Hecho en la República Argentina Página Axxón Axxón 130 Hecho en la República Argentina

F i c c i o n e s

CÓDIGOS FORÁNEOS
Juan Jacinto Muñoz Rengel

España

Diario de campo

 

14/03/02

0:33 h - Los cuerpos presentan un aspecto granuloso, irregular, a pesar de que todos obedecen a una estructura general cuadriforme. Su altura es de unos 10 cm., mientras que su área superior debe de rondar los 50 cm2. (A= 50x50). Su superficie es oscura y porosa; pertenecen sin duda al reino de los minerales. Es posible que estén formados por un compuesto basáltico alto en feldespato, que mañana analizaré. Eso es todo.

 

15/03/02

7:45 h - Los responsables de la misión me han proporcionado esta mañana un dato que da un giro radical a mi investigación: los cuerpos objeto de este estudio fueron recogidos por la sonda espacial Pathfinder II en la región de Tharsis (al este del Monte Olympus), en el valle formado por los volcanes Arsia y Pavonis, junto a estos cuatro cuerpos había otros ocho o nueve mil cuerpos idénticos. El corolario de esta insólita circunstancia es claro: tal cantidad de cuerpos, con una disposición geométrica (esto es, ordenada) y medidas similares, difícilmente puede ser producto de un fenómeno natural, explicado en términos de simples reacciones físicas o químicas entre sustancias no vivas, por lo tanto, puede ser consecuencia de una actividad orgánica o de la manipulación ex profeso de una forma de vida sobre su medio. La demostración de cualquiera de estas dos últimas hipótesis significaría el mayor descubrimiento que el hombre haya hecho jamás sobre la génesis de la vida en el Universo: la existencia de vida (quizá vida inteligente) en otro planeta.

14:06 h - Llamaré a los cuatro cuerpos a , b , c y d , respectivamente.

Relación de pesos:

Peso en Kg. Equivalencia en Marte
a 21 7,98
b 19,5 7,41
c 20,3 7,71
d 19,9 7,56

Los cuatros cuerpos, sometidos a la gravedad marciana, son relativamente ligeros. Nuestro desconocimiento de las características geomorfológicas de Marte es aún muy grande, a pesar de las transmisiones del Mariner 9 desde 1971, por lo que aún tenemos que superar la posibilidad de que los cuerpos sean un producto natural de la erosión (y, aunque suponemos que las leyes de la geofísica de Marte son muy similares a las nuestras, tampoco podemos descartar que los cuerpos sean el resultado de la solidificación del magma expelido por uno de los volcanes de la región de Tharsis).

20:35 h - La composición basáltica de los cuerpos es:

Mineral desconocido (A) 1,3 %
Mineral desconocido (B) 0,17 %
Mineral desconocido (C) 0,08 %
Feldespato 98,45 %

El análisis de las sales aluminosilicáticas que componen el feldespato es el que sigue:

Potasio 53,21 %
Sodio 12,41 %
Calcio 3,08 %
Mineral desconocido (D1) 8,19 %
Mineral desconocido (D2) 23,11 %

16/03/02

9:30 h - Mi colega Lowell me ha traído los resultados del espectrógrafo. La prueba del Potasio 40 dice que los cuerpos tienen 270 millones de años. No es una edad extraordinaria para una roca, todos sabemos que en la Tierra hemos podido fechar rocas de hasta 3.800 millones de años de edad; lo realmente extraño es que rocas de 270 millones de años de antigüedad se encuentren en la superficie del planeta, en lugar de situadas en un estrato mucho más profundo de sedimentación (y, según cuenta el astronauta H. Wilder, perfectamente alineadas en un orden de miles a lo largo de todo el rojo y polvoriento valle marciano, como si se tratara de un poderoso ejército dispuesto para el combate, o de las triunfales calzadas cimentadas por sus milicias al genuino estilo romano).

 

17/03/02

12:45 h - He seccionado el cuerpo a . El descubrimiento ha sido impresionante. El color oscuro del exterior de a ha comenzado a aclararse según profundizaba en su interior; los poros de la superficie, sin embargo, han continuado su camino hacia el interior del cuerpo, conformando una especie de microscópicos canalículos similares a los del tejido óseo. Al analizar una muestra del interior de a , he observado que los elementos basálticos del análisis que anteriormente expuse han desaparecido (tan sólo a 1,5 cm. de profundidad), conservando únicamente las sales aluminosilicáticas, mezcladas éstas ahora con las siguientes sales minerales:

Fosfato tricálcico hidratado 87 %
Carbonato cálcico 9 %
Fosfato magnésico 4%

Estos elementos son los que fundamentan (con algunas variaciones) el tejido óseo de los organismos vivos pluricelulares de la Tierra, entre ellos los propios huesos humanos. Otro factor ha singularizado la naturaleza inaudita de mi descubrimiento: la presencia de agua (que en Marte debía de hallarse en las cavidades óseas en forma de hielo, debido a los 7,5 milibares de presión marciana). De estos datos se debe inferir, con plena legitimidad, que no nos encontramos en presencia de rocas marcianas, ni siquiera de rocas marcianas manipuladas por una forma de vida, sino de auténticos fósiles prehistóricos (perfectamente petrificados por una capa basáltica) que son la prueba en sí mismos de la existencia de vida pasada en Marte.

 

18/03/02

19:40 h - He penetrado aún más en a . Tengo que rectificar mi tesis anterior: los cuatro objetos de mi estudio no son fósiles: los objetos (¿o sujetos?) de mi estudio están actualmente VIVOS.

El tejido óseo del sujeto a envuelve un organismo pluricelular. El organismo pluricelular está vivo. Las células del organismo son complejas y tienen un núcleo definido; sin embargo no se organizan en sistemas de órganos: el espécimen carece de sistema digestivo, nervioso, respiratorio o reproductor, por lo tanto no es animal ni vegetal. Tampoco se trata de un hongo o de un phylum parasitario. Las células de a están faltas de mitocondrias (o de orgánulo alguno responsable de la respiración celular) y de lisosomas (o de orgánulo alguno responsable de la nutrición celular); no obstante poseen una estructura análoga al centriolo, que las dota de movimiento. Es inexplicable como el sujeto a permanece vivo.

22:20 h - Estoy desconcertado. Lowell y los muchachos del equipo también están perplejos. No sabemos si podremos enfrentarnos a esta misión, el funcionamiento del sujeto a es absurdo, incomprensible. Han llegado órdenes de arriba, no debemos hablar de esto con los medios de comunicación; hasta nueva orden los cuatro cuerpos traídos de Marte siguen siendo fósiles.

2:07 h - El sujeto a ha muerto. Tan inexplicablemente como permanecía con vida ha dejado de vivir.

 

19/03/02

7:45 h - El examen forense de a no ha sido productivo. Al seccionar a a hemos descubierto una estructura interior homogénea, sin sistemas de órganos; tan sólo hemos encontrado en su centro un elemento cartilaginoso, duro, formado en su mayor parte por fibras de colágeno, que adopta la forma de espiral. Alrededor del cuerno espiral (como lo hemos bautizado) se amontonan cientos de filamentos, prolongaciones que tocan el cuerno sin función aparente.

16:30 h - Hemos sometido a b , c y d , a una exploración de rayos X, por miedo a que, al igual que a , no resistan una intervención. Los tres sujetos poseen un cuerno espiral. Se observa un movimiento de los filamentos alrededor del cuerno.

20:25 h - Tras reunión del equipo hemos decidido aprobar el siguiente dictamen: a pesar de nuestro enorme desconocimiento acerca de los mecanismos que mantienen con vida a los sujetos, podemos afirmar que la forma de vida no es inteligente.

 

20/03/02

10:00 h - Los cuernos presentan unas estrías microscópicas que los recorren de arriba a abajo. Ninguno de los cuernos muestra una disposición del trazado comparable entre sí. Pienso que constituyen un factor de diferenciación de su especie, al igual que nuestras huellas digitales.

16:30 h - Se especula con la idea de que los cuernos puedan encerrar un sentido lingüístico cifrado, que constituyan un sistema de escritura; idea del todo descabellada, si partimos de la base de que los cuernos no son sino el cartílago no funcional de una forma de vida no inteligente, semejante a las protistas, simples, pasivas, sin sistemas de órganos. No obstante, sospecho que no estoy capacitado para pronunciarme al respecto, pues toda la fisiología de estos seres es para nosotros un misterio.

 

21/03/02

9:30 h - Se ha incorporado a la misión el equipo del criptógrafo T. S. Muller. Han traído con ellos computadores de alta tecnología, diseñados para la ejecución de programas combinatorios. Se juega con la hipótesis de que las estrías de los cuernos obedezcan a una codificación análoga a la escritura rúnica.

 

22/03/02

23:00 h - Sin novedad.

 

23/03/02

14:35 h - Todas las proteínas de todos los sistemas vivos de la Tierra están compuestas por un grupo de veinte aminoácidos:

glicinaarginina
alaninaasparagina
valinaglutamina
leucinacisteína
isoleucinametiona
serinafenilalanina
treoninatirosina
ácido aspárticotriptofano
ácido glutámicohistidina
lisinaprolina

En los sujetos a , b , c y d , el ácido aspártico, el triptofano y la metiona, desaparecen, para ser en su lugar sustituidos por dos aminoácidos desconocidos (a1 y a2), que quizá podamos reproducir sintéticamente en laboratorio. Este fenómeno parece confirmar la tesis de la corriente de pensamiento del "accidente congelado", que sostiene que la primera célula se formó accidentalmente con esos veinte aminoácidos, y que en consecuencia toda vida posterior terrestre se desarrolla a partir de ellos.

 

24/03/02

23:00 h - Sin novedad.

 

25/03/02

12:42 h - Inesperadamente, ¡Muller ha descifrado el código! Las estrías de los cuernos se sujetan a un orden criptográfico, por lo tanto: hay o ha habido vida inteligente en Marte.

 

26/03/02

23:00 h - Sin novedad.

 

27/03/02

9:45 h - Los cuernos de los cuatro sujetos miden 30 cm. El equipo de Muller sólo ha conseguido descifrar hasta ahora dos porciones del cuerno de c, entre las dos sólo miden 0,04 micras. Intentaré transcribir a continuación la traducción aproximada de los dos fragmentos:

Primero: «Imaginemos una cantidad infinita de Libros [donde dice "libro" conjeturo que debe leerse "cuerno espiral"], con una cantidad de caracteres [runas] limitada. Evidentemente la repetición infinita de una serie limitada de caracteres daría lugar a una cantidad ingente de combinaciones, donde tendrían cabida todos los Libros posibles. Pero la Matemática Infinitesimal nos dice que ese número de combinaciones llegaría a agotarse, y que los Libros se repetirían. La Matemática Infinitesimal también nos dice que cada Libro se repetiría infinitamente. Es evidente para Nosotros que, aunque pudiera parecer [el verbo sugiere una referencia a una Apariencia engañosa primaria, en el sentido del Mãyã del Vedanta no dualista de la filosofía hindú] que en este conjunto el número de Libros sin sentido sería mayor al de Libros con sentido, es sólo una cuestión de frecuencia y ambas cantidades serían infinitas por igual. En este conjunto infinito de Libros podríamos encontrar transparentes explicaciones del Origen, elucidaciones del futuro, descripciones de la muerte, de la nada o del vacío; pero también podríamos encontrar infinitas adulteraciones de estos Libros, infinitas corrupciones de la Verdad a las que daría lugar el Azar. Cómo saber cuál Libro dice la Verdad. Cómo distinguir entre él y su casi idéntico. Los Libros lo dirían todo, absolutamente [este término alude a una referencia cósmica intraducible], pero no servirían para nada, excepto para sembrar el caos, el escepticismo, el anarquismo epistemológico... Aparentemente esta analogía no nos ha llevado a ningún sitio, pero de nuevo nos engaña la Apariencia [Mãyã]: esta analogía explica en sí misma el Origen de la Vida. Los caracteres del Universo son limitados ((100.000.000.000 galaxias x 135.000.000.000 estrellas x 10 planetas) x 10.000.000.000 de años [el año marciano es de 687 días]), y el número de Universos es infinito, analógicamente: todo lo que existe, existe por Azar, gracias a la explosión infinita de Orígenes [¿se refiere a infinitos Big Bangs?], y existe infinitas veces repetido»

Segundo: «Era verano. Hacía una cálida temperatura de -287°. A los pies de Ttläj [he conservado el nombre propio con el que el cuerno de c se refiere al Monte Olympus] todo se veía maravilloso. Ttläj, la montaña más grande del Sistema Solar con sus 27 kilómetros de altura, vibraba sobre el cielo rosado. Era un espectáculo colosal, que sólo se vive unas cincuenta mil veces en la vida, cada 5.000 años [año marciano]. Ttläj estaba a punto de estallar, y nosotros estaríamos allí, para recibir su tributo vital, para rendir al mismo tiempo nuestro tributo al Origensub1 [ahora se hace mención al "origen menor" de Marte, y no al del Universo]. El cielo pasó de rosáceo a rosáceo [entiendo que tienen diversos nombres para designar lo que nosotros percibimos como un color y sólo podemos traducir con un adjetivo], la tierra tembló fogosa. De repente aparecieron las hordas de Kkö; nos habían burlado ocultándose tras una tormenta de polvo rojo que bullía por el este. Nos tomaron presos, casi a todos. Esto ocurrió en la segunda estación de 5632 [cronología desconocida]»

 

28/03/02

8:30 h - A la vista de lo expuesto en estas páginas, la existencia de vida inteligente en Marte es innegable. Los descubrimientos llevados a cabo son vertiginosos; sin embargo, aún queda resolver una última pregunta crítica: la vida inteligente marciana, ¿tuvo una existencia pretérita o persiste actualmente con vida (de lo cual serían muestra los sujetos a , b , c y d )? Tan sólo se me ocurren dos posibilidades:

  1. Hubo algún día vida inteligente en Marte, la vida se extinguió por motivos desconocidos; antes de desaparecer, los seres inteligentes dejaron un testimonio de su civilización cincelado en los cuernos; la subsistencia de éstos la dejaron a cargo de unos seres pluricelulares simples, de gran resistencia, quizá de origen sintético, cuya única función sería dar cobijo a los cuernos y mantenerlos legibles durante millones de años.
  2. La segunda alternativa es que los sujetos a , b , c y d , sean inteligentes. Los sujetos no tienen sistema nervioso (ni neuronas, ni encéfalo, ni nada que posibilite el pensamiento), pero tampoco tienen ningún otro sistema que les posibilite la vida, y, excepcionalmente, están vivos (salvo a ). No sé cómo estos seres inteligentes podrían moverse en Marte, a pesar de su peso ligero, cómo podrían ver, o cómo podrían haber escrito en sus cartílagos; pero estas contrariedades de tipo mecánico no presentan envergadura alguna confrontadas a la imposibilidad de su propia y actual vitalidad. Por razones inexplicables, personalmente me inclino por esta segunda opción, la que afirma la inteligencia de los sujetos de este experimento. Mi teoría es que la forma de vida marciana ha evolucionado hacia sistemas más simples de vida, y sin embargo más eficaces. Sostengo que a , b , c y d , son seres en un estado evolutivo con mucho superior al de la especie humana. Presumo que con los años (millones de años), los marcianos se han retirado, quizá deliberadamente, a una forma de vida más pasiva, a una forma de vida especulativa, reflexiva, sin actividad exterior pero de enorme riqueza interior. Creo poder demostrar con el tiempo que las prolongaciones filamentosas que rodean los cuernos son utilizadas por estos seres para leer y releer, una y otra vez, sus propias memorias del pasado, las crónicas de su ciencia y de su civilización.

0:40 h - No sé si podré continuar esta investigación. Me encuentro emocionalmente afectado. Estoy considerando delegar el mando en Lowell. No puedo cejar de pensar en una sola cosa: he matado a a , ésta es la idea que me atormenta, he acabado con la vida de un ser inteligente de 270 millones de años. Tengo que ser consecuente con mis principios, es necesario que lo sea: la misma justificación que me ha permitido experimentar durante años con cobayas, por ser seres inferiores (con menos consciencia de la realidad que los hombres), ahora me obliga a asumir la responsabilidad del asesinato de un ser superior (más consciente, más inteligente). Si la vida media de un hombre la estimamos en 80 años, la vida de a equivaldría (tan sólo en parámetros de duración, sin entrar en juicios de calidad) a la de más de tres millones de hombres. Puedo ser consecuente con mis principios o no serlo; si lo soy, sobre mi consciencia ha de caer la responsabilidad de todo un holocausto.

 

29/03/02

9:40 h - Me tengo que ir a Berlín. Una nueva noticia cambia todos mis planes inmediatos. En Berlín, mi colega Spitteler (creo que no he hablado antes de él) ha seguido desde el principio todos los avatares de mi investigación. Primero la siguió como científico observador, tomando notas, pero desde que Muller descifrara el código de los cuernos, su actividad investigadora tomó un camino muy diferente, del todo inesperado. Ahora supongo que también pasará a la Historia, tanto él como yo pasaremos a la Historia. Tengo que coger un avión sin más demora: Spitteler ha descifrado el código criptográfico de una rosa común.


Juan Jacinto Muñoz Rengel (Málaga, 1974) cursó el doctorado en Filosofía y ha ejercido la docencia tanto en España como en el Reino Unido. En 1998 fundó la revista de filosofía y teoría de la literatura Estigma. Ha trabajado como columnista en diversos medios y ha colaborado con revistas especializadas de todo el mundo, como Anthropos, Clarín, Barcarola o Clío, el pasado presente.

En los últimos años su trayectoria como autor de relato corto ha sido avalada por más de una veintena de premios nacionales e internacionales, entre los que se encuentran los más relevantes del panorama literario en nuestra lengua, entre ellos el Fernando Quiñones, el Julio Cortázar de Cuba, el Miguel de Unamuno, Hucha de Oro, o La Felguera, el certamen más antiguo de España en su modalidad.

Actualmente vive en Madrid y escribe cada día en la Biblioteca Nacional. Su último libro de relatos,con prólogo del escritor argentino Pablo De Santis, lleva por título 88 Mill Lane (Ed. Alhulia). Más información en http://www.88milllane.com.



Axxón 130 - septiembre de 2003

Hecho en la República Argentina Página Axxón Axxón 130 Hecho en la República Argentina

            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic