INSTRUCCIONES SECRETAS PARA LA MISION ALFA: PLIEGO UNO

Yoss

Cuba

Para Elena. Por estar aquí.
Para Joanna Russ.
Por sus
Frases útiles para el turista, no faltaba más.

ADVERTENCIA

Cualquier individuo que leyese, escuchase o tuviese acceso de algún otro modo al siguiente texto sin estar calificado al Nivel ONU de Confidencialidad Alfa-II o superior, está violando Secretos de Estado y deberá enfrentar los cargos correspondientes del Código Penal Mundial, más las penas previstas para delitos similares en su país de origen o residencia.

En su propio interés, no lea esto si no está debidamente autorizado.

SI HA CONTINUADO LEYENDO

Usted tiene que ser uno de los cinco individuos seleccionados para la Misión Alfa. Y en este momento se debe estar preguntando por qué su nave espacial no responde a los mandos y se está alejando de la órbita de la Tierra a despecho de todas las leyes conocidas de la física newtoniana.

No se asuste. No ha cometido usted ningún error achacable a su escasa experiencia en cuestión de vuelos cósmicos. Este cambio de rumbo estaba previsto.

Le pedimos disculpas en nombre del Programa Espacial de la ONU y de la Tierra toda por haberlo lanzado al espacio con la excusa de una misión de rutina, ocultándole la verdadera naturaleza de su viaje. Pero tal reserva y compartimentación resultaban no sólo necesarias, sino indispensables, como comprenderá cuando continúe leyendo.

Lo felicitamos por la paciencia, autocontrol y confianza en sus superiores que ha demostrado hasta el momento, doblemente notables si es usted un civil y por tanto no sujeto a la disciplina militar.

Aunque no esperábamos menos. Si ha sido escogido para esta misión es porque su gobierno y/o su pueblo confían plenamente en usted, porque se sienten orgullosos de su inteligencia, de su capacidad de improvisación en situaciones difíciles, de su cultura, de su abnegación y de su tolerancia.

Ahora tiene la oportunidad de que toda la Tierra comparta ese orgullo. Porque usted y sus compañeros van a ser los representantes de la especie humana en el reto más difícil que jamás hayamos enfrentado:

EL CONTACTO

Sobran los circunloquios. Criterios de selección básicos para esta misión fueron la inteligencia analítica y la capacidad de improvisación. Por tanto, estamos seguros de que a estas alturas ya habrá deducido que el verdadero objetivo de la Misión Alfa es comunicarse con civilizaciones extraterrestres.

No ignorará que disponíamos de diversos planes de acción para este evento. Y teóricamente cubrían todas las posibles variantes. Pero ninguno resultó aplicable a las actuales circunstancias: nuestros analistas no pudieron prever la existencia de:

LOS LICTORES

En estos momentos una extraña manifestación energética anular se estará acercando a una velocidad elevadísima a su nave. Confiamos en que sea capaz de percatarse de que no es un fenómeno natural, sino un artefacto de origen extraterrestre, pero le repetimos que no corre ningún peligro; no se trata de un arma, sino de un medio de transporte interestelar construido por inteligencias no humanas.

El dispositivo que ahora debe estar atravesando, indicador de un nivel tecnológico elevadísimo, con el que la humanidad por ahora sólo puede soñar, opera bajo el control de los miembros de una especie inteligente cuyo verdadero nombre aún ignoramos, si bien y por su expreso deseo nos referimos a ellos como los Lictores (1).

Hasta ahora se ha logrado mantener todo el asunto en secreto, pero los Lictores se pusieron en comunicación con la humanidad:

CINCO MESES ATRAS

Durante el pasado vuelo del transbordador espacial Endeavour, el Centro de Control de Vuelos de Houston detectó una anomalía en sus comunicaciones con la Estación Espacial Internacional.

En algunas grabaciones figuraba una voz de tenor que no correspondía a ninguno de los astronautas del complejo orbital. En un inglés perfecto pero sin acento reconocible, se identificaba como portavoz de los Lictores y exigía la puesta en órbita de una tripulación internacional de cinco individuos con autoridad de embajadores plenipotenciarios de la Tierra antes de seis meses.

De no ser satisfecha tal demanda, destruirían el planeta. Para disipar cualquier duda sobre la realidad de su existencia o la seriedad de sus afirmaciones, darían tres demostraciones previas de su capacidad bélica sobre zonas pequeñas y localizadas.

La primera sería la desaparición de las islas de Juan Fernández, dentro de una semana exacta. La segunda y la tercera serían informadas en su momento.

Ni los tripulantes del Endeavour ni los ocupantes de la Estación Espacial Internacional habían oído nada. El análisis de los parámetros de la voz en cuestión reveló que había sido sintetizada, así que Houston consideró que se trataba de la broma de algún hacker y archivó el incidente.

Pero a la semana siguiente, tal y como habían advertido los Lictores, el pequeño archipiélago chileno de Juan Fernández, en el Océano Pacífico, fue borrado del mapa.

Quizás recuerde usted los hechos, si bien y por sugerencia nuestra la prensa no les dio gran relevancia. En todo caso, el único valor de las islas desaparecidas era histórico. En una de ellas había vivido por algunos años en absoluta soledad Alejandro Selkirk, pirata escocés que inspirara al escritor Daniel Defoe su famoso Robinson Crusoe...

Nadie entendía qué ni cómo se había borrado del mapa a Juan Fernández.

La declaración oficial del gobierno chileno culpó a una erupción volcánica... aunque en la zona no se habían reportado fenómenos de tal naturaleza en los últimos cien años. La ONU apoyó esta versión, considerando fundamental mantener en secreto la existencia y la naturaleza de los Lictores.

El segundo mensaje llegó a los quince días exactos del primero, y fue captado no sólo en Houston, sino en todos los Centros de Control de Vuelo de la Tierra. Esta vez en un irreprochable alemán, repetían su solicitud y hacían una oferta a las naciones del mundo: si aceptaban su realidad y estaban dispuestos a conversar, debían poner en órbita en el término de un mes un módulo espacial que contuviera diccionarios, vocabularios, guías de escritura, sintaxis y gramática detalladas de la siguiente lista de idiomas: yiddish, quechua, aymará, euskera, hindi, urdu, inuit, farsi, húngaro, finlandés, armenio, lituano, afrikaaner, swahili... y así hasta abarcar la casi totalidad de las lenguas humanas vivas. Sólo se exceptuaban inglés, alemán, francés, español, portugués, ruso y chino mandarín, que afirmaban ya conocer bien.

Como escenario de la próxima exhibición de su potencial destructivo eligieron el Cáucaso. Según declararon, para convencer a la humanidad de que sus intenciones no eran hostiles y a modo de compensación por la pérdida de las islas de Juan Fernández, a la semana siguiente excavarían un profundo canal entre el Mar Negro y el Caspio: serviría como vía navegable y al mismo tiempo solucionaría de una vez y por todas la desecación que estaba destruyendo a este último.

Como otra muestra de su consideración y para evitar poner en evidencia a los gobiernos del mundo que habían preferido mantener su existencia en secreto, su trazado no sería rectilíneo.

Recordará cómo decenas de miles de habitantes de la Federación Rusa y de la República de Georgia fueron evacuados de la zona con la excusa de que se esperaba un terremoto de 8 grados en la Escala de Richter. Todavía había algunos escépticos sobre los Lictores, pero se prefirió no correr riesgos.

Por eso, cuando una "falla" de varias decenas de metros de profundidad se abrió serpenteando de lado a lado del Cáucaso, rozando incluso la periferia de Tbilisi, la capital georgiana, las pocas bajas registradas no se debieron al gigantesco desplazamiento de tierra, sino a las inundaciones, torrentes de barro y derrumbes provocados por la gran ola de agua del Mar Negro que acto seguido avanzó hacia el Caspio.

No se detectaron misiles o rayos procedentes del cosmos ni ningún otro tipo de energía que pudiera dar una pista sobre la naturaleza del artefacto usado por los Lictores para su nueva demostración. Aún hoy lo ignoramos todo sobre el particular, aunque algunos físicos especulan que se basa en el control a distancia de las fuerzas de cohesión interna de la materia.

Al mes siguiente fue lanzado desde el cosmódromo de la Guayana Francesa el satélite Poisson-5. No contenía equipo meteorológico, como declaró oficialmente la Agencia Aeroespacial Europea, sino todos los datos lingüísticos solicitados por los Lictores. A las dos horas de entrar en órbita geoestacionaria, y de manera inexplicable, modificó su trayectoria en dirección al sol. Pocos minutos más tarde desapareció, tragado por el mismo fenómeno anular que usted ya conoce.

Una semana más tarde se recibió la tercera comunicación de los Lictores. En esta ocasión en correcto japonés. Elogiaban la rapidez de respuesta humana, se disculpaban por las molestias causadas, recordaban una vez más el plazo antes del cual el quinteto de embajadores plenipotenciarios debía ser puesto en órbita y preguntaban si aún sería necesaria una tercera demostración de su existencia y poder. Caso de que no se considerara así, debía enviárseles un nuevo módulo con los vocabularios y gramáticas de todas las lenguas alguna vez habladas en la Tierra, y antes del término de otra semana.

El satélite ruso Gospodin-XIV fue lanzado seis días después desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán. Llevaba a bordo gigabits de información sobre el latín, el griego clásico, el arameo, el egipcio copto, el guanche silbado, el sumerio y el antiguo khmer, entre muchas otras lenguas muertas. Como su predecesor, se desvió de su trayectoria y fue engullido por el fenómeno que luego conoceríamos como Portal Hiperespacial.

Tres días más tarde se recibió, en perfecto mongol, el cuarto y último mensaje de los Lictores. Reproducimos a continuación un fragmento de su primera parte, que revela por qué la Tierra ha tenido que enviar a cinco de sus mejores hijos al cosmos para que la representasen ante:

EL PARLAMENTO GALACTICO

(...) en la galaxia que ustedes conocen como Vía Láctea coexistimos más o menos pacíficamente varios cientos de especies pensantes de toda clase, y otros miles se encuentran en el camino del raciocinio. Cada vez que una de ellas alcanza un cierto desarrollo tecnocientífico mínimo sin autodestruirse, es invitada a unirse al Parlamento Galáctico, la suprema organización de las inteligencias, en una solemne Ceremonia de Bienvenida.

El Parlamento Galáctico existe desde hace varios milenios. Pero por primera vez en su historia seis especies racionales han alcanzado al unísono y en el mismo subsector de la galaxia los niveles requeridos para ser admitidas en su seno.

Al menos aparentemente.

La humana es una de esas especies. Dado que las otras cinco también se autoidentifican con conceptos similares a "humano", "inteligente" o "verdadero" en sus respectivas lenguas, para evitar conflictos y facilitarles su diferenciación, sugerimos que utilicen para referirse a ellas las denominaciones provisionales de Caniformes, Mirmecoides, Mixomicéticos, Ciborgs y Bonellianos que les hemos otorgado aprovechando lejanas analogías de su fisiología o conducta con especies de la zoología terrestre.

Otros Emisarios del Parlamento Galáctico han establecido ya contacto con todas ellas, como ahora nosotros haciendo con ustedes.

Se trata de especies totalmente diferentes, biológica y culturalmente hablando, pero todas tienen en común una fuerte territorialidad, un decidido carácter belicoso-expansionista, el haber alcanzado la Fase II de desarrollo tecnocientífico que implica un control limitado de la energía nuclear... y la convicción de ser las únicas en el universo hasta el momento.

Estas condiciones han llevado al parlamento Galáctico a declarar el subsector Zona de Conflicto Clase III.

Para evitar cualquier posible diferendo que pudiera redundar en un peligroso conflicto bélico interespecífico en este atestado subsector, se decidió convocar a un Debate Obligatorio entre delegaciones de las seis especies en su sede central.

En el mismo, y en un lapso de tiempo razonablemente breve, los cinco enviados plenipotenciarios de la Humanidad y las delegaciones de las otras cinco especies deberán discutir las condiciones de un acuerdo colectivo que garantice el paso de la Zona de Conflicto Clase III a Clase IV o V.

Si tal tratado interespecies llega a elaborarse y suscribirse, las seis nuevas culturas serán automáticamente admitidas en el Parlamento Galáctico. Se designarán especies Tutoras sin intereses territoriales en el subsector para supervisar y acelerar al desarrollo tecnocientífico de cada uno de los nuevos miembros, que deberá pagar el costo correspondiente de dicha Tutoría.

Si Humanos, Caniformes, Mirmecoides, Mixomicéticos, Ciborgs y Bonellianos no llegan a un acuerdo conjunto satisfactorio, el Parlamento Galáctico considerará ipso facto a las seis razas como desprovistas de inteligencia y como posibles plagas peligrosas, y se abrogará en consecuencia el derecho de intervenir militarmente en el subsector, de modo parcial y temporal, o llegando incluso si las circunstancias lo requiriesen a la destrucción definitiva de las seis civilizaciones y culturas. La esterilización, domesticación, modificación conductual y/o genética, así como el exterminio absoluto de cada individuo perteneciente a las seis especies respectivas podrán ser opciones a considerar posteriormente.

Los Lictores hemos sido seleccionados por el Parlamento Galáctico Cultura Emisaria y Asistente de la Humana para este Debate. Nuestra función es hacerles llegar la citación al Debate Obligatorio, conducir a sus embajadores plenipotenciarios hasta la sede central del Parlamento Galáctico donde este tendrá lugar, y ponerles al corriente de todos los datos que se consideren necesarios para la discusión. El costo de tales servicios será pagados por la Humanidad, como corresponde a su condición de especie Asistida, en cualquier moneda previamente fijada por la Asistente, o sea, nosotros los Lictores.

Dado que nuestras ciencia y tecnología han alcanzado la Fase VI, ya dominamos la Transmutación Masa-Energía y disponemos de recursos naturales virtualmente ilimitados. El total anual de la producción energética de la especie humana también resulta virtualmente despreciable según nuestros estándares.

El único artículo de interés que pueden ofrecernos en su bajo estadío de desarrollo tecnocientífico actual, correspondiente a la Fase II, son sus singulares sistemas de comunicación verbal.

La variedad de idiomas terrestre ha sido suficiente para amortizar los gastos por concepto de uso del Portal Hiperespacial, así como por Demostraciones de Poder. Igualmente bastará para sufragar el viaje de ida y vuelta de sus cinco embajadores plenipotenciarios hasta la sede central del Parlamento Galáctico, más su manutención durante las sesiones del Debate Obligatorio, así como la puesta a disposición de cada uno del respectivo dispositivo traductor, programado por nosotros en la lengua de la especie con la que deberá discutir las condiciones del tratado.

Para que sea obvio lo imprescindible de dicho ciber-intérprete sólo diremos que tres de las especies que participaran en el Debate ni siquiera poseen un lenguaje hablado propiamente dicho. Los Mirmecoides utilizan dos códigos, uno básico, feromonal, y otro secundario, táctil; los Mixomicéticos recurren a un lenguaje químico, y los Ciborgs se comunican con impulsos eléctricos y ondas electromagnéticas.

También lamentamos informar que ni siquiera la sorprendente variedad lingüística terrestre basta para pagar los gastos que representaría la inclusión en el software de estos cinco artefactos, además de la base de datos de traducción, de todas las informaciones relativas a la biología, historia y costumbres de las especies en cuestión.

La información es poder, el poder es energía, y la energía no es gratis.

No obstante, en nuestra condición de especie Asistente, conscientes de que el futuro de la Humanidad y de otras cinco especies está en juego, hemos decidido hacer una excepción y ofrecer un servicio de traducción extra gratuito, pero necesariamente parcial.

Cada enviado de la Tierra recibirá, junto a su correspondiente traductor universal, un breviario de frases útiles preprogramadas y concernientes a aspectos clave de la anatomía, fisiología, hábitos e historia de la especie con la que deberá tratar, haciendo especial hincapié en aclarar los posibles malentendidos que la diferencia entre estos y sus homólogos terrestres pudieran generar. No obstante, debemos dejar las circunstancias concretas de uso de cada frase al buen criterio de cada embajador.

Que la verdad resplandezca y la inteligencia perdure (...)

Comprenderán que al recibirse este mensaje se decidiera acelerar los preparativos para la Misión Alfa. Así como el que hayan sido seleccionados para integrarla usted y sus cuatro compañeros, que no serán astronautas expertos, pero sí diplomáticos, psicólogos, sociólogos y expertos en comunicación, amén de poseedores de ciertas características físicas especiales.

Lamentablemente, la información que los Lictores han puesto a nuestra disposición sobre Caniformes, Mirmecoides, Mixomicéticos, Ciborgs y Bonellianos es en extremo limitada. Una decena escasa de frases no basta para hacerse una idea realista de una cultura extraterrestre, ni siquiera con la ayuda extra que representan las respectivas denominaciones analógicas.

Nuestros equipos conjuntos de expertos biólogos y lingüistas han analizado dichas frases durante semanas, para finalmente redactar breves notas sobre las especies y culturas a las que corresponden. En estas notas se expresan conclusiones que, aunque parciales e hipotéticas, estimamos que tal vez les resulten útiles como guía inicial durante el Debate, por lo que también se las anexamos a continuación.

Por favor, no intente leer las frases y comentarios reservados para los otros embajadores. Han sido codificados con códigos personales, pero incluso si lograra violar dicho encriptamiento, no le resultarían de ninguna utilidad, amén de que podría resultar sumamente engorroso para ellos, con el consiguiente riesgo de empeorar las ya necesariamente de por sí difíciles relaciones entre los miembros de la misión.

SÓLO PARA EL PROFESOR KURT VON DER TREWIS#N:

CODIGO: COLMILLO LIDER.

FRASES UTILES CON LOS CANIFORMES

No me trate como a un cachorro; soy un adulto. Esta es la talla media que alcanza mi especie.

Por favor, no olvide que soy un ser racional. Que mi apariencia sea similar a la de una especie arborícola que es presa típica de la suya es sólo un lamentable ejemplo de convergencia evolutiva.

No padezco ninguna enfermedad cutánea. Mi especie carece de vello corporal en cantidad suficiente como para representar una protección seria contra las inclemencias del clima. Estos son aditamentos artificiales removibles que cumplen la misma función.

Por favor, no se suba encima de mí. Mi especie también recurre a sistemas de salutación mutua que implican una evaluación de las fuerzas respectivas, pero dada nuestra diferencia de talla y masa corporal, este en específico podría resultarme sumamente lesivo o incluso letal.

Debo insistir en que no soy un delincuente, sino que estoy plenamente autorizado para hablar en nombre de mi cultura. Si estoy solo es únicamente porque los individuos de mi especie solemos debilitar nuestros nexos con la familia natal al alcanzar la madurez. Tampoco acostumbramos a llevar a nuestras hembras todo el tiempo con nosotros.

No se sienta amenazado. Para mi especie el mostrar los dientes no es una expresión intimidante sino de regocijo. Observe mi dentadura; es obvio que no es muy eficiente como arma.

No malgaste sus feromonas. Mi especie carece de la sensibilidad olfativa necesaria para utilizar las variaciones de olor corporal como lenguaje emocional secundario.

Por favor, no vocalice en tonos tan altos. Para mi sistema traductor no es ningún problema, pero los ultrasonidos me provocan un terrible dolor de cabeza.

No puedo comer eso. No tengo prejuicios contra el alimento de origen animal, pero prefiero consumirlo previamente muerto y cocinado.

Puede usted devorar mis excrementos si así lo desea, pero yo preferiría no hacer lo mismo con los suyos. Para demostrar confianza mutua en mi cultura utilizamos otros rituales. Este sería considerado extremadamente antihigiénico.

No se ofenda, pero preferiría que no tuviésemos sexo. En mi cultura no es práctica habitual que los pactos entre individuos del mismo sexo se sellen copulando. Y nuestros órganos reproductores parecen ser fisiológicamente incompatibles.

Nota:

La denominación Caniformes aparentemente implica una analogía con la anatomía y vida social de tal orden de carnívoros terrestres que parecen confirmar las frases anteriores. Seres inteligentes evolucionados a partir de depredadores con un modelo de vida en manada tan fuerte que el mismo concepto de individuo libre y no dependiente de un grupo les debe resultar casi inconcebible. Especulamos que el ostracismo, la expulsión de la manada, debe ser uno de sus castigos más temidos. Fisiológicamente hay elevadas probabilidades de que se trate de organismos velludos, de gran talla y fuerza física, que aunque hayan evolucionado hacia una cultura de fabricantes de herramientas que los llevó al vuelo espacial, aún dirimen sus conflictos de modo ceremonial haciendo uso de sus dentaduras, casi de seguro muy desarrolladas. Probablemente sólo comen alimento vivo o en caso extremo recién muerto, y siempre crudo. Algún tipo de primates de su mundo sería su presa natural. Como cazadores, todos sus sentidos deben ser extremadamente agudos, especialmente olfato y oído, aunque este sea más sensible en frecuencias inaudibles para el hombre. Prevemos que su sociedad será intrínsecamente agresiva y xenófoba, basada en una jerarquía vertical de dominación fuertemente masculina, continuamente reajustada o reafirmada por estrictos rituales centrados en pruebas de fuerza y/o confianza que a veces pueden revestir formas alegóricas no violentas pero siempre relacionadas con la sexualidad o la escatología. Pudiera ocurrir incluso que las hembras de la especie no fuesen racionales, pero el particular no es seguro.

Además de su fama como sociólogo y lingüista, la hipertricosis que padece usted desde pequeño así como su estatura de 2,10 m, su peso corporal de 170 kilos y las dos condenas por atentados contra la moral pública (zoofilia con perros) que cumplió en su juventud fueron factores decisivos en su elección como representante de la humanidad ante esta extraña especie.

SÓLO PARA LA LICENCIADA AMALIA ECHEVARRIA:

CODIGO: ACIDO FORMICO.

FRASES UTILES CON LOS MIRMECOIDES

      Lamento sinceramente tener que reducir a la mitad sus posibilidades expresivas, pero mi tegumento carece de la rigidez necesaria para resistir el roce repetido de sus antenas.

Solicito iluminación adicional. Mis órganos visuales no son sensibles a la zona infrarroja del espectro.

Puedo soportar esta baja gravedad, aunque preferiría una más alta. Mi sistema osteomuscular evolucionó en una superficie planetaria.

No se mueva de esa manera. Mi cerebelo está polarizado en el vector vertical. Sus evoluciones pueden causarme vértigo.

El retraso en mis respuestas se debe a la dificultad puramente informática de convertir códigos feromonales en sus equivalentes sonoros. Por favor, modere sus expresiones. Intensificar su emisión de estas sustancias sólo serviría para desestabilizar algunos de mis procesos metabólicos e inclusive provocarme un shock anafiláctico.

No estoy amenazando con devorarlo ni mucho menos burlándome de usted. Mi especie se comunica mediante sonidos que producimos con movimientos de la boca.

Sus sensores olfativos no se equivocan. Poseo órganos reproductivos en perfecto estado, como todos los miembros de mi especie. Por tanto ser fisiológicamente hembra activa no me concede ningún estatus privilegiado en mi cultura.

¿Podría acelerar el recambio gaseoso de la habitación? No puedo soportar tan altas concentraciones de monóxido de carbono ni disminuir a voluntad mi frecuencia respiratoria.

No soy un individuo defectuoso. Mi inteligencia corresponde el estándar de mi especie. Es sólo que no he sido genética y específicamente diseñado para la comunicación con otras culturas alienígenas.

No soy una parte sacrificable. Mi especie está formada por individuos generalistas básicamente idénticos, pero aislados entre sí y con identidades diferentes.

Lamento la descortesía, pero no puedo regurgitar comida a voluntad para alimentar a sus miembros sexuados. Mi especie no controla voluntariamente el tracto esofágico.

Guarde su aguijón. Esto no es un ataque químico. Mi especie despide ocasional e involuntariamente metano y otros gases por boca y ano como residuo de la digestión.

Nota:

El análogo de esta especie parecen ser los insectos sociales terrestres, como las avispas, las abejas, los termes y sobre todo las hormigas. Colonias de muchos individuos, mayormente diversas formas de obreras, o sea hembras que no han desarrollado sus órganos reproductores, nucleadas alrededor de una reina sexuada que pone huevos sin descanso. Las reinas de los Mirmecoides probablemente sean capaces de influir a voluntad sobre el genotipo de los huevos para generar individuos de distintas clases según las necesidades del nido. Sólo algunos de estos deben ser inteligentes, y aun estos de modo sumamente limitado y/o especializado. No parece haber "yo" individual sino sólo colonial, por lo que ningún individuo dudaría ni un instante en sacrificarse o ser sacrificado por el bien de la colonia.

Fisiológicamente serían análogos de los insectos, con extremidades articuladas y un tegumento rígido y muy resistente, aunque por lo visto de tamaño mayor. Esto podría requerir órganos respiratorios más complejos que el sistema de tráqueas y traqueolas de estos artrópodos, aunque no necesariamente: la existencia de visión infrarroja bien desarrollada combinada con la falta de oído y un refinado control de la respiración hacen creer que podría tratarse de una especie cuyo hábitat desde hace mucho es el espacio sin gravedad ni atmósfera apreciable, aunque tal vez no hayan evolucionado originalmente en tales condiciones.

Sabemos que su notable repulsión por toda clase de sexo le ha ganado el apodo de la Reina Virgen. Fue este detalle, sumado a su brillante reputación como estudiosa de los insectos sociales en general y específicamente como mirmecóloga, lo que nos hizo considerar que podría usted ser la más adecuada para contactar con esta especie. Probablemente sus machos sean sexuados pero no racionales, por lo que cualquier humano del sexo masculino enfrentaría un profundo rechazo instintivo y difícilmente podría ser tomado en serio como embajador.

SÓLO PARA EL PROFESOR-LICENCIADO FRANÇOIS(E) LECLERQ:

CODIGO: SEUDOPODO-HIFA.

FRASES UTILES CON LOS MIXOMICETICOS

Por favor, no persista en sus intentos de fragmentarme. Para su especie puede ser una demostración de buena voluntad, pero no soy fisiológicamente capaz de reproducirme por bipartición. Podría causarme daños dolorosos e irreversibles: mi capacidad regenerativa es casi nula.

La rapidez de mis respuestas no se debe a falta de debate interno o predominio tiránico de una facción sobre otras. Aunque multicelular, no soy un agregado temporal y facultativo, sino una entidad unitaria con una voluntad y control nervioso centralizados.

Lo siento profundamente, pero no puedo intercambiar miembros. Incluso la entrada de una pequeña cantidad de ustedes en mis sistemas corporales podría provocar su colapso parcial o total por alergia.

La forma química en que manifiesta este concepto es dañina para mi metabolismo. Por favor ¿podrá utilizar un sinónimo menos agresivo?

Necesito un receso para ingerir alimento. No puedo producirlo por mí mismo. Soy heterótrofo; carezco de clorofila o cualquier otro pigmento fotosintético.

Puede llevárselo si quiere, pero le advierto que estas estructuras no constituyen parte de mi cuerpo. Son cubiertas artificiales que mejoran mi control térmico. No tengo más control volitivo sobre ellas que el de colocármelas o quitármelas.

Necesito ciertos objetos más o menos anatómicamente moldeados para mi comodidad. No soy capaz de adaptar la forma y relieve de mi cuerpo a cualquier superficie.

Observe los movimientos de mi orificio de alimentación. Producen sonidos. Los usamos para comunicarnos. ¿Podrían varios de ustedes formar un órgano análogo? Facilitaría notablemente nuestra mutua comprensión.

Se llaman órganos sexuales. Como no podemos fragmentarnos ni reunirnos formando hifas fitoides, como ustedes, los utilizamos para la reproducción. Se requieren como mínimo dos de nosotros intercambiando material genético para lograr tal fin.

¿Podría posponer su ducha de rayos gamma? Mi capacidad de resistencia a las radiaciones duras es sumamente limitada y usamos otros métodos de aseo personal.

Nota:

Al igual que los mixomicetos terrestres, estos organismos deben ser estar a medio camino entre plantas y animales. Serían capaces tanto de reproducirse asexualmente por división, como nuestras amebas, como de formar micelio e hifas, como nuestros hongos. Pero además son inteligentes, y da la impresión de que, a diferencia de las primeras, han desarrollado la capacidad de formar estructuras mayores y más móviles, amén de sumamente elásticas y voluntariamente modificables por reunión de varios individuos. ¿Anatomía modular? ¿Inteligencia acumulativa? Y al contrario que los hongos que conocemos, sí poseen pigmentos respiratorios, lo que los convertiría en organismos autótrofos capaces de sintetizar sus propios nutrientes.

Recurrir a los rayos gamma como elemento higienizante implica una increíble resistencia corporal: probablemente su información genética no se encuentra codificada en forma de ADN, sino en alguna estructura análoga menos delicada, tal vez hasta de carácter cristalino.

Algunos de nosotros consideramos que, aunque actualmente se hayan adaptado a vivir en superficies planetarias, estos seres surgieron en el espacio cósmico libre de atmósfera y gravedad. ¿Podría tratarse de la panspermia original? No lo descartamos.

Además de su domino de ocho idiomas, de su sólida reputación como micólogo y su condición de nativo de Suiza, nación multiétnica que ha sabido hacer de la diversidad de origen y cultura de sus hijos una virtud, fue determinante en su selección su rarísima condición innata de hermafrodita, que consideramos facilitará de modo extraordinario su entendimiento con un especie que ignora por completo el sexo.

SÓLO PARA EL PH. D. KURANOSUKE TAWADA

CODIGO: ROBOCOP ET.

FRASES UTILES CON LOS CIBORGS

¿Le molestaría facilitarme una atmósfera tipo III con presión equivalente a 760 milímetros de mercurio? No ignoro el leve efecto corrosivo del oxígeno sobre algunos de sus componentes más delicados, pero mi organismo desnudo simplemente no puede funcionar en el vacío total. Necesito aire para respirar, y cierta temperatura mínima.

Esto soy todo yo. No soy ni una terminal ni el periférico de una unidad de orden superior que se encuentra a una distancia prudente.

¿Puedo insistir nuevamente en que use sus altavoces? No estoy equipado para captar e interpretar ondas electromagnéticas. Mi dispositivo traductor sí, pero recibir versiones de mensajes que yo mismo no puedo detectar me resulta más bien desagradable.

Perdone si soy descortés, pero tampoco puedo asimilar directamente información codificada en variaciones de voltaje. Y valores elevados de dicho voltaje me resultan sumamente dañinos.

Lo siento; no puedo intercambiar cualquiera de mis miembros con usted. Agradezco la cortesía de su ofrecimiento, pero en algunos casos se trata de órganos biológicamente constitutivos, no reinsertables salvo en caso extremo, y de ningún modo modulares.

Por favor ¿podría expresarse más despacio? Para mi sistema traductor no es problema el chorro acelerado de conceptos, pero mi cerebro biológico no es capaz de elaborar la información a la velocidad de la luz. Mis conexiones neurales no son electrónicas. Sólo puedo trasmitir impulsos a la velocidad del agua por las tuberías.

Disculpe, pero no puedo operar mentalmente con trascontinuos finitos de n dimensiones. Mi capacidad de elaboración topológica está limitada por mi experiencia física. ¿Podría utilizar matemáticas más simples?

Gracias por su amable invitación, pero le recuerdo que no puedo metabolizar corriente de alto voltaje sin codificar. Tampoco material radiactivo. Ambas manifestaciones energéticas me son sumamente dañinas, por el contrario. Obtengo la energía necesaria para mi sistema por medio de reacciones químicas de bajo potencial.

Mi memoria no es absoluta: tiene soporte neuroquímico, no electromagnético. ¿Podría repetir textualmente el enunciado al que se refiere?

No se alarme; estos son mis órganos sexuales, no un periférico de función bélica camuflada.

No puedo compartir mis datos para generar una unidad-mediadora autónoma. La información sobre mi anatomía, fisiología y funciones nerviosas es sinérgica y por tanto no codificable en sucesiones numéricas binarias.

No se trata de una pérdida de lubricante. Funciono perfectamente. Es sólo el líquido refrigerante de mi sistema de autoenfriamento de ciclo abierto. En condiciones de alta tensión conceptual su pérdida se incrementa notablemente.

Nota:

Todo parece indicar que se trata de robots autoconscientes. O sea, IAs modulares capaces de vivir en el espacio interestelar e inclusive de dar origen a otras IAs con características individualizadas.

No obstante, el uso por los Lictores del término Ciborgs y no Cibers ha hecho pensar a algunos que podría tratarse de transcripciones a hardware y software electromagnético de las mentes de formas de vida originalmente orgánicas, obligadas a tal "traducción informática" por la inminencia de algún cataclismo al que no habrían podido sobrevivir o escapar con sus apariencias biológicas originales. Con el paso de milenios la civilización transcrita se habría ido robotizando más y más hasta ¿olvidar? su origen.

Pero son sólo hipótesis. Usted deberá establecer si corresponden a los hechos o no.

Le hemos seleccionado por dos razones: una, la brillantez incomparable de su intelecto matemático que el año pasado lo hiciera merecedor del Premio Nobel de tal categoría, por su teoría de los continuos transfinitos de cuatro dimensiones. La otra, que debido a la miastenia distrófica crónica que padece desde pequeño, y que lo ha obligado a usar prótesis cibernéticas cada vez más sofisticadas, hoy el conjunto formado por usted y su silla de ruedas son lo más cercano al concepto de ciberorganismo en toda la Tierra.

SÓLO PARA LA TENIENTE CORONEL OMOBE N´GANDA

CODIGO TESTICULO PARASITO.

FRASES UTILES CON LOS BONELLIANOS.

No estoy incompleta. No necesito un macho parásito. Ni mucho menos varios.

No soy un macho pero no soy una aberración. En mi especie los machos normalmente alcanzan mayor tamaño que las hembras y los individuos de ambos sexos son racionales.

No soy un individuo mutilado ni una larva neoténica. En mi especie los adultos sólo tenemos cuatro extremidades.

Por favor ¿podría desconectar su irradiador de partículas beta? Ese tipo de radiación provoca daños irreparables en mis glándulas reproductoras.

Los sonidos que genero a voluntad y constantemente con mi orificio de ingestión de alimento son los que expresan mi pensamiento. Los que genero por el orificio de expulsión son involuntarios, escatológicos y no debe siquiera intentarse darles sentido alguno.

No es mi macho. Es sólo una mascota de otra especie animal, no inteligente. No es un simbionte ni tampoco está fisiológicamente ligado a mí de modo estricto. Nuestros nexos son afectivos y facultativos.

Le agradecería que disminuyese la intensidad de sus lámparas. La luz ultravioleta fuerte nos daña los ojos y la piel.

¿Podría mantener alejados a sus simbiontes de cubierta? Se asemejan a ciertos pequeños organismos devoradores de desperdicios de mi planeta que a mi especie le resultan especialmente repugnantes.

Mi cubierta exterior no es biológicamente activa, aunque sí de origen orgánico. No puedo controlarla químicamente.

Gracias, pero no puedo aceptar su amable ofrecimiento. En mi cultura sólo ciertas despreciables criaturas nocturnas míticas se alimentan de los fluidos corporales de un semejante. Y aunque su sistema de antígenos pueda elaborar cualquier química extraña, el mío carece de esa habilidad. Podría morir intoxicada.

No puedo depositar embriones a voluntad en el fondo genético común de su nido. Los humanos recurrimos a otros sistemas menos comprometedores biológicamente hablando para indicar compromiso individual.

Nota:

El término Bonellianos obviamente se refiere al gusano esquizocelomado Bonellia viridis, especie marina en la que el macho es diminuto, poco más que un testículo, y pasa toda su vida como endoparásito de la hembra fisiológicamente bien desarrollada. Existen otros organismos, incluso muy superiores en la escala evolutiva, como ciertos peces pescadores abisales, que recurren al mismo sistema para garantizar la coincidencia en tiempo y espacio de ambos sexos en la reproducción, sólo que en este caso el macho es un ectoparásito.


Ilustración: Guillermo Vidal

Por lo visto, en estos Bonellianos las hembras inteligentes llevan toda la vida adheridos uno o varios machos parásitos de pequeño tamaño, que probablemente se alimentan de sus fluidos corporales de modo directo. Esto condiciona una cultura casi unisexual y en la que no existen el amor ni la pareja como fuerzas socialmente significativas. Al depositarse en un nido común los embriones, tampoco será un factor demasiado importante el amor filial. Los recién nacidos probablemente no se parecen mucho a sus madres... casi seguramente tengan varios pares de patas menos.

Como otras características fisiológicas significativas, cabe esperar que los Bonellianos estén habituados a altos niveles de radiación dura y ultravioleta, lo que implicaría una piel gruesa y casi seguramente de color negro o muy oscuro. Quizás evolucionaron en un planeta que orbita una estrella gigante o supergigante azul o blanca. También es interesante que los sonidos que usan para comunicarse entre sí parecen ser emitidos no con la boca sino con el ano, y sobre todo el que su tecnología sea principalmente biológica, o sea basada en la simbiosis y el control de los tejidos vivos antes que en el uso de materiales inorgánicos e inertes.

Su condición de Jefa del Departamento de Decodificación de Mensajes del Ejército Sudafricano y de Vicepresidenta de la Liga Lesbiana Africana, así como el ser una de las primeras mujeres en cuyo útero se desarrollaron embriones partenogénicos concebidos sin intervención de macho alguno, la convierten en la persona idónea a nuestros ojos para representarnos ante esta exótica cultura.

A MODO DE CONCLUSION

Ahora ya saben lo que les espera. Y lo que esperamos de ustedes. No lo imposible, sino más todavía. De sus capacidades de establecer contacto, de llegar a un lenguaje común con estas culturas y formas de vida alienígenas depende no ya el presente, sino también el futuro de la humanidad toda.

No podemos permitirnos un fracaso. Significaría el fin de nuestra civilización tal y como la conocemos.

Les deseamos suerte. La necesitarán.

Pero, como hay que estar listos para cualquier eventualidad

SI NO SE LLEGARA A UN ACUERDO SATISFACTORIO...

...con una o varias de estas especies, tampoco podemos permitir que esos arrogantes Lictores y ese prepotente Parlamento Galáctico nos borren del registro universal de especies racionales.

Antes los borraremos nosotros a ellos. Para eso han sido disimulados ente las piezas de su nave todos los componentes necesarios para el ensamblaje del más poderoso ingenio destructivo creado por la inventiva humana

LA BOMBA CARIBDIS

...cuyo uso creará un agujero negro que devorará a esas especies prepotentes y recalcitrantes, a la sede del Parlamento Galáctico y a misma institución, de modo que nadie pueda tomar represalias sobre nuestra amada Tierra.

Y si están leyendo esto, significa que ni siquiera la tecnología de los Lictores ha detectado nuestro as en la manga.

Sabemos que comprenden el supremo sacrificio que les estamos pidiendo, y que no dudarán ni un segundo en ofrendar sus vidas por el bien de la humanidad si tal cosa fuera necesaria.

En tal caso

PASEN AL PLIEGO DOS: INSTRUCCIONES SECRETAS PARA EL ENSAMBLAJE Y DETONACION DE LA BOMBA CARIBDIS.

Y que la verdad resplandezca y la inteligencia perdure (...)


Nota: Oficial que precedía a los magistrados y emperadores en la Antigua Roma. Su emblema era la fasces, una segur encerrada en un haz de varas.

Usted también ha sido elegido embajador de su planeta. Como habrá podido observar, ir bien vestido es sólo un detalle menor.

José Miguel Sánchez Gómez, "Yoss", no sólo es la figura más relevante de la ciencia ficción cubana, sino que es uno de nuestros escritores favoritos. Por ese motivo no debe sorprender la frecuencia con que lo publicamos... a lo que se añade la tremenda fecundidad de que hace gala. Dieciocho cuentos en Axxón: "Los meandros de la historia" (51), "Trabajadora social" (56), "La maza y el hacha" (83), "Destrúyenos porque nos amas" (94), "El tiempo de la fe" (97), "El arma" (106), "El performance de la muerte" (110), "Las chimeneas" (113), "Ese día" (128), "El primer viaje de la Argonauta" (132), "Kaishaku" (142), "La cumbre de la respuesta" (150), "Apolvenusina" (153), "Ambrotos" (154), "Líder de la red" (155), "El efecto Cibeles" (156), "La prisión" —con Vladimir Hernández— (158), "Una moneda de plata en el bolsillo de la noche" (160).


Axxón 161 - abril de 2006
Cuento de autor latinoamericano (Cuentos: Fantástico: Ciencia Ficción: Contactos: Cuba: Cubano).

            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280

Nedstat Basic