Página Axxón Axxón 122

Correo 122

1o de enero de 2003
 


Miércoles 4 Dic 2002 10:24:44

Amigo Carletti:
Hace un rato una persona vino a la biblioteca donde trabajo para solicitarme información sobre Oesterheld. Y de inmediato me sumergí en Internet para buscar esa información. Me encontré con Axxón, azares de la vida, para recordarme que alguna vez mantuve comunicación con Uds. y ya no, mía es la culpa. Pero recordé otra cosa, perdida en el fondo de mí, entre los pliegues más profundos de mi memoria: me vi en el quiosco vecino a mi casa, allá en Pergamino, leyendo "de ojito", las historietas de Ernie Pike y el sargento Kirk. Yo, por entonces, hablo, qué sé yo, de 1963 o 1964, tenía ocho o nueve años, nada sabía del autor. Era entonces Oesterheld sólo un apellido de difícil pronunciación para mi cabeza de pibe. Y luego supe, en los 70, quién era. Y luego vino la noche y lo envolvió como a tantos. A veces, un simple pedido hace que se reaviven los recuerdos y que el paso se agolpe en la cabeza de uno. Este es uno de esos momentos. Y como fue Axxón, su página en Internet, la causa de tal acontecimiento, te lo cuento.
Un abrazo enorme.

Carlos Barbarito
Muñíz, Argentina

Lo que decís en tu carta me recuerda que lo que hace inmortal a una persona no es su cara, ni su apellido, ni sus títulos, sino lo que hace. Dejar marca en chicos de ocho o doce, una marca buena e inolvidable, es una virtud que todos le envidiamos a Oesterheld y a otros grandes. Estoy seguro que si no hubiese ocurrido lo que terriblemente ocurrió y tuviésemos a Oesterheld entre nosotros, muchos seguiríamos disfrutando de las obras surgidas de su capacidad e imaginación sin saber quién es ese señor de apellido extranjero que ha firmado tantas maravillas.

Eduardo J. Carletti


Miércoles 11 Dic 2002 13:03

Apreciado Sr. Carletti

Sirva la presente para felicitarlo por la excelente página que han diseñado y para colaborar con ustedes informándoles que en la lista de revistas de Ciencia Ficción publicadas en Argentina que aparece en su página web falta la mención de la revista "Urania", de la cual se editaron pocos números en Rosario, en la época en que apareció "Más Allá". Lamentablemente no puedo contribuir con más información que la que permite mi memoria (todavía más o menos buena a mis 70), debido a que mi colección de Hombres del Futuro, Más Allá, Urania y otras (entre las que podría mencionar algun ejemplar de Rojinegro con historias del género fantástico), debido a que perdí mi biblioteca en una inundación.
Debo mencionar que también se perdieron la colección de novelas de Burroughs (las series de Tarzán de novelas marcianas), los 45 primeros números de Narraciones Terroríficas (Molino), las de Salgari (entre ellas unas cuantas de la serie editada por Calleja), las de Van Dine (pero gracias a Dios pude conseguir en España la colección de ese autor editada por Aguilar) y un montón más. Como puede apreciar, fue un desastre. Ojalá me las hubiesen robado, así por lo menos existirían. Ahora no me queda más remedio esperar que a alguien se le ocurra reeditar todo ese material en el mismo estilo que lo hace la editorial Dover, que por cierto editó las novelas marcianas de Burroughs hace algunos años, pero que solamente se pueden comercializar en USA.
Quedando a sus gratas órdenes, le envío un saludo fraterno desde esta convulsionada Venezuela.

Carlos A. Montes de Oca

Muchas gracias por la carta y la información. Conocía el nombre, pero nunca pude ver una ni saber de qué época precisa era. Espero que algún lector me acerque datos. En Argentina hay fanáticos como usted (o como yo) y espero que a alguno de ellos siga teniendo ejemplares. Lamento mucho la pérdida, perder libros es como perder amigos...

Eduardo J. Carletti


Miércoles 11 Dic 2002 12:53

Estimado señor Carletti:
Hace aproximadamente una semana tropecé con su página gracias a la mediación de un amigo que me recomendó la revista. Me parece excelente su idea de potenciar y congregar los talentos potenciales para llevar la CF a cotas tan altas como la llamada literatura —seria—. Me pregunto si, en estas últimas 2 décadas en que la CF latinoamericana comienza a tener una voz propia, tendrá que recorrer el mismo camino por donde ya pasaron los escritores desde la —época de oro— de la CF anglosajona. Desde hace algún tiempo me estoy interesando en el género y lo encuentro cada vez más atrayente y casi es una experiencia vital para desarrollar nuevas ideas desde puntos de vista nada comunes, como lo hacen los buenos escritores del género.
No sé que cosas pasarán la censura de su criterio o si hay un conjunto editorial que evalúa las opiniones de los lectores para incluirlas en el correo, pero de todas formas ahí va: me sorprendió la propuesta tan heterogénea de la revista: ¿A qué público va dirigida? Por un lado hay literatura bastante seria, teniendo en cuenta el origen de los escritores, francamente apartados de la CF —dura— anglosajona, con valores más literarios que científicos, con mucho humor y tratamientos a veces despreocupados en las cuestiones más serias de forma, pero con muy buenas propuestas, quizás para integrar el cuadro que realmente nos identifique como cultura continental. Pero por otro lado, la sección de Andernow me parece un simple gancho para adolecentes presexuales, con chistes tremendamente chauvinistas, cargados de regionalismos que difícilmente comprenderían otros hispanohablantes (yo no entendí casi ninguno, a pesar de vivir en un país con un sentido del humor bastante proverbial!, donde no me considero una excepción a la regla), además ¿Para que el acompañamiento de las ilustraciones? El buen humor no las necesita y puede ser tan refrescante como la foto picante; que de paso, iría a otro sitio de la red a buscarla, no a una revista dedicada a un género casi científico, y los que acuden a él, por regla general, tienen cierta formación técnica, o al menos saben que el género anda cerca de esas cosas. Esto me parece que los hace perder mucho, por otra parte me disculpo por el rapapolvo, a lo mejor es una exigencia de los patrocinadores, o una monomanía de su editor y yo meto mis narices donde no me llamaron.
Por otro lado quisiera recordarles algo que pueden estar perdiendo de vista: desde la segunda —edad de oro— de la CF se habla del valor educativo del género y su capacidad para atraer público con los métodos más heterodoxos desde el punto de vista literario y buscar soluciones a problemas aparentemente insolubles: quisiera felicitarles por la constancia con que dentro de las difíciles situaciones del país, sacan adelante su literatura y dan un espacio a los otros para encontrarse y hablar de todas las cosas fascinantes del género ¿A ningún compatriota se les ha ocurrido mirar el futuro de la Argentina desde la CF? ¿Tienen el humor, el sentido común y la fe necesaria para hacerlo? Cuando se sienta mal por estas cosas piensen en otros muchos latinoamericanos que los acompañan en el pensamiento y les desean las mejores cosas.
PD 1: Quisiera que publiquen en la lista mi ID para poder contactar otros colegas en mi país, donde se dificulta mucho el contacto por no existir espacios apropiados para ello: el otro día, revisando la página de la revista española BEM, encontré un coterráneo que había quedado mencionado en la lista de mejores concursantes del UPC de España: Vladimír Hernandéz Pacín, si tuviérais datos de cualquier otro cubano interesado en el género, quisiera que me escribieran a: ulises@arquitectura.ispjae.edu.cu o al CC // ivegg@yahoo.es //
PD 2: Aquí en Cuba es sumamente difícil poseer un ordenador y muchísimo más una conexión propia. Uno de los lectores (Andrés F. Diplotti en el número 115) que escribieron al correo se quejaban de que no podían contactar y conversar y tenía que descargar la revista en cibercafé o kioscos (ojalá tuviésemos al menos esas oportunidades acá, no sabeis lo dichosos que son), y por eso no me es tan fácil conversar en la lista o cualquier otra forma de intercambio en red; espero que al menos, podais responder a mi correo.
Saludos
Ulises Bea

Las opiniones son amplias como el contenido de la revista... y quizás aquí está la clave de la cuestión que le ha preocupado. Una de mis mayores preocupaciones es no hacer una revista para mí mismo. Procuro cubrir todas las facetas del género y abrir constantemente nuevas líneas. Ponerse a elegir, por otra parte, cuando se trata de temas y orientaciones y no de calidad mínima aceptable, nos lleva a peligrosas posiciones, justamente las que tan mal nos han hecho durante décadas de nuestra historia. Las secciones como Andernow y otras son manejadas con criterio absoluto por sus directores, y en muchos casos, esto lo saben los lectores de hace años, llegaron a ser como revistas adentro de la revista. Por supuesto, no han faltado, algunas veces, unos tirocitos de oreja del Director de la revista al Director de la Sección, pero en la historia de Axxón han sido muy pocos. La corrección ortográfica y de sintaxis también pasa por una última revisión a cargo mío, aunque no será, a pesar de esto, tan perfecta como quisiéramos. A veces el tiempo no alcanza... o nos agarra sin tantas ganas. Resumiendo, no me parece un problema que haya partes del sitio que parezcan sólo para jovencitos (aunque yo, que ya pasé del medio siglo, muchas veces disfruto de sus contenidos) cuando hay partes para todos. Divulgación, noticias, literatura, entretenimiento. La revista pretende ser visitada, esto es lo más importante. Se puede poner en Internet lo mejor de lo mejor, pero si nadie lo visita pierde gran parte de su sentido. En el caso de Axxón, si nadie la visita muere... porque es el combustible que me alimenta. Y que alimenta a otros.
Me queda el tema del futuro de Argentina: sí, alguien se preocupó de escribir especulativamente sobre un posible futuro inmediato de la Argentina. Está en la sección Futuros, que sé ha despertado mucho interés en los lectores, aunque esté un poco dormida ahora.
Lamento mucho sus dificultades de acceso. Conozco mucho de lo que pasa en Cuba porque tengo amigos allá que me lo relatan. Hay cosas que pueden pasar aquí en cualquier momento, como que Internet se vuelva un artículo de lujo para los argentinos. Esperemos que esto quede en la especulación y que la gente de Cuba pueda acceder con cada vez más facilidad.

Eduardo J. Carletti


Jueves 17 de Octubre de 2002 09:28

Querido amigo Eduardo:

Te estarás preguntando quien soy. ¿Quien este loco?, ¡No te registro! Es verdad, no nos conocemos personalmente, pero procedo a presentarme.

Me llamo Raul Simonetti, tengo 31 años y soy lector y fanático de la ciencia ficción desde los 11 cuando mi viejo me llevó a ver al cine "El Imperio Contraataca", mi mente desde ese momento estalló en 50 pedazos, luego empecé a leer cómics y libros de Julio Verne, pero un día una amiga me regaló "El fin de la Eternidad" de Isaac Asimov y desde entonces no paré de leer.

En el año 1984 mis padres estuvieron al borde de la separacion. Hasta el año 1990 mi casa fue un infierno. En ese período los libros fueron mi refugio. ¡Ohh! que época más gloriosa, llegué a leer hasta ocho libros al mismo tiempo sin perder el hilo argumental de ninguno.

Después, por el 92, tomé contacto con una revista extraña, venía en disquette y se llamaba AXXON. La tenía que leer en la casa de un amigo porque yo no tenía Pc.

Algunos años más tarde les perdí el rastro, es más, hubo gente (mala gente) que me dijo que ustedes habían muerto. Grande fue mi tristeza, ustedes habian sido mis amigos y ahora ya no estaban.
Me deseperé, pero mi afición o ¿adicción? a la CF no decayó jamás.

Un día, navegando por la net en el buscador, ingenuamente y por curiosidad, puse la palabra "axxon" para ver si encontraba a algun otro loco lector que los recordara y poder charlar de buenas épocas. Grande fue mi sorpresa ¡Existía un sitio llamado AXXON! Sin dudarlo me tiré de cabeza y, ohh sorpresa, mis amigos perdidos estaban ahí, no habían muerto, se habian ido por un tiempo pero habían vuelto. No sabés, lloré como loco por este reencuentro.

Hoy tengo todos los números y de a poco los estoy leyendo para ponerme al día. Grandes fueron los cambios que hubieron desde esos viejos diquettes pero me gustan esos cambios.
Pero quise hacer algo que nunca había hecho, y es escribirles, sólo para decirles:

¡Gracias!, ¡Gracias porque a pesar de todo estan ahí!

Ya sé que los tiempos son muuuuy difíciles, las cosas no son como las soñábamos.

¡Eduardo! Todos hemos cambiado, el país cambió, la gente, todo.

¿Pero sabés una cosa? Hay algo que no cambió y es mi afición ¿o adicción? a la CF.
El amor y ese cariño hacia ese género tan vapuleado e insultado en este país hizo de mí una persona decente, más o menos inteligente y sobre todo ¡pensante!
Hoy nuestro país casi no tiene cultura, los chicos van a la escuela sólo para que les den de comer.
Pero ustedes me impulsaron a hacer algo... Hoy, con mis 31 años a cuesta, comencé a estudiar para ser profesor de Literatura y ¿sabés cual es mi sueño?, poder enseñarle a mis futuros alumnos que hay algo llamado Ciencia Ficción, que les puede abrir la cabeza a otras cosas y ser libres, así como yo fui libre.

Eduardo, hace dos años que estoy sin trabajo, pero aún trato de soñar un futuro un poco mejor que el actual. Alguien dijo: "No está muerto quien pelea" y es verdad. No digo que uno no se canse de tanto pelear, pero bueno, hay sangre nueva a la que pasarle la bandera, yo voy a tratar y espero no aflojar.

Bueno, me voy despidiendo y ya no te aburro más con este largo mail, pero me retiro diciendo:

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias AXXON! ¡Gracias Eduardo! y no aflojar.

Raul M. Simonetti.

PD: Otro sueño mío es un dia poder estrecharte la mano personalmente, para agradecerte tanto esfuerzo tuyo y de los que colaboraron con AXXON.

¡Qué puedo decir!... éste es nuestro combustible. Gracias, Raúl, por tus palabras y tus actos. Todos nosotros queremos así a la literatura que nos llena de maravilla y magia. Me alegra que me consideres fuente de esa felicidad en tu vida. Creo que es una de las cosas principales que debería procurar un editor. En nuestro caso, como no hay plata que ganar, es todo.

Eduardo J. Carletti


Viernes 18 de Octubre de 2002 05:02

Felicitaciones por la revista Axxon. Felicitaciones nuevamente.

Me alegra ver hispanoamericanos creando ciencia ficción, quizá se deba a que un escritor consagrado, Luis Alberto Salvarezza, coordinador de un taller de literatura al que asisto, lapidó brevemente mis creaciones fantasticas diciendo que en la Argentina la ciencia ficción ya poco peso tiene. Ustedes y su trabajo refutan por completo esas palabras y eso alegra mi corazón.

Me deleito con los textos expuestos por tratarse de ciencia ficcion puramente argentina y de los pagos circundantes. Personalmente he leído a Asimov, Harry Harrison, Clarke, Efremov y demás autores, tanto estadounidenses como europeos en general, remarcando lo pobre que suelen ser las traducciones ocasionalmente y lo desvalorizante que eso resulta para cualquier obra. Me enorgullece sentirme parte de los soñadores latinoamericanos y desearía unirme a las Huestes de Axxon, como deberían de apodarse el conjunto de escritores expuestos.

Pronto estaré comunicándome nuevamente, les acercaré un cuento o quizá algo más.

Mi nombre es Danilo David Pietroboni (Kartama Dai Gin), resido en Concepcion del Uruguay (300km a Bs.As.), Entre Rios.

Un saludo y nuevamente felicitaciones. Su revista ha quitado el peso de la soledad de mis espaldas.

No te preocupes demasiado por lo que te digan... al menos en lo que se refiere a los gustos literarios y a la salud del género en la Argentina. De hecho, todos los días nos están matando. Nos matan en las conferencias y nos niegan en las mesas de bar. Bueno, ¿qué nos queda sino seguir viviendo y haciendo lo que nos sale? Así es Axxón. Crece, se hace fuerte y se debilita, recibe golpes casi mortales y se levanta, y respira cada minuto. Como digo más arriba, y no me canso de repetir, mientras se oigan otros alientos que nos acompañan en la oscuridad seguiremos vivos. Esperamos tu participación.

Eduardo J. Carletti


Viernes 27 de Diciembre de 2002 20:15

Hola, amigos de la revista axxon
Me he pasado todos estos días mirando esta página, que además me parece excelente. Increíblemente lo he leído casi todo. Me gustaría enviar próximante algunos cuadros míos a esta sección, pues creo que tienen que ver un poco con la tónica de la revista en general. Les enviaría mis últimos trabajos relacionados con figuras poco más o menos inquietantes que entran dentro de mi estilo pictórico, que ni yo mismo ya podría catalogar. Quizás sean reminiscencias de antiguas culturas que habitan no ya sobre la tierra sino mas bien dentro de los sueños de este humilde artista. Si les interesa la idea, háganmelo saber y les iré enviando mis últimos trabajos que serían, además, de carácter inédito en Internet.
Un abrazo
Jorge Llamos González, pintor cubano

Bien, te he respondido ya directamente, pero quise poner esta carta para que se sientan estimulados otros artistas a comunicarse y particpar. En algún momento me resultó difícil conseguir material para la Galería de Arte, pero ahora tengo algunos a la espera, de muy buena calidad, como habrán visto los lectores en los portfolios que han aparecido. El trabajo de crear maravilla en la mente y luego plasmarla en imágenes se diferencia del que hace un escritor en las técnicas físicas, pero requiere tanto o más esfuerzo. Espero tus trabajos.

Eduardo J. Carletti


Lunes 30 de Diciembre de 2002 20:15

Eduardo:

Estuve leyendo la sección "Futuros" de Axxon, sobre todo lo referido a la segmentación de Argentina.
Para 1987 yo gané un concurso con un libro de cuentos llamado "Los Hijos de Dinah", donde especulaba con el futuro del país. Como ganó el 2º y no el 1º premio, no lo publicaron.
Aparte de algunas diferencias (Neuquén unido a la Patagonia, no a Cuyo; el NOA como parte de un nuevo Imperio Inca; el Litoral escindido y anexado a Brasil; Buenos Aires y Uruguay amalgamados por una tiranía; Córdoba destruida y tierra de nadie, etc.) el panorama que pintaba yo en esos cuentos era bastante similar.
Y si bien es cierto que los artistas -aparte de nuestros talentos o falta de ellos- somos intuitivos, me pregunto si no será demasiada la coincidencia.
Porque tuve la oportunidad, hace poco, de ver la copia de un mapa alemán de 1890 (Mil ochocientos noventa, no hay error) donde se representa a la Patagonia como un estado independiente.
Entonces me pregunto... ¿Qué somos? ¿Visionarios o inducidos?
Es probable que estas especulaciones no sean como la "Amerika" de los Yankees, donde especulaban con una ya imposible invasión soviética, sino una preparación psicológica para un futuro que parirá con enormes dolores.
Dios se apiade de nosotros.
Por otra parte, ya que de Dios hablamos, muy interesante lo del milagro de Jerusalem; de no ser que ni el nazi más nazi lanzaría una bomba atómica sobre esa ciudad. No en vano la llaman la "Tres Veces Santa", pues es sagrada para tres religiones (El Judaismo, el Cristianismo y el Islam).
Un abrazo a todos los amantes de la Ciencia Ficción y que este año que empieza (donde ya deberíamos tener colonias en Marte, según las fantasías de nuestra infancia) nos sea lo más leve posible.
 
Fernando José Cots

Y sí, las coincidencias de este tipo se dan muy seguido en la literatura. Las informaciones y hechos que circulan despiertan ideas en el inconsciente y consciente de las personas, y las ideas se plasman, a veces, en textos similares... Cuántas veces los juicios de plagios se harán sin razones valederas.

Eduardo J. Carletti


Enviar las cartas a ecarletti@axxon.com.ar


Desde que abrimos la Lista Axxón se han anotado enormidad de personas, y por esto muchas opiniones que antes se intercambiaban por el Correo ahora se presentan y discuten día a día en la Lista. No me pareció razonable extraer textos de opinión de ella para ponerlos aquí, ya que son medios diferentes. Espero que alguno de los "Listeros" mande de vez en cuando una carta para este Correo. No sea que lo dejemos huérfano...

Eduardo J. Carletti   


 
Página Axxón Axxón 122
            


Nedstat Basic