nuestro espacio interestelar local en tres dimensiones
Nuestra galaxia es de las más antiguas del universo
Un científico argentino trazó el recorrido de un microcuasar por nuestra galaxia