Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0273, 12-jul-2005
La mentira de la astrología (segunda y última parte)
por Marcelo Dos Santos (www.mcds.com.ar)

Como vimos en un Zapping anterior, el astrónomo profesional Phil Plait no solamente se dedica a hacer su trabajo, sino también a demostrar cuántas verdades deformes, cuántas mentiras ocultas y cuántas tentativas de engañar a los incautos convergen día a día sobre nosotros. Estas barrabasadas vienen bajo la forma de leyendas urbanas, supuestas "verdades" que no son más que postulados seudocientíficos y (como Phil y otros han demostrado y nosotros recogido, aunque parezca increíble, también como verdades aceptadas en el ámbito de la ciencia pretendidamente "seria" y autorreputada "académica".

Hemos sido testigos de la manera en que Phil destruyó la mentira de que el Hombre nunca estuvo en la Luna en otro Zapping y su segunda parte; acompáñenos ahora a descubrir la segunda parte de "La mentira de la astronomía".


Ya hemos demostrado que no existe en el universo ni en la Naturaleza fuerza alguna capaz de producir el "efecto de los astros" sobre nosotros. No importa cuál sea la forma teórica de operación de dicha fuerza: no existe ninguna. Ninguna fuerza provocada por un astro puede influir en modo alguno sobre nosotros, como no sea la gravedad de la Luna que gobierna nuestras mareas o el electromagnetismo del Sol que influye sobre nuestras comunicaciones y afecta en cierta forma al propio campo magnético de la Tierra.

Inclusive podríamos presentar hoy y aquí la demostración definitiva de que todos los astrólogos mienten...

¿Lo hacemos? ¡Por cierto que sí!


Supongamos por un momento (pero sólo por un momento) que los astrólogos tienen razón y que existe alguna fuerza capaz de influir sobre nosotros desde las gigantescas distancias astronómicas. Esa supuesta fuerza debería ser mensurable, porque sabemos que lo que no puede medirse no puede tener ningún efecto sobre otro objeto o evento. Esta verdad como un puño está científicamente demostrada desde tiempos de Aristóteles.


La única verdad es la realidad: la ciencia pura

Si la fuerza generada por los planetas existe y puede ser medida, entonces debiera ser muy sencillo para los astrólogos predecir su comportamiento. Ellos, por supuesto, dicen que lo es.

Entonces, todos los pronósticos de todos los astrólogos del mundo deberían coincidir y predecir los mismos eventos en mi vida o en la suya, amigable lector. Después de todo, todos los astrónomos del mundo están, desde hace más o menos cinco mil años, de acuerdo acerca de en dónde va a encontrarse Júpiter en determinado día, o en cuándo la Luna eclipsará al Sol o viceversa.

¿Adivine qué? ¡Los pronósticos de todos los astrólogos para la misma persona, el mismo día, son completamente distintos!

Me pondré como ejemplo: en el zodíaco asirio-babilónico (el que usted puede ver en cualquier diario) soy de Aries con ascendente en Cáncer. En el chino soy Búfalo. Para el pasado sábado 2 de julio de 2005, un periódico me pronosticaba textualmente: "Evite las discusiones familiares. Sorpresa laboral que lo proyectará al futuro. Vigile su hígado". El diario rival del anterior, por el contrario, me aconsejaba: "La confrontación es la madre de las ideas. Cuídese del stress en el trabajo. Duerma más".

¿Qué significa todo esto? ¿Debo aceptar pasivamente las directivas de mi familia o enfrentarlos para llegar a un entendimiento? ¿Debo intentar ascender en el trabajo, con el agobio que ello conlleva, o evitar el stress circunscribiéndome a mi triste rutina? ¿Dejo de comer o comienzo a tomar somníferos? Si hago todo esto junto, seguramente moriré pronto.

Como bien apunta el Mal Astrónomo Phil: "Las predicciones no son consistentes. Ni siquiera son internamente consistentes. Incluso podría mostrarles ejemplos casi infinitos que prueban que los horóscopos solares (los que usted acaba de leer) son inconsistentes unos con otros. Incluso podría hablarles de un término astronómico llamado ´precesión´ que muestra que los propios signos son una tontería sin fundamento. Pero no me tomaré esa molestia, porque al fin de cuentas yo pienso que todo esto no es más que un entretenimiento; los astrólogos siempre vendrán con sus argumentos poco convincentes acerca de cómo sus propias predicciones son correctas no importa cómo, mientras que las de sus competidores son idioteces.Éstos últimos, por supuesto, dicen lo mismo".

Abreviando: los astrólogos dicen que sus resultados son consistentes. Ha habido pruebas, estudios, experimentos y toda clase de procedimientos para probar esto. La verdad es que todo es una falsedad.


El Zodíaco: enciclopedia de cosas inútiles

¿Cómo podemos demostrar esto? Phil Plait ha encontrado la manera: "Lo sé porque he leído un maravilloso informe, cuidadosamente investigado, muy bien documentado y sólidamente basado en referencias, que muestra con toda precisión cómo la astrología falla en todas las pruebas".

Nuestro Mal Astrónomo se refiere al estudio realizado por Geoffrey Dean e Ivan Kelly, titulado "¿Es la astrología relevante para la conciencia y la psicología?". Dean es un experto investigador de la astrología, mientras que Kelly se desempeña como profesor de Psicología Educativa y Educación Especial en la Universidad de Saskatchewan.

El informe es demoledor: destroza con minuciosidad cualquier argumento acerca de que la astrología pueda tener razón en algo. Y no se concentra solamente en los estudios directos sobre esta seudociencia: también está lleno de "metaestudios", o sea, pruebas que se han reunido para mejorar las estadísticas. Los metaestudios constituyen una poderosa herramienta que capacita a los investigadores para extraer datos de altísima calidad a partir de pruebas que individualmente dan resultados demasiado marginales como para ser útiles.

Escuchemos a Dean y Kelly: "Los estudios sobre los astrólogos se han venido haciendo desde 1950, pero recién ahora se puede hacer una revisión coherente de ellos. Las pruebas a gran escala sobre personas que han nacido con menos de cinco minutos de diferencia una de otra no muestran trazas de las similitudes predichas por la astrología. El metaanálisis de más de cuarenta estudios controlados sugiere que los astrólogos son totalmente incapaces de hacer pronósticos mejores que la mera ley de la probabilidad, incluso en los aspectos más básicos de las personas, como su extraversión o sociabilidad. Más específicamente, los astrólogos que proclaman utilizar su percepción psíquica además de los principios de su seudociencia, no logran obtener resultados mejores que los astrólogos 'no psíquicos'".

En otras palabras, la astrología es una gran mentira. Los autores detallan casos de personas nacidas muy cercanas unas de otras en el tiempo y el espacio, que se denominan "mellizos temporales". El ejemplo clásico son dos niños nacidos con algunos minutos de diferencia en el mismo hospital. La astrología, por supuesto, hace las mismas predicciones para los dos niños. Pero Dean y Kelly lo expresan sucintamente en su artículo: "Las fuertes semejanzas predichas por la astrología sencillamente no están ahí".

El documento continúa, y analiza con todo cuidado los estudios realizados, y con precisión trata de discutir los errores con que los astrólogos se avergüenzan a sí mismos. Por ejemplo, utiliza la propia definición de un astrólogo acerca de cómo debieran ser un par de mellizos temporales. Hablando mal y pronto, el informe es devastador para la astrología. Inclusive, no es terriblemente difícil de leer. Pueden encontrarlo en el segundo de los enlaces incluidos al pie de este Zapping.


Otro zodíaco inútil: el chino

Incluso es bueno para la salud, ¿no, Phil?: "Me descostillé de risa muchas, muchas veces mientras lo leía. Era tan científico y racional en su disección y eventual destrucción de la astrología...".

Plait nos cuenta que Ivan Kelly, esta vez solo, escribió otro trabajo titulado "Los conceptos de la astrología moderna: Una crítica", que discute las "bases subyacentes" de la astrología y sus declaraciones, y que es igualmente devastador en sus conclusiones. Los lectores también lo encontrarán entre los enlaces.

Dice Kelly: "Podemos concluir que la astrología no es una fuente de información o conocimiento confiable acerca de nosotros mismos. La astrología es parte de nuestro pasado como especie, pero los astrólogos nunca han podido darnos un motivo plausible para que deba tener un rol en nuestro futuro" (la negrita es mía).

Phil acompaña: "Yo mismo no lo hubiera dicho mejor. O, esperen. Sí: la astrología es mentira".


Está bien. Ahora estamos de acuerdo. La astrología no funciona, pero no es más que circo. Un espectáculo, ¿verdad? No le hace daño a nadie, ¿verdad?

Mentira.

Por un lado, se gastan cientos de millones de dólares al año en astrología, solamente en los Estados Unidos, donde se lleva la cuenta de estadísticas como esta.


¡No gaste dinero en esto!

Por otro, los astrólogos promueven la peor cosa que existe en el universo: el pensamiento irracional. El pensamiento no crítico es peligroso en sí mismo, porque le enseña a la gente a aceptar alegremente hechos anecdóticos como verdades científicas, leyendas urbanas como verdades posibles y demostradas, rumores como descubrimientos, datos tomados al azar como si fuesen estadísticas serias y mentiras lisas y llanas como si fueran la Gran Verdad Universal. Cuanto más se promocione este tipo de mentalidad, más difícil será para la gente pensar con claridad. El problema es que si usted no puede pensar con claridad, cada vez le costará más funcionar como un ser humano. Dice Phil: "No sé cómo recalcarlo más: el pensamiento irracional está haciendo que el mundo se caiga a pedazos, y, aunque puede no ser el núcleo fundamental de este problema, sin ninguna duda cumple su papel en él".

En tercer lugar, y este molesta personalmente al Mal Astrónomo, la astrología roba y oculta la verdadera grandiosidad del Universo. "Vivimos", dice, "en un lugar asombroso, que es este Universo nuestro, lo suficientemente fascinante por sí mismo como para no necesitar gente que invente mentiras acerca de él. La astrología bastardea la belleza de la Naturaleza: la envilece".

Y hemos llegado al punto en que hay que tomar el toro por las astas. Muchas personas racionales le han objetado a Phil que la astrología no es un asunto tan serio. Sí, le dicen, sale en los diarios, pero al lado de los chistes. ¿Te parece que los diarios la toman con tanta seriedad como vos?

No es argumento para nuestro amigo: "Si los diarios no tomasen a los horóscopos seriamente, no tendrían que publicarlos, en primer lugar. La gente sabe que lo que sucede en la página de chistes no es real, pero no todo el mundo cree que la astrología detenta el mismo nivel de confianza que las tiras de Dagwood y Blondie. Decir que la ubicación dentro del diario es una medida de su racionalidad es eludir el problema. La mayor parte de los diarios norteamericanos ni siquiera tienen una sección científica, aunque la ciencia es crítica para nuestras vidas (usted está leyendo esto en su computadora, ¿no es cierto?; usted usa lentes, lleva ropas, se lava los dientes, toma medicamentos, invierte en tecnología, anda en auto... Gracias, entonces, a la ciencia por todo eso)". Vemos que Plait está perdiendo la calma. Y tiene razón: "Los diarios de Estados Unidos no publican divulgación científica, PERO PUBLICAN HORÓSCOPOS" (Nota bene: no es el caso de Axxón).


En los años ´80, la Primera Dama de los Estados Unidos, Nancy Reagan, quiso asegurarse de si algunas reuniones planeadas por su marido, el actorzuelo Ronald, tendrían éxito. ¿Consultó a analistas, politicólogos, diplomáticos, expertos en relaciones exteriores, economistas? No, consultó a un astrólogo. Y el Presidente de los Estados Unidos acató sus consejos. ¿Sigue usted creyendo que la astrología no es peligrosa? Por lo pronto, yo despediría al astrólogo del Presidente George W. Bush, a la vista de los resultados en Iraq.

Pero es así, y Phil indudablemente tiene razón: "Posiblemente Reagan era el hombre más poderoso del mundo, y basó su agenda de reuniones en las opiniones azarosas e insustanciales de un traficante de insensateces anticientíficas. ¿Le parece que no es peligroso? Espero haber sido lo suficientemente claro".

Ni hablar, doctor Plait. Más bien.


Phil tiene mucho más que decir, y les aseguro que, si esta revista continúa dándome la oportunidad, lo seguirá diciendo aquí, en Axxón, en castellano y mediante una traducción tan buena como me sea posible. Claro que la destrucción de todas estas tonterías no es exclusiva de Phil. El lector interesado e inteligente podrá presenciar cómo dos miembros del mundo del espectáculo destruyen científicamente todos los mitos urbanos en el increíble programa Mythbusters ("Los Cazadores de Mitos") que va al aire en el canal de cable Discovery. Y hay muchos más programas, libros y revistas a los cuales acudir para captar el verdadero espíritu de la ciencia humana, en contraposición a las mentiras con que algunos intentan engañarlo (para quedarse con su dinero, no tenga dudas).


Phil Plait, uno que la tiene clara

Pero el espacio es tirano, y su tiempo es valioso, de modo que iremos terminando aquí, remarcando los contenidos principales que Phil Plait nos ha mostrado hoy:


  • No existe fuerza, descubierta o desconocida, capaz de afectarnos aquí en la Tierra del modo que dicen los astrólogos. Las fuerzas existentes se debilitan demasiado rápido, dejando sólo una fuente dominante (la Luna para la gravedad, el Sol para el electromagnetismo). Una fuerza aún no descubierta permitiría que los asteroides y los planetas extrasolares eclipsaran completamente la "influencia" de los planetas cercanos.

  • Los astrólogos tienden a basarse en su capacidad para recordar los éxitos y disimular los fracasos. Incluso sus aciertos no son más que el emergente de la ley de probabilidades.

  • Estudio serio tras estudio serio han demostrado que los reclamos y predicciones de los astrólogos no son más que mentiras. Son indistinguibles del azar, lo que significa que los astrólogos no tienen medios para predecir nada en su vida (ni en las de ellos).

  • Hay un peligro muy real en la astrología, porque debilita la habilidad de la gente para mirar el mundo racionalmente, una habilidad que hoy necesitamos más que nunca en la historia.


Por ende, la conclusión de Plait: "La astrología es mentira. Ahí tienen una predicción astrológica que se cumple y con la que pueden contar".


Palabra final de Phil con respecto a los enlaces: "Usted puede tipear ´astrología´ en Google, pero dé un paso atrás: recibirá unos 11 millones de resultados (710.000 en castellano). Me aventuro a decir que el 95% (¡por lo menos!) de ellos son basura. Por lo tanto, al pie encontrarán algunos que valen la pena.


Habrá más del doctor Phil Plait en futuros Zappings.

MÁS DATOS:

Sitio oficial del doctor Plait
Por qué la precesión invalida el Zodíaco
El artículo de Dean & Kelly
El artículo de Kelly solo

(Traducido, adaptado y ampliado por Marcelo Dos Santos de BadAstronomy.com y de otros sitios de Internet)


Zapping relacionados:

0268 La mentira de la astrología (Primera parte)
0259 El Big Bang, pero en serio
0245 El Hombre en la Luna: ¿Una mentira? (Segunda parte)
0241 El Hombre en la Luna: ¿Una mentira?
0238 La Atlántida... ¿Sólo un mito?
Anteriores:

Sumario completo de ZAPPING


Si disfrutó de esta sección, no deje de recorrer la sección Noticias. Encontrará muchas más rarezas y novedades científicas que lo sorprenderán...

            

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares


Página Axxón