Noticias en la página Axxón Página Axxón

24/Ene/05




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Peces disfrazados atacan de incógnito

Se sabe desde hace tiempo que algunos animales se ocultan de otros. Por ejemplo, si una especie de mariposa es venenosa, puede existir otra que haya evolucionado para parecerse a ella con el fin de que los depredadores tampoco la ataquen.

(World Science, 21-01-05) Pero la mayoría de los disfraces que los científicos conocían hasta ahora, como en el caso de las mariposas, son modificaciones a largo plazo. Ahora se está descubriendo que algunos peces pueden disfrazarse de otros peces de manera transitoria, e incluso ir cambiando de disfraz, para soprender a diversos tipos de víctimas que les servirán de alimento o de pareja.

La adopción de un disfraz en particular "parece estar ligada al contexto social", escriben Isabelle M. Cté y Karen L. Cheney de la Universidad de East Anglia, Gran Bretaña, en un informe publicado en el ejemplar del 20 de enero de Nature. Ambas científicas estudiaron al blenio de rayas azules, un pez de los arrecifes de coral del que se sabe, desde hace mucho, que aplica estrategias de distracción para hacerse de suculentos bocados.

El mimetismo del blenio de rayas azules, plagiotremus rhinorhynchos: a) Blenio con los colores que imitan al merlo azui, b) un joven ejemplar de merlo azul (labroides dimidiatus); c), d) blenios con la coloración "sin disfraz" (c: modalidad naranja; d: modalidad olivácea/marrón). Créditos: Dra. Karen L. Cheney.  >>>

El blenio se disfraza de merlo azul, un pez pequeño que se gana la vida quitándoles los parásitos indeseables a los peces más grandes. Los merlos incluso establecen "estaciones de limpieza" que los peces más grandes pueden visitar para que los limpien. Aparentemente, los demás peces reconocen la utilidad de los merlos y no se los comen, retribuyendo así sus favores. El blenio explota esta situación, Adoptando la apariencia del merlo, los peces grandes les permiten acercarse. Luego el blenio se lanza contra ellos, les arranca un trozo de carne de un mordisco y huye.

Todo esto ya se conocía. Pero lo que los biólogos no sabían hasta ahora es que el blenio hace uso de otra sucia treta, según Cté y Cheney. Puede "desactivar" su apariencia de merlo y volverse de color naranja o marrón, lo que le permite nadar entre pequeños cardúmenes de peces de los arrecifes sin ser reconocidos. Estos peces, relativamente inofensivos, suministran al blenio un buen escondite. En cualquier momento, el blenio se separa del cardumen para atacar a la víctima que le plazca. El blenio no imita la conducta de estos otros peces igual que lo hace con el merlo; evidentemente la coloración que adopta le alcanza para pasar inadvertido entre ellos.

En otro informe del mismo ejemplar de Nature, Roger Hanlon del Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole, Massachussets, describe un tipo diferente de mimetismo transitorio empleado por el calamar gigante australiano, sepia apama. Los calamares machos resguardan ferozmente a sus hembras, pero los machos poco atractivos que no consiguen pareja deben recurrir a una artimaña para arrebatarles las hembras a sus competidores. Transitoriamente, adoptan una apariencia femenina a fin de aproximarse a las hembras y fertilizarlas con éxito. Los machos disfrazados "adquieren una piel moteada típica de las hembras y colocan sus tentáculos en una posición que imita la de una hembra poniendo huevos, momento en el que no son receptivas al apareamiento", informan los investigadores.

Esta conducta ya era muy conocida, pues se había observado en otros animales, pero aún no estaba confirmado que culminara en una fertilización efectiva por parte del macho "de incógnito". Ahora, los investigadores afirman que lo han comprobado luego de realizar estudios de ADN a los huevos de las hembras fertilizadas, demostrando que la estrategia de "cambiarse de ropa" realmente funciona.

Traducción: Claudia De Bella.

Más información:
Peces ayudan a identificar redes sociales
Zapping 139: Los peces se comunican por cable
Descubren que los peces sienten dolor
Sólo queda el diez por ciento de grandes peces de océano

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002