Página Axxón
ZAPPING
INDICE - PRINCIPAL - NOTICIAS

ZAPPING 0049, 21-03-2002


No seas cabezón

Los indios jívaros de la región amazónica de Ecuador y norte de Perú cortaban la cabeza de sus enemigos derrotados para quedarse con ellas como trofeos de guerra. A este trofeo se le llamaba "tsantsa". Para reducirlas, los jívaros cortaban un tajo en la parte trasera del cuello y retiraban toda la piel y carne del cráneo. Cosían los párpados y sujetaban la boca con astillas. Se hervía todo en hierbas secretas. A continuación se colocaba arena y piedras calientes en el interior para secarla. Luego se colocaba la cabeza al calor y humo de una fogata, lo que secaba la piel hasta dejarla con el aspecto de un cuero duro. Creían en la existencia de tres espíritus fundamentales: nekas, innato al hombre y que sobrevive a su muerte, convirtiéndose más tarde en vapor; arutam, que protege al hombre de la muerte violenta y asegura su supervivencia (creían que se fortalecían y mantenían su poder apoderándose del arutam de los hombres que mataban); y muisak, el espíritu de la venganza, que surge cuando una persona que posee un arutam es asesinada. Para anular a este último es que cortaban la cabeza y la reducían.


Material propio de fuentes diversas (la cabeza pertenece a la colección del Museo Ripley)



            

Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares

Página Axxón