Noticias en la página Axxón Página Axxón

19/Nov/06

Avispas biónicas en el ejército de Israel

Israel pretende afinar su estrategia y diseña un nuevo armamento con nanotecnología para combatir casa por casa con ingenios minúsculos capaces de perseguir, grabar y matar.

«Avispas biónicas» para perseguir, fotografiar y matar a terroristas palestinos, «super guantes» para aumentar la fuerza física del hombre que los lleva, y sensores en miniatura para detectar a los suicidas, son algunas de las armas del futuro para combatir a los milicianos palestinos. No se trata de un nuevo video juego o una película norteamericana de ciencia ficción, sino de los últimos avances de la nanotecnología —técnica científica que permite manipular la materia a la escala de átomos y moléculas— aplicada al uso militar.

Científicos israelíes especializados en esta revolucionaria ciencia de lo diminuto están desarrollando armas en miniatura para resolver el problema de los cohetes «Kasam», porque como dice el primer ministro israelí, Ehud Olmert, no existen «soluciones mágicas» para detener el lanzamiento de los misiles palestinos. «La guerra contra los Kasam no es cuestión de dar un golpe y se terminó», insistió Olmert.

Operaciones defensivas

Sus palabras fueron la respuesta a las demandas de líderes derechistas israelíes y de los habitantes de la ciudad de Sderot —donde el miércoles cayeron ocho cohetes y murió una mujer israelí a causa del impacto de uno de los misiles— para que el Ejército lance una operación masiva en la franja de Gaza. «Aquellos que proponen siempre la operación Muro Defensivo (llevada a cabo en Cisjordania en 2002) como ejemplo y piden una operación similar en la Franja de Gaza tienen que recordar que el terrorismo nunca terminará de un golpe», subrayó el primer ministro. Hasta la fecha, desde hace seis años, Israel ha lanzado decenas de operaciones militares contra Gaza, con cientos de muertos entre la población civil palestina, con el objetivo de poner fin a esa amenaza y siempre con el mismo resultado. Una vez que las fuerzas militares hebreas se retiran los cohetes «Kasam» vuelven a caer sobre el sur de Israel.

Por este motivo, las investigaciones en nanotecnología se ha integrado en el departamento de Seguridad de Israel para «encontrar soluciones creativas a los problemas que el Ejercito no ha podido tratar», manifestó ayer el viceprimer ministro, Simon Peres, al diario israelí «Yedioth Ahronoth». «La guerra en Líbano probó que necesitamos un armamento más pequeño. Es ilógico lanzar un avión no tripulado que ha costado 100 millones de dólares contra un terrorista suicida», aseguró Perez. Por eso, «estamos construyendo armas futuristas». Según anunció Peres, se prevé que los prototipos de las nuevas armas estén terminados en un el plazo de tres años.

La tragedia de Beit Hanun —donde murieron diecinueve civiles palestinos, en su mayoría mujeres y niños—, en la última ofensiva israelí en el norte de la franja, ha llevado al Ejecutivo de Olmert a emplear «otros métodos» para frenar la amenaza que representa para Israel el lanzamiento de los «Kasam» contra sus ciudades. Así, el ministro de Defensa, Amir Peretz, ha ordenado al Ejército reducir al mínimo los bombardeos contra la franja de Gaza con artillería pesada.

La nueva orden establece que los mandos necesitarán una orden especial del comandante en jefe de la Región Militar, Yoav Galant, u otros oficiales superiores del Estado Mayor, para lanzar cualquier operación. Aún así, ayer cuatro palestinos resultaron heridos en una serie de ataques aéreos perpetrados en distintos puntos de, y que tuvieron como blanco edificios en los que supuestamente se producían y almacenaban armas. Mientras tanto, milicianos palestinos continuaron ayer con el lanzamiento de cohetes artesanales contra el sur de Israel. Al menos cuatro «Kasam» cayeron ayer en suelo israelí. Y en la ciudad cisjordana de Naplusa activistas palestinos lanzaron un artefacto explosivos contra soldados israelíes.

Fuente: La rAzón. Aportado por Eduardo J. Carletti