Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias (antes 2009) ] [Noticias (desde 2009) ] [ Página principal ] [ Revista de Ciencia Ficción ] [ Zapping ]

28/Ago/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Publicaciones recibidas: "Nocturnos de Viriconium", de M. John Harrison

Como dice nuestro reseñador, ¡Harrison lo hizo de nuevo! Damos cuenta de la última parte de la saga de Viriconium.

Título: Nocturnos de Viriconium
Autor: M. John Harrison
Título original: In Viriconium y Viriconium Nights
Traductores: Manuel de los Reyes
Ilustración de cubierta: Alejandro Terán
Diseño de colección: Alberto Cairo
Bibliópolis Fantástica n° 31
Páginas: 218

Harrison lo hizo de nuevo.

Sí, sí. Harrison lo hizo de nuevo y no me refiero al ex guitarrista de los Beatles, sino al señor M. John Harrison, autor de la tercera entrega de la saga Viriconium, de la cual nos ocuparemos en este artículo. En el primer libro, Caballeros de Viriconium, se nos ofrece un relato fantástico en un universo de ciencia ficción. En el segundo, Tormenta de Alas, vemos la realidad trastocada por seres de otra dimensión. Y en este último nos habla de un mundo fantástico al cual se accede a través de los sueños… o pesadillas. Tierras que sólo existen en las mentes más retorcidas de los escritores más retorcidos. Allí veremos, por ejemplo, una gigantesca ciudad atestada de tecnología incomprensible utilizada para idiotizar y controlar a sus ocupantes. Con una sociedad ilógica de ideales racistas y retrógrados, donde prevalece lo que se ve y todo es manejado por unos pocos que se escudan entre las sombras. Un lugar llamado Londres. Por suerte Harrison no nos confunde mucho con esto y desarrolla la historia en nuestra normal Uroconium (No sé porque insisten con Viriconium), con su Barrio de los Artistas, el Bistro Californium o la cafetería Luitpold, el canal Yser, Via Varese, el Paseo Protón, las ciudades costeras de Dunham Massey, Lymm y Ferro Espinazo, las tierras de labrantío al este de Agriponte y el Gran Páramo Pardo, por ejemplo. Ese vasto territorio que hay desde Cheminor hasta Mynned. Y no nos olvidemos de la bruma que cubre la Ciudad Vieja, la que trae la plaga.

Harrison lo hizo de nuevo, otra vez.

Después de leer Caballeros de Viriconium, uno le tomó cariño a tegeus-Cromis y sus compañeros de andanzas. Lamentablemente uno solo de los personajes originales estaba en Tormenta de Alas, pero con éste y sus reemplazos, inmediatamente nos enamoramos de ellos. Siempre a la espera de que aparezcan en futuros volúmenes. En esta tercera parte, Harrison no dejó a nadie. Utilizando el mismo escenario y una época distinta —de la cual uno no se puede asegurar si fue antes o después de los dos primeros libros—, tenemos que lidiar con nuevos caracteres por los cuales, para colmo, no damos ni cinco centavos al principio. Y es esa facilidad para hacer y deshacer, la abundante cantidad de detalles y anécdotas triviales, las que le permiten crear caracteres a diestra y siniestra, evitando caer en el simplismo de utilizar uno que ya tiene probada aceptación. Si, nos va a dejar con las ganas de saber que más hizo tegeus-Cromis, pero Ashlyme, el pintor de retratos, casi conseguirá que preguntemos ¿Cromis qué? ¿Quién? ¿Cuándo?

Los dos primeros libros tienen una continuidad temporal, aunque los relatos a modo de introducción y prologos están totalmente fuera de ella. Con Nocturnos... pasa exactamente al revés. La introducción es una continuación del segundo libro y otro relato aislado, pero la novela en sí es totalmente atemporal. Irreal es también una palabra que podría usar para intentar definirla. Y no le quedaría mal opresiva, caótica y angustiante. No hay finales felices y, si bien nuestros héroes terminan "ganando", siempre se pierde algo en el proceso algo valioso, irreemplazable y amado.

Palabras de más...

Lamentablemente esta edición de Nocturnos de Viriconium contiene una serie de artículos publicados en distintos diarios y revistas. Éstos nos hacen saber como es que Harrison escribió lo que escribió. Es como cuando explican un chiste. Uno bueno en este caso. Realmente no quería saber qué trata de decir Harrison en sus novelas. No por lo menos de esta manera. En algún momento hubiese buscado mas información y allí me habría desasnado, pero no así. Me hubiese gustado conservar la inocencia de creer que Viriconium es un mundo fantástico, y que cualquier parecido con la realidad era mera coincidencia.

Omar G.L. Munárriz para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Nocturnos de Viriconium

 

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002  Anteriores
Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://axxon.com.ar