¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 

En 2022 el asteroide Didymos se aproximará a la Tierra. No impactará contra nuestro planeta, pero será un buen momento para acercarnos y probar tecnologías que ayuden a desviar este tipo de objetos peligrosos. Una de las propuestas es la misión AIDA de la Agencia Espacial Europea y la NASA, un proyecto en el que se ha embarcado el profesor Adriano Campo Bagatin (Valencia, 1962) desde la Universidad de Alicante

¿En qué consiste la misión AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment)?

El objetivo es medir nuestra capacidad tecnológica actual para evitar posibles impactos de asteroides contra la Tierra en el futuro. Para ello se lanzarán dos naves hacia asteroide Didymos, un asteroide de unos 800 metros de extensión que, además, tiene un satélite de entre 100 y 150 m de diámetro orbitando a 1,2 km de distancia. En 2022 será el momento de máxima aproximación de este asteroide binario a nuestro planeta.


Diseño de la misión AIDA, con sus dos naves, y un asteroide binario como objetivo. / ESA

¿Y cuándo se lanzarían las naves?

Si se aprueba la misión, en octubre de 2020 despegará la sonda espacial AIM (Asteroid Impact Mission) dirigida por la Agencia Espacial Europea (ESA) para estudiar de cerca el asteroide. Después, en julio de 2021 se enviará el proyectil DART (Double Asteroid Redirection Test) gestionado por la NASA para que el año siguiente, en octubre de 2022, impacte sobre el satélite del asteroide a unos 6,5 km/s.

¿Qué podemos aprender si tiene éxito?

La sonda AIM estudiará el asteroide y el proyectil DART impactará en él

Está previsto que un módulo soltado desde AIM aterrice en el pequeño satélite para, entre otras tareas, estudiar su estructura interna con tomografía radar. Pero, sobre todo, el impacto de DART sobre el satélite permitirá medir los cambios de su órbita en torno a Didymos, el cuerpo principal. Así se podrá comprobar la eficiencia de utilizar una colisión para desviar cualquier asteroide —de dimensiones similares a este— que tuviera una órbita de colisión con la Tierra.

¿Cómo se ha gestado este proyecto?

Nace como continuación de otro presentado a la ESA hace más de 10 años, denominado Don Quijote, donde también se planteaba mandar primero una sonda llamada Sancho para estudiar un asteroide —se valoraron varios, entre ellos 99942 Apofis— y luego el ‘impactador’ Hidalgo. Pero la agencia europea tuvo esta propuesta en stand-by durante mucho tiempo por falta de financiación. Hace un par de años la NASA se interesó por este tipo de misión y empezó a concretar el concepto.

¿Y en qué fase está ahora?

Desde principios de este año el proyecto está en una fase de estudio denominada B1 por parte de ESA, y en su etapa homóloga respecto a la NASA. Hace unas semanas se formalizó el equipo de dirección o coordinating commitee (con cinco investigadores europeos y cinco estadounidenses), del que formo parte desde que me invitaron el pasado octubre. El año que viene, en 2016, tanto la ESA como la NASA tomarán la decisión definitiva acerca de la misión.

En 2016 la NASA y la ESA tomarán la decisión definitiva sobre AIDA

¿Qué relaciona a su grupo de investigación con este proyecto?

En el grupo de Ciencias Planetarias del departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Universidad de Alicante al que pertenezco llevamos a cabo estudios sobre la estructura interna de asteroides basados en simulaciones numéricas, en concreto las que se llaman de N-cuerpos, muy usadas en astrofísica. Por otra parte, en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) analizamos el movimiento de ida y vuelta del material superficial —como rocas y polvo— en asteroides que, como Didymos, son menores de 10 km y rotan muy rápidamente, en menos de 3,5 h. Ambos aspectos están resultando de interés para las misiones espaciales a asteroides, en particular en el caso de AIDA.

 


 

¿Y cuál es su papel en la misión?

En principio, coordinar uno de sus cuatro grupos de trabajo, el que se ocupa del estudio detallado del sistema binario Didymos: aspectos como sus propiedades físicas, dinámicas, su estructura interna, diversas mediciones… Aunque ha surgido una dificultad para nuestro grupo, ya que justo la semana en que nos formalizaban nuestra participación, el Ministerio de Economía y Competitividad nos ha denegado la ayuda trienal que solicitamos en octubre, precisamente para llevar adelante nuestra parte en el proyecto. De momento, hemos reclamado la decisión.

Fuente: Sinc. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:

Una galaxia remota que brilla con la luz de más de 300.000.000.000.000 soles (300 billones), es la más luminosa hallada hasta la fecha y pertenece a una nueva clase de objetos descubiertos por el telescopio WISE de la NASA: Galaxias Infrarrojas Extremadamente Luminosas (Extremely Luminous Infrared Galaxies, o ELIRGs)

“Estamos viendo una etapa muy intensa de la evolución de las galaxias”, dijo Chao-Wei Tsai del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California, autor principal de un nuevo estudio en The Astrophysical Journal. “Esta luz deslumbrante puede provenir de la etapa principal de crecimiento del agujero negro de esa galaxia”.

La brillante galaxia, conocida como WISE J224607.57-052635.0, puede tener un agujero negro gigante en su interior, absorbiendo el gas hacia sí. Los agujeros negros supermasivos atraen gas y materia que forman un disco que lo rodea, calentándose a temperaturas de millones de grados y emitiendo luz visible, rayos X, y ultravioleta, todo en alta energía. La luz es bloqueada por las nuves de polvo que envuelven el agujero negro. A medida que el polvo se calienta, irradia luz infrarroja.

Es común que haya agujeros negros inmensos en los núcleos de las galaxias, pero es raro encontrar uno tan grande tan “lejos” en el cosmos. Debido a que la luz de la galaxia que aloja el agujero negro ha viajado 12.500 millones de años para llegar hasta nosotros, los astrónomos están viendo el objeto como fue en el pasado distante. El agujero negro ya tenía miles de millones de veces la masa de nuestro Sol cuando el universo tenía sólo una décima parte de su edad actual, de 13.800 millones de años.

El nuevo estudio destaca tres razones por las que los agujeros negros podrían haber crecido hasta ser tan masivos en las galaxias infrarrojas extremadamente luminosas como esta. En primer lugar, es posible que hayan nacido con gran tamaño. En otras palabras, las “semillas” o agujeros negros embrionarios, podrían haber sido más grandes de lo que se creía posible.

“¿Cómo obtienes un elefante?”, se preguntó Peter Eisenhardt, científico del projecto de WISE en el JPL y co-autor del artículo. “Una manera es comenzar con un elefante bebé.”

Las otras dos explicaciones implican o romper, o duplicar, el límite teórico para la alimentación del agujero negro, al que se le llama el límite de Eddington. Cuando un agujero negro se alimenta, el gas cae y se calienta, emitiendo luz. La presión de la luz en realidad empuja el gas hacia fuera, creando un límite a la velocidad con que el agujero negro puede atrapar continuamente la materia. Si un agujero negro supera este límite, teóricamente podría inflarse a un ritmo vertiginoso. Previamente se ha observado que los agujeros negros han quebrado el límite; sin embargo, el agujero negro de este estudio habría tenido que violar varias veces el límite para hacerse tan grande. Alternativamente, los agujeros negros podrían estar, simplemente, torciendo el límite.

“Otra forma en la que un agujero negro puede hacerse así de grande es que se ha alimentado más rápido que lo que normalmente se creía posible”, dice Tsai. “Esto puede suceder si el agujero negro no gira tan rápido.” Si un agujero negro gira lo suficientemente despacio, puede engullir más materia que si lo hace velozmente.

“Los agujeros negros masivos en las galaxias infrarrojas extremadamente luminosas podrían atiborrarse de materia por un período de tiempo más extenso”, dice Andrew Blain, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, uno de los autores del estudio. “Es como ganar un concurso de comer hot dogs que duró cientos de millones de años”.

Se necesita más investigación para resolver el enigma de estas galaxias deslumbrantemente luminosas. El equipo tiene entre sus planes el determinar mejor las masas de los agujeros negros centrales.

WISE ha estado encontrando más de estas raras galaxias en las imágenes infrarrojas de todo el cielo que fueron capturadas en 2010. Al observar todo el cielo con más sensibilidad que nunca, WISE pudo atrapar raros especímenes cósmicos que, de lo contrario, podrían haberse pasado por alto.

El nuevo estudio reporta un total de 20 nuevas ELIRGs, incluyendo la galaxia más luminosa encontrada hasta la fecha. Estas galaxias no se hallaron antes debido a lo distantes que son, y porque el polvo convierte su poderosa luz visible en una increíble efusión de luz infrarroja.

“Encontramos, en un estudio relacionado con WISE, que hasta la mitad de las galaxias más luminosas solamente se visualizan bien en luz infrarroja”, dijo Tsai.

 


 

JPL dirige y opera WISE para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. La nave espacial se puso en modo de hibernación en el año 2011, después de que haber escaneado el cielo en su totalidad en dos ocasiones, completando así sus principales objetivos. En septiembre de 2013, WISE se reactivó, se lo renombró NEOWISE, y se le asignó una nueva misión para ayudar a los esfuerzos de la NASA para identificar objetos potencialmente peligrosos cercanos a la Tierra.

Fuente: JPL. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:

Un equipo internacional de científicos ha hallado en Kenia las herramientas de piedra más antiguas, que datan de 3,3 millones de años de antigüedad. Los artefactos indican que los homínidos pudieron fabricar herramientas mucho antes de lo que se pensaba y adelantan así los orígenes del género Homo —que incluye a los humanos modernos—. Sin embargo, los investigadores desconocen aún qué especie pudo realizarlas

En la mañana del 9 de julio de 2011, la investigadora Sonia Harmand de la Universidad de Stony Brooks (EEUU) y su equipo se equivocaron de camino cuando deambulaban en Kenia. Para reorientarse, ascendieron una colina pero percibieron “algo especial en ese lugar”, afirman. Y decidieron investigar. Para finales de 2012, las excavaciones en ese yacimiento —denominado Lomekwi 3— permitieron descubrir 149 artefactos de piedra que sirvieron para golpear, entre otros usos.


Una de la herramientas de piedra halladas en el yacimiento de Kenia

Estos artefactos marcan “un nuevo comienzo en el registro arqueológico actual”, señalan los autores

Ahora, los científicos confirman en la revista Nature que esas piedras son las herramientas más antiguas jamás descubiertas. Datan de hace 3,3 millones de años, y llevan hacia atrás en 700.000 años la edad de las herramientas hasta ahora más antiguas. Según los investigadores, los autores de los artefactos podrían ser o no algún ancestro de los humanos.

El hallazgo es la primera evidencia de que un grupo anterior de protohumanos (primeros humanos) tuvieron las habilidades necesarias para fabricar herramientas de bordes afilados. Estos artefactos marcan “un nuevo comienzo en el registro arqueológico actual”, señalan los autores del estudio.

“El yacimiento entero es sorprendente porque reescribe la historia de muchas de las cosas que pensábamos que eran ciertas”, dice el geólogo Chris Lepre, uno de los autores que dató las herramientas e investigador en la Universidad de Rutgers y del Observatorio de la Tierra de Lamont-Doherty en EE UU.

Las herramientas arrojan luz sobre un periodo inesperado y desconocido, anterior al comportamiento de los homínidos, y “pueden decirnos mucho más sobre el desarrollo cognitivo de nuestros ancestros que lo que nos dicen los fósiles”, explica Sonia Harmand, autora principal e investigadora también en la Universidad Paris Ouest Nanterre (Francia).


La investigadora Sonia Harmand y el coautor Jason Lewis examinando algunas de las piedras. / MPK-WTAP

¿Quién fabricó las herramientas?

Una de las principales incógnitas que suscita el hallazgo de las herramientas de piedra es su autoría. Durante mucho tiempo, los antropólogos han pensado que nuestros parientes del género Homo —la línea que lleva directamente a los Homo sapiens— fueron los primeros en elaborar este tipo de herramientas. Pero en este caso, los investigadores desconocen quién hizo estas herramientas tan antiguas.

El estudio sugiere una posible respuesta gracias al cráneo de un Kenyanthropus platytops de 3,3 millones de años de antigüedad encontrado en 1999 a un kilómetro del yacimiento de las herramientas. Un diente de este homínido y un hueso de su cráneo se descubrieron a pocos cientos de metros de allí y aún está por identificar un diente que se encontró a 100 metros.

La zona del yacimiento estaba parcialmente arbolada y cubierta de arbustos hace más de 3,3 millones de años

Sin embargo, nadie sabe exactamente si Kenyanthropus platytops está relacionado con otras especies de homínidos, pero sin duda adelanta en medio millón de años la primera especie de Homo que se conoce. Según el trabajo, esta especie pudo haber fabricado las herramientas. Otra hipótesis es que los que las hicieron pudieron pertenecer a otra especie de la misma era, como Australopithecus afarensis, o a un tipo aún no descubierto de Homo.

Para entender el contexto en el que vivieron estos homínidos y reconstruir la vegetación del área, la investigadora Rhoda Quinn, mujer de Lepre y coautora del estudio en la Universidad de Rutgers, estudió los isotopos de carbono en el suelo junto a los fósiles de animales hallados en el yacimiento. Los resultados indican que la zona estaba parcialmente arbolada y cubierta de arbustos hace más de 3,3 millones de años.

Hasta ahora se pensaba que la fabricación sofisticada de herramientas se produjo en respuesta a un cambio en el clima que produjo la extensión de la pradera de la sabana y la consecuente evolución de un amplio grupo de animales que pudieron servir de alimento para los ancestros de los humanos.

“Los homínidos pudieron empezar a golpear las piedras las unas contra las otras para afilar los bordes y así poder comer la carne de las carcasas de animales”, subraya Jason Lewis, coautor e investigador en la Universidad Rutgers.

Pero el tamaño y las marcas de las recién descubiertas herramientas sugieren que “los homínidos hicieron algo más aparte, sobre todo si estuvieron en un entorno con más árboles con acceso a varios recursos vegetales”, señala Lewis. Los investigadores creen que las herramientas pudieron usarse para romper nueces o tubérculos, o abrir troncos caídos en busca de insectos.

Retrasando el género Homo

Los primeros artefactos de piedra del este de África se descubrieron primero en la Garganta de Olduvai en Tanzania a mediados del siglo XX. Estas herramientas se asociaron después en los años 60 con los hallazgos de fósiles de Homo habilis, que vivió hace entre 2,1 y 1,5 millones de años.

Los hallazgos posteriores de fósiles han retrasado las fechas de los ancestros de los humanos y de sus herramientas de piedra. El pasado mes de marzo se anunció el hallazgo parcial de una mandíbula en una región de Etiopía que ha retrasado el género Homo a 2,8 millones de años de antigüedad.

Pero también hay evidencias de herramientas más primitivas usadas incluso antes que las del nuevo hallazgo. En 2009, unos investigadores excavaron huesos de animales de 3,39 millones de años de antigüedad que presentaban cortes y otras marcas, por lo que alguien usó las piedras para cortar carne fresca del hueso o para romper el hueso y sacar la médula ósea del interior.

 


 

Para los científicos, esta es la evidencia más temprana del consumo de carne y médula por parte de los homínidos. No obstante, en ese yacimiento no se hallaron herramientas, por lo que aún no está claro si los cortes se hicieron con herramientas elaboradas o simplemente con piedras afiladas. Los únicos restos fósiles de homínidos del área que datan de ese momento pertenecen a Australopithecus afarensis.

Referencia bibliográfica:

Harmand et al. "3.3-million-year-old stone tools from Lomekwi 3, West Turkana, Kenya". Nature 521 doi:10.1038/nature14464 21 de mayo de 2015.

Fuente: Sinc. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


Dracarys Artesanías




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com

Google