Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

03/Mar/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Una comisión analiza los riesgos biológicos de las misiones a Venus

(Sondas Espaciales) - Un grupo de estudio especial ha advertido a la NASA que Venus es demasiado infernal como para que la vida exista en o por debajo de la superficie del planeta.

Es más, aunque la posibilidad de existencia de vida en las nubes de Venus no puede ser descartada, la comisión de expertos ha señalado esta posibilidad como extremadamente baja.

El informe determina que "no hay riesgo significativo" de contaminación de Venus con organismos terrestres a bordo de cualquier aterrizador futuro o sonda atmosférica, incluidos globos aerostáticos. Del mismo modo, cualquier material de la superficie traído desde Venus o muestras de su atmósfera también traídas a la Tierra no supondrían un riesgo significativo para nuestro planeta en términos de contaminación biológica.

Desde los comienzos de la exploración espacial, Venus ha sido repetidamente objeto de inspecciones exhaustivas por órbitadores, aterrizadores, y últimamente se habla de globos aerostáticos y sondas atmosféricas. Como la sonda Venus Express, lanzada por la agencia espacial europea (ESA) y en estos momentos en trayecto, que alcanzará la órbita alrededor del planeta Venus en abril.

En este informe, el grupo de trabajo ha querido señalar que aunque Venus está muy próximo a ser el gemelo de la Tierra en términos de masa, rádio y otro tipo de propiedades, la superficie del planeta es tremendamente hostil y quizás representa "el ambiente planetario más hostil jamás explorado por sondas robóticas".

Como ya se sabe las temperaturas en la superficie de Venus son lo suficientemente elevadas para fundir algunos tipos de materiales. La presión atmosférica en la superficie de Venus es el aplastante equivalente a encontrarse a dos kilómetros bajo los océanos de la Tierra. El paisaje, cubierto con rocas volcánicas, es desolador y carente de agua, pero rico en compuestos sulfúricos (derivados del azufre). La atmósfera de Venus está compuesta por más de un 96% de dióxido de carbono, con un 3% de nitrógeno y algunas trazas de otros gases.

El grupo de trabajo ha afirmado que existe un acuerdo general en que la superficie tuvo condiciones más parecidas a la Tierra al comienzo del sistema solar que en la actualidad. Muchos de los procesos en el pasado de Venus se piensa que pudieron ser importantes para el origen de vida en la Tierra.

Algunas teorías con fundamento han sido desarrolladas sobre la manera en que la vida pudiera haber surgido en el Venus de tiempos remotos. Como el ambiente del planeta fue cubierto por un cada vez más intenso efecto invernadero, algunos científicos llegan a sugerir que quizás la vida microbiana que pudiera haber existido se mantuvo en las nubes.

Cualquier forma de vida que permaneciera en la capa de nubes tendría que haberse adaptado a condiciones que no sobrepasan las que podemos encontrar en lugares más inhóspitos en la Tierra. Aún así, la existencia de vida en las nubes de Venus debe ser considerada como altamente improbable.

El equipo de trabajo se ha preguntado sobre si la superficie de Venus ha estado volcánicamente activa de un modo continuo. No está del todo claro si las nubes han envuelto el planeta durante toda su historia. Podrían haber existido períodos en los que Venus estuviera completamente libre de nubes. Si esto hubiera ocurrido, cualquier vida microbiana debería haberse extinguido permanentemente. De todas formas el equipo de trabajo señala que es completamente imposible determinar con seguridad la existencia o no de vida en las nubes de Venus, además hay que tener en cuenta la química hostil del ambiente atmosférico. Cualquier organismo terrestre que hubiera hecho autostop hacia Venus a bordo de cualquier sonda espacial y que hubiera quedado flotando en la atmósfera de Venus hubiera sido rápidamente destruido.

En cuanto si existiera la posibilidad de que una sonda regresará de Venus transportando formas de vida de allí, una situación preocupante, es de esperar que cualquier forma de vida que se hubiera adaptado a vivir en el ambiente extremadamente ácido de Venus no pudiera sobrevivir en las condiciones ambientales de la Tierra. De este modo el equipo de trabajo señala a la NASA que las futuras naves a Venus no necesitarán protocolos especiales de esterilización.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
No hay que contaminar Marte o Titán hasta que se sepa si hubo vida
¡Tierra ataca!: Microbios que invaden Marte
Las nubes ácidas de Venus podrían albergar vida
Vida en las nubes de Venus

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002