Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

04/Mar/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Los 'funerales espaciales', la última moda en Estados Unidos

La tradición dice que cuando uno se muere "se va al cielo para siempre" y los funerales espaciales, un lujo cada vez más popular en EEUU, ya lo convierten en 'realidad'.

(El Mundo) - Ése es el cometido de Space Services, una empresa de Houston (Texas) que se vanagloria de ser "la única del mundo que ofrece funerales espaciales".

La compañía esparcirá próximamente más allá de la órbita terrestre las cenizas de cientos de estadounidenses, entre ellos las de James Doohan, actor ya fallecido de la serie Star Trek que verá cumplido su sueño de flotar eternamente en el espacio.

Los 'sepelios siderales' forman parte de una variopinta gama de servicios con los que distintas empresas buscan poner el espacio al alcance del ciudadano común.

Spaces Services dice contar con una lista creciente de "clientes", atraídos no sólo por precios bajos, sino también por tentadoras promesas, como el "entierro lunar", que pondrá en marcha tan pronto como EEUU reinicie las expediciones a la Luna.

Las familias de las más de 200 personas cuyos restos flotarán a partir de julio próximo en el espacio pagarán entre 995 y 5.300 dólares, una tarifa por debajo de los 8.000 dólares de media que cuestan los funerales terrenales en EEUU.

La página web de la compañía recoge la historia y peripecias de quienes tras morir volarán a bordo de un cohete 'multiusos', que transportará, además de las cenizas, un satélite de comunicaciones.

Entre ellos figura Allyson Diana Genest, que falleció a los 38 años y que pidió que sus restos se enviasen al espacio. "Los que la conocimos y la quisimos la veremos cada vez que miremos a las estrellas", dice un recordatorio escrito por sus familiares.

Pero los entierros no son el único 'negocio' espacial. Beyond Earth Services lanzará en octubre próximo un cohete cargado de objetos personales, como fotografías, que devolverá "con certificado" galáctico a sus propietarios tras el viaje y el pago de entre 99 y 2.500 dólares, dependiendo del peso del envío. 'Experiencias siderales' a precios módicos

"El turismo espacial está todavía despegando y cuesta al menos 200.000 dólares, algo que la mayoría no se puede costear", dijo Joe Latrell, presidente de la compañía, quien sostiene que su empresa ofrece "experiencias siderales" a precios módicos.

Su idea puede parecer descabellada pero Latrell ha recolectado ya más de 200 objetos, entre ellos un kit para un experimento científico y un ornamento navideño, al que sus dueños podrán seguir la pista a través de un vídeo en internet que reproduce las imágenes de una cámara instalada en el cohete.

Susan Schonfeld, portavoz de Space Services, cree que este interés creciente por el cosmos no es más que un adelanto de la frenética actividad espacial que se avecina.

Comparte su opinión la Administración Federal de Aviación (FAA), según la cual el turismo espacial podría generar un negocio de más de mil millones de dólares anuales para 2021.

La agencia gubernamental cree que los vuelos suborbitales supondrán la mayor parte del pastel, con un potencial de transportar hasta 15.000 pasajeros cada año y de producir ingresos anuales de 700 millones de dólares.

Algunas empresas, como Virgin Galactic, del millonario británico Richard Branson, quieren que los ahora estratosféricos precios bajen en las próximas décadas hasta niveles accesibles a las masas.

Por el momento, Branson ha conseguido ya que 100 personas hagan un depósito para participar en los vuelos a partir de 2008 y que costarán algo menos de 200.000 dólares por cabeza.

Los estados de Nuevo México, Florida y Texas quieren aprovechar también el filón espacial y están recaudando fondos para construir estaciones para el lanzamiento de cohetes.

En Nevada, el hotelero Robert Bigelow ha prometido 50 millones de dólares a la primera compañía capaz de desarrollar, de aquí a 2010, un vehículo para transportar al menos cinco personas al espacio.

Bigelow espera construir hoteles espaciales y por ocupar una habitación cobraría nada menos que un millón de dólares por noche. "El espacio va a ser un lugar muy, muy ajetreado", augura Schonfeld.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
El espacio también puede ser la última morada
Cumpliendo su voluntad, las cenizas de Scotty irán al espacio
Se concreta su deseo: pronto será el último viaje de Scotty al espacio
De ciencia ficción: Ray Bradbury desea que sus cenizas sean enviadas a Marte

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002