Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0199, 11-dic-2003
Criaturas de dos cabezas

La prensa ha presentado, en los años recientes, varios casos de nacimientos de criaturas con dos cabezas. La gente continúa preguntándose por qué razón aparecen estas cosas en la naturaleza. El dicho popular reza "mejor que sobre, antes que falte", pero la realidad es que, en este caso, los problemas que presenta la situación son muchos, y malos.
      De hecho, tener dos cabezas no da ninguna ventaja.
      Si pensamos un poco, nada más, recordaremos haber visto algún caso en la prensa sobre el nacimiento de criaturas así. Por ejemplo, se presentó en los medios de los Estados Unidos un gatito con dos cabezas, en realidad con dos caras: tenía dos bocas, dos narices y cuatro ojos. Los veterinarios aseguraron que este pequeño monstruo tenía posibilidades de sobrevivir. Sin embargo, vivió solamente cuatro días.
      No hace mucho trascendió la noticia de que había nacido un niño con dos caras en un hospital nigeriano. Los primeros informes decían que el niño estaba con buena salud. De todos modos no se puede confiar mucho en esta información. No hay que olvidar que en el caso del gato lo primero que se dijo fue que tendría buena salud, y luego murió.
      Tener dos cabezas es un fenómeno diferente que tener dos caras. Dos cabezas implican dos cerebros separados.
      Se conocieron informes sobre un cerdo llamado Rudi, con dos cabezas, que nació en 1998 en Iowa, Estados Unidos, y se convirtió en una especie de celebridad. Antes de eso, se registró el nacimiento de un cerdito en las mismas condiciones en Wisconsin, Estados Unidos, pero fue robado. Se anunció una recompensa de 1.000 dólares para que lo regresaran, pero el animal, sin embargo, no fue encontrado. No hay información sobre el final de la historia, pero lo más probable es que lo haya llevado alguien para venderlo a algún coleccionista de rarezas y que su cuerpo ahora flote en formol, o se exhiba embalsamado en alguna vitrina. Estados Unidos tiene una larga tradición de atraer turismo a los pueblos exhibiendo cadáveres raros y otros especímenes de feria de rarezas.
      Donde el fenómeno parece ser mucho más común es entre los reptiles. Han aparecido tortugas, serpientes, lagartos, cocodrilos con dos cabezas. Además de otras anormalidades: pueden ser albinos, tener dos colas o patas de más.
      La familia Pascarell, de Albany, New York, amantes de los animales, agregó en mayo del 2002 el animal doméstico más extraño de todos: una minúscula tortuga acuática de dos cabezas. La tortuga la encontró Gabrielle, una niña de 9 años, uno de los tres hijos de Rob y Rebecca Pascarell.
      Ellos viven en una casa de campo de dos hectáreas y media donde hay una laguna. Ese día estaban en la orilla de la laguna, hogar de un pato, gansos y otras aves, cuando Gabrielle encontró la tortuga. Ella pensó que era una linda piedra de forma rara, hasta que las cabezas se movieron.
      El reptil vive ahora en una pecera llena de arena, agua y una planta plástica. Ella —o ellas, dependiendo del punto de vista que se quiera tomar— parece sana mientras vaga por su nuevo hogar.
      La familia dice que la cabeza derecha parece ser la dominante, aunque las dos se mueven de manera independiente. Algunas veces miran en diferentes direcciones.
      En agosto del 2001, en el santuario de tortugas Ma`Daerah de Malasia encontraron, durante la eclosión en la playa, una cría de la tortuga verde de mar con dos cabezas.
      Como para demostrar que no importa cuál sea el continente, Sudáfrica también tiene su tortuga. En este caso, una terrestre.
      Noel Daniels, un soldador de Wellington, dice que el lado inferior de su caparazón es plano, en vez de redondeado. "Pero la tortuga es normal y ambas cabezas se alimentan de hierba, hojas y comida para conejo ablandada", dijo. "Cuando la tortuga se asusta, cada una de las cabezas quieren moverse en su propia dirección, y entonces las patas se le enredan."
      Daniels está criando a la tortuga en su patio trasero, con otras siete tortugas y unas palomas. El experto en tortugas Ernst Baard, de Cape Nature Conservation, dice que es muy inusual que aparezca una tortugas con dos cabezas. Él sólo tiene noticias de otra tortuga así.
Tortuga de Sudáfrica
      El doctor Baard dice que ese animal pudo ser producto de una desviación genética durante el desarrollo del embrión. Él cree que la tortuga tiene una mayor posibilidad de supervivencia en el patio de Daniels que en la naturaleza. "Con el cariño y cuidado apropiados", dijo, "sus posibilidades no son tan malas, pero dudo que sobreviva hasta la edad adulta."
      Y para no dejar incompleto el mapa, vayamos de visita a Europa. En abril del 2002 un granjero encontró en Alicante, España, una "culebra de escalera" (Elaphe scalaris) con dos cabezas, una especie que vive en el sur de Francia, Portugal y España. El nombre proviene de las líneas que tiene en el lomo, que recuerdan los peldaños de una escalera. Puede crecer hasta una longitud de 1,60 m. El animal encontrado era joven, de sólo veinte centímetros de largo. Los zoólogos de la Universidad de Valencia la estudiaron para ver qué otras partes del animal también estaban duplicadas.
Thelma & Louise
      Durante un tiempo, en el zoológico de San Diego vivió —vivieron— "Thelma & Louise", una serpiente de dos cabezas que llegó a tener quince crías normales antes de morir.
      Hace muy poco, en octubre del 2003, un niño de diez años encontró en Centertown, Kentucky, una pequeña culebra femenina de veinte centímetros con dos cabezas. Ed Zimmerer, profesor de biología y herpetólogo de la Universidad Estatal de Murray, estimó que la posibilidad de que aparezca una serpiente con dos cabezas es de 1 en 10.000. "Generalmente no viven demasiado", dijo. Esta víbora no se alimenta, y no se pudo determinar cuál es la cabeza dominante ni tampoco si tiene algún problema que no le permite comer, dijo Zimmerer.
      El investigador Andrew Khund recopiló en el 2002 toda la información disponible sobre criaturas de dos cabezas. Hay diversas especies en su lista: ganado, cerdos, gatos, perros, peces, serpientes y otros animales.
Culebra de Centertown
      Los estudios científicos sobre las criaturas de dos cabezas son absolutamente aburridos. Tratan, por ejemplo, sobre las anormalidades de desarrollo de un becerro recién nacido, incluyendo la descripción de sus vasos sanguíneos principales y la complicada estructura del corazón. Otro trabajo trata sobre una vaca que tiene un becerro de dos cabezas en su interior.
      Estas anormalidades están bajo el escrutinio de los especialistas hace largo tiempo. Existen artículos sobre la anatomía del gatito, sobre truchas y sobre tortugas de dos cabezas.
      Este fenómeno se presenta en las tortugas más que entre otras criaturas vivas. Siguen en importancia las serpientes y los peces. Los empleados de los parques de fauna están acostumbrados a ver estas cosas.
      Las criaturas con dos cabezas se pueden considerar como gemelos siameses no separables, con un único cuerpo.
Serpiente de España
      Emily, otra tortuga de dos cabezas, fue afortunada de ser colocada en un museo de ciencias, ya que no sobreviviría en un ambiente natural. Llegó a un peso de 4 kilogramos y vivió en el estado de Minessota cerca de 4 años. Sin embargo, el hecho de tener dos cabezas fue lo que causó su muerte. Una de ellas se quedó dentro y murió. La otra cabeza falleció un día después, contaminada por la otra.
      Las radiografías tomadas y la disección revelaron que además de tener dos cabezas, Emily tenía dos sistemas vitales: dos corazones y los otros órganos también duplicados. En la parte posterior del cuerpo se conectaban dos columnas espinales, por lo tanto uno de los cerebros manejaba la pata delantera izquierda y el otro la pierna delantera derecha. Las dos cabezas manejaban las patas traseras. Además, la tortuga tenía dos ventrículos y dos sistemas de intestinos gruesos, pero sólo un sistema común de intestinos delgados.
Ternero embalsamado en un museo
      Hubo un caso de nacimiento de una tortuga de tres cabezas en 1999 en Taiwán. El aldeano Lin Chi-chi-fa descubrió a esta criatura inusual en una charca. Los aldeanos locales consideraron que esa maravilla era un signo divino y la tortuga fue declarada sagrada y llevada el templo para su bendición. Pronto la gente notó que la tortuga tenía un problema de falta de orientación espacial, sus tres cabezas no podrían decidir en qué dirección se debía dirigir. Por esta razón, la criatura de tres cabezas se movía en zig-zag, lo que hacía imposible que se pudiese dirigir a un lugar determinado. La tercera cabeza estaba menos desarrollada que las otras dos.
      Hoy noticias de casos humanos, pero es muy difícil encontrar documentación. En general, por cuestiones de respeto, estos temas se reservan a los congresos y publicaciones médicas.
      Lo que es muy extraño es la reiteración de figuras de dos cabezas en el arte antiguo. Se conocen estatuillas e ídolos bicéfalos de varias culturas. Es posible que en varios casos no sean más que representaciones simbólicas, como dioses que pueden dar abundancia y desgracia según las circunstancias, o representaciones de la dualidad femenino-masculino, mal y bien, bondad y maldad. Lo curioso es ver tantas figuras con dos cabezas completas, ya que parece más lógico representar dualidades con dos caras en una misma cabeza (representaciones que, de hecho, también existen).
      Volviendo a la naturaleza, los científicos dicen que la cabeza adicional de las criaturas vivas puede ser diferente de la "cabeza principal": es más pequeña o de color desvaído. Sin embargo, por lo general las dos cabezas surgen del mismo lugar del cuerpo y están dirigidas en el mismo sentido. Sin embargo, hay casos en los que la segunda cabeza crece en un punto inusual del cuerpo, por ejemplo donde debe estar la cola, pero son casos extremadamente raros.
      Se ha descubierto que la segunda cabeza reduce las posibilidades de sobrevivir de estas criaturas en comparación con los animales estándar de la misma especie. La razón es que tienen una reacción retardada o incorrecta ante un peligro. Si una cabeza toma en consideración el peligro y la otra no, los dos cerebros comienzan "a discutir" qué decisión tomar, mientras el depredador continúa el ataque. A los animales en busca de alimento no les importa si su presa tiene una o dos cabezas.
      En condiciones favorables —en un parque nacional o un terrarium especial—, un animal de dos cabezas puede vivir bastante, especialmente si se trata de un reptil.
      Una serpiente que fue atrapada en los Estados Unidos cuando era pequeña, en un cuarto de baño en Arizona, pudo vivir 17 años. En condiciones naturales, lo más probable es que fuera muerta por un depredador. Una cabeza podría matar a la otra para quitarle una presa. Esta confrontación podría durar varias horas o todo el día. Las cabezas podrían convertirse en agresivas e incluso hacer tentativas de tragarse una a otra. El personal de un terrarium tiene que evitar que una serpiente se atragante si ambas cabezas tragan el alimento al mismo tiempo: el alimento (un ratón) se le debe dar a una cabeza primero y un momento después a la otra. Si ambas bocas están ocupadas en deglutir, no van a atacarse, aunque aún así es posible que suceda.
      El cuidado no garantiza que una criatura anormal sobreviva. En 2001, por ejemplo, nació un extraño cocodrilo de dos cabezas en la granja de cocodrilos Samut Prakarn, cerca de Bangkok, una de las reservas más grandes que existen, en la que viven casi sesenta mil animales. Se bautizó a las cabezas con los nombres de Chang y Ang, que eran los nombres de los famosos hermanos gemelos que nacieron en 1811 en Siam, el antiguo nombre de Tailandia. Estos hermanos se casaron, tuvieron 22 hijos, murieron a los 63 años y fueron los que dieron nombre al fenómeno: siameses.
      Pero el cocodrilo de dos cabezas no vivió tanto, apenas duró una semana. Los conocimientos de los empleados de la granja en la crianza de cocodrilos no fueron de ninguna utilidad. Los especialistas en genética dicen que las criaturas como el cocodrilo de dos cabezas se pueden criar artificialmente. Pero este cocodrilo fue criado naturalmente y no pudo sobrevivir. Uno puede conjeturar que estos reptiles tienen más de una anomalía y que les resulta duro sobrevivir con ellas.
      En mayo de 1998, en la granja de Harry Slife, nació una ternera con dos cabezas. La bautizaron Reflection. Esta criatura tenía muchas cosas que desconcertaban a su cuidador. Había nacido por cesárea, alimentarla era difícil y su dueño no podría entender si la criatura tenía un cerebro o dos. El dueño no tuvo que pensar mucho sobre estos asuntos: pronto la ternera tuvo una inflamación en los pulmones y murió. La cabeza adicional debilitó su sistema inmunitario.
      El 3 de febrero del 2002 un cazador de Tanan, Alaska, disparó a unos alces para aprovisionarse de carne, entre ellos una hembra preñada. Al carnear los alces, el cazador encontró en el vientre materno un becerro de dos cabezas. La gente del lugar se enteró y se asustaron, viendo en ese animal una mala señal, como suele ocurrir. Los científicos se mostraron desconcertados. La causa de esta deformidad podría ser una instalación de radar de gran alcance de una base aérea de los Estados Unidos ubicada en esa área.
      Desde tiempos inmemoriales, estos animales fallados suelen generar rechazo. Los imaginativos dicen que, con la ayuda de la ingeniería genética, los científicos podrán hacer que nazcan criaturas con cien o mil cabezas. Obviamente, sería algo totalmente inútil. La mayoría de gente considera que la idea es un absurdo, teniendo en cuenta que ya dos cabezas pueden causar bastantes problemas.
      Sin embargo, la historia ha demostrado que el hombre es persistente en poner las ideas más extrañas en ejecución, si éstas lo obsesionan. El hombre no está conforme con los seres vivos tal como son, y desea modelarlos a su conveniencia. Ya se ha comenzado a experimentar en insectos y animales, y luego le tocará el turno a los seres humanos.
      En muy poco tiempo, cinco, diez años, se podrá colocar el órgano que se desee en el lugar que se prefiera. Probablemente no cabezas, pero sí ojos, piel, miembros, hígados, corazones, pulmones, páncreas... Aunque por cuestiones prácticas habrá lugares preferentes para ubicarlos, el capricho permitiría plantar una extremidad en cualquier punto de un cuerpo... Basta recordar experimentos ya realizados, como por ejemplo el que muestra un ratón con una oreja crecida en el lomo, o una mosca con ojos por todas partes, incluso en sus patas y alas.
      Debemos estar listos para ver todo tipo de maravillas... y quizás horrores. La gente no habrá de tener varias cabezas, para qué, pero puede necesitar más manos, o piernas, e incluso alas.
      Veremos que los errores con los que nos sorprende hoy la naturaleza son cosa primitiva en comparación con los monstruos que la ciencia puede inventar. Pero como de toda cosa temida puede surgir algo bueno, algo que nos permita sobrevivir mejor, es probable que la tendencia de los hombres a ser como dioses no deba ser detenida, sino, tan solo, meditada profundamente.

(Traducido, adaptado y ampliado por Eduardo Carletti de diferentes sitios de Internet)


Zapping relacionados:

0141 ¿Modelo universal de la "mente"?
0185 Misteriosos simios gigantes
0176 Monstruos vegetales
0165 Túneles de gusano para peces
0154 Transplante de cerebro


Si disfrutó de esta sección, no deje de recorrer la sección Noticias.
Encontrará muchas más cosas para sorprenderse...

            

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares


Página Axxón