Noticias en la página Axxón Página Axxón

08/Jul/06

Explosión de supernova deja como resto un objeto misterioso

Gracias a los datos en rayos X del satélite XMM de la ESA, un grupo de investigadores ha descubierto que un objeto observado por primera vez hace 25 años no se parece a nada de nuestra galaxia.

(ESA) - Incrustado en el corazón de la supernova RCW103, situada a unos 10.000 años luz, el objeto estelar no se parece a nada que los astrónomos hayan visto jamás en nuestra galaxia.

A primera vista este objeto, de color azul, tiene el aspecto de un denso corpúsculo de materia estelar similar a lo que se conoce como estrella de neutrones, y está rodeado por una burbuja de residuos inorgánicos, justo lo que cabría encontrar tras la explosión de una supernova. No obstante, un examen más exhaustivo del objeto con el satélite XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA) revela emisiones cíclicas (cada 6,7 horas) de rayos X procedentes del puntual objeto. Una frecuencia decenas de miles de veces menor que la que cabría esperar de una estrella de neutrones recién nacida.

Tal comportamiento, más común en las estrellas de neutrones que ya tienen millones de años de antigüedad, es "especialmente misterioso", a juzgar por la edad del objeto (que cuenta con menos de 2.000 años), según manifestó Andrea De Luca, del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF) de Milán.

Extraño comportamiento

Bautizado como 1E161348-5055 (o, más corto, 1E), el objeto está enclavado casi exactamente en el centro de RCW103, un resto de supernova ubicado a 10.000 años-luz en la constelación de Norma. Los astrónomos creen que tanto 1E como RCW103 nacieron de la misma catástrofe.

Como otras estrellas de neutrones, que se forman cuando una estrella al menos ocho veces más grande que el Sol se queda sin combustible y explota como una supernova, se estima que 1E mide tan sólo 20 kilómetros de diámetro.

Una explicación para el extraño comportamiento de la estrella es que pudiera tratarse de una magnetar, una rara subclase de estrellas de neutrones con un alto magnetismo. Sin embargo, de la docena de magnetares conocidas, la mayoría giran sobre sí mismas varias veces por minuto, una frecuencia que supera con mucho a la velocidad de rotación de 1E.

Esta explicación podría ser válida no obstante si la magnetar estuviera rodeada de un disco de escombros que entorpeciera la rotación de la estrella. Esta circunstancia, que jamás se ha observado hasta el momento, marcaría el descubrimiento de una nueva etapa en la evolución de las estrellas de neutrones, en caso de que se confirme.

Otra explicación, según los científicos, sería que 1E formara parte de un sistema binario con una estrella normal, de baja masa (con sólo la mitad de masa, de hecho, que nuestro Sol).

Aunque se conocen algunos sistemas binarios así, por lo general albergan objetos estelares millones de veces más antiguos que 1E.

Especulaciones aparte, los científicos han de seguir investigando el hallazgo de este extraño objeto, cuyo bizarro comportamiento aún son incapaces de explicar.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Supernova leaves behind mysterious object