Noticias en la página Axxón Página Axxón

02/Jul/07

Mundo sensible: juegos de guerra a la más imponente escala

Conflictos simulados: quizás su vida real sea tan rica que no tenga tiempo para otra.

Aún así, el Departamento de la Defensa de la USA (DOD) ya podría estar creando una copia de usted en una realidad alternativa para ver cuánto tiempo puede sobrevivir sin comida ni agua, o cómo responderá a la propaganda televisada.

El DOD está desarrollando un paralelo de Planet Earth, con miles de millones de "nodos" individuales para reflejar a cada hombre, mujer y niño de este lado de la línea divisoria entre la realidad y AR (realidad alternativa).

Llamado Sentient World Simulation (SWS), [simulación sensible del mundo], será un "espejo sintético del mundo real con continua calibración automática con respecto a la información del mundo real actual", de acuerdo con una monografía para el proyecto.

"SWS provee un entorno para Operaciones Psicológicas difíciles (PSYOP)", dice el trabajo, de modo que los líderes militares puedan "desarrollar y probar múltiples cursos de acción para anticipar y dar forma a los comportamientos de los adversarios, de los países neutrales, y de los socios".

SWS también reproduce instituciones financieras, empresas de servicios públicos, emisoras y tiendas en general. Aplicando teorías económicas y de la psicología humana, sus desarrolladores creen que pueden predecir cómo responderán los individuos y las multitudes a varios agentes de tensión.

Acabe con la reserva de agua de un país. Efectúe un golpe militar. SWS le dirá qué ocurrirá después.

"La idea es generar futuros alternativos con resultados basados en las interacciones entre múltiples partes", dijo el profesor Alok Chaturvedi de la Purdue University, co-autor de la monografía de SWS.

Chaturvedi dirige los laboratorios de Purdue para Synthetic Environment for Analysis and Simulations [entorno sintético para análisis y simulaciones], o SEAS -la plataforma base de SWS. Chaturvedi también tiene una versión comercial de SEAS disponible a través de su compañía, Simulex, Inc.

Los usuarios de SEAS pueden visualizar nodos y escenarios en cuadros de texto y gráficos, o como íconos contra mapas geográficos.

"Las corporaciones pueden usar SEAS para probar el mercado para nuevos productos", dijo Chaturvedi. Simulex tiene al gigante farmacéutico Eli Lilly y al contratista de la defensa Lockheed Martin entre sus clientes del sector privado.

De todos modos, el gobierno de la USA parece ser el cliente número uno de Simulex. Y Chaturvedi ha recibido millones de dólares en subvenciones del ejército y de la National Science Foundation para desarrollar SEAS.

Chaturvedi ahora está lanzando SWS a la DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) [agencia para proyectos de investigación avanzada de la defensa] y hablando de él con funcionarios del Department of Homeland Security de la USA, donde dijo que la idea ha sido bien recibida, a pesar de los espinosos asuntos de la privacidad para los ciudadanos de la USA.

A decir verdad, el Department of Homeland Security y el Departamento de la Defensa ya están utilizando SEAS para simular crisis sobre el territorio de la USA.

En abril, el Joint Innovation and Experimentation Directorate del US Joint Forces Command (JFCOM-J9) [1] empezó a trabajar con el Homeland Security y fuerzas multinacionales sobre "Noble Resolve 07", un experimento de defensa interna. [1] junta de innovaciones y mesa directiva de experimentación del comando conjunto de fuerzas de la USA

En agosto, las agencias cambiarán sus escenarios de crisis desde la costa este al teatro del Pacífico.

El JFCOM-J9 terminó otra prueba de SEAS el año pasado. Llamado Urban Resolve, el experimento proyectó escenarios de guerra para Bagdad en 2015, ocho años a partir de ahora.

El JFCOM-J9 es ahora capaz de correr simulaciones en tiempo real para hasta 62 naciones, incluyendo Irak, Afganistán, y China. Las simulaciones se alimentan con noticias de última hora, datos de censo, indicadores económicos, y eventos culminantes del mundo real, junto con información reservada como inteligencia militar.

El ejército y los funcionarios de inteligencia pueden introducir agentes ficticios en las simulaciones (como un pico de desempleo, por ejemplo) para calibrar sus efectos desestabilizantes sobre una población.

Los funcionarios también pueden "inyectar un sismo o un tsunami y observar su impacto (sobre una sociedad)", añadió Chaturvedi.

Jim Blank, jefe de división de modelado y simulación del JFCOM-J9, declinó discutir sobre las rutinas específicas que los comandantes están corriendo en los modelos de computadora de Irak y Afganistán. Sí afirmó que SEAS podía ayudar a los oficiales a determinar dónde colocar francotiradores en la plaza de una ciudad, o prever los escenarios que pueden emerger del malestar civil extendido.

"SEAS ayuda los comandantes a considerar la multitud de variables y resultados posibles en la guerra urbana", dijo Blank.

"Las futuras guerras serán asimétricas por naturaleza. Serán más no-cinéticas, siendo una población el centro de gravedad".

Los modelos de computadora de Irak y Afganistán son los más desarrollados y complejos de los 62 disponibles para el JFCOM-J9. Cada uno tiene aproximadamente cinco millones de nodos individuales representando cosas como hospitales, mezquitas, gasoductos, y gente.

"Los otros modelos de SEAS son mucho menos detallados, abarcando sólo unos pocos miles de nodos en total", dijo Blank.

Alimentar toda una simulación de la Tierra será un desafío colosal.

"(SWS) es una bestia hambrienta" dijo Blank. "Muchos datos serán necesarios para hacer a esta cosa siquiera creíble".

Alok Chaturvedi quiere que SWS corresponda a cada persona del planeta, una a una.

En este momento, las 62 naciones simuladas en SEAS retratan seres humanos como compuestos, en una proporción de 100 a 1.

Una organización ha logrado un nivel de granulación de uno a uno para sus simulaciones, de acuerdo con Chaturvedi: el ejército de la USA, que está utilizando a SAES para identificar reclutas potenciales.

Chaturvedi insiste en que su objetivo para SWS es tener una semejanza despersonalizada para cada individuo, en lugar de un duplicado inmediatamente identificable. Si el censo de su pueblo registra su fecha de nacimiento, título de trabajo, y si posee un perro, SWS generará lo que Chaturvedi llama un "como alguien" con las mismas estadísticas, pero no con el mismo nombre.

Por supuesto, las agencias gubernamentales y las corporaciones pueden añadir a SWS cualquier información personalmente identificable que decidan de sus propias bases de datos, y para sus propios propósitos.

Y con los consumidores que ya dejan regularmente su información personal en sitios web como MySpace y Twitter, no es un esfuerzo imaginar a SWS haciendo lo mismo.

"Puede haber conexiones a través de las cuales los individuos puedan aportar voluntariamente información a SWS", dijo Chaturvedi.

SEAS basa el "pensamiento" de su IA en las teorías de psicólogos cognitivos y en el trabajo del profesor Daniel Kahneman de la Princeton University, uno de los padres de la economía conductista.

Chaturvedi, como muchos de los desarrolladores de AR, también cita la obra de psicología positiva del gurú Martin Seligman (conocido, también, por su concepto de "desesperanza aprendida") como una influencia sobre los modelos de comportamiento humano de SEAS. El sitio web de Simulex dice, si bien un poco vagamente, que SEAS de manera similar incluye modelos de predicción basados en producción, mercadotecnia, finanzas y otros campos.

"Pero SWS podría nunca ser lo bastante inteligente para anticipar cada posibilidad, o predecir cómo reaccionará la gente bajo tensión", dijo Philip Lieberman, profesor de estudios cognitivos y lingüísticos en la Brown University.

"Los expertos toman 'correctas' decisiones bajo la presión del tiempo y la tensión extrema que no es necesariamente lo óptimo, pero funciona", dijo Lieberman, que sin embargo agregó que las simulaciones podrían ser útiles para anticipar algunas situaciones.

Blank, del JFCOM, dijo que SWS, que está usando computadoras y código para hacer antropología cultural, no incluye ninguna "ciencia dura en este momento".

"En última instancia", dijo Blank, "la persona que toma las decisiones es el comandante".

Fuente: The Register. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard y Gustavo Couralt