Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

30/Mar/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Meteorito marciano similar a piedras perforadas por bacterias de la Tierra

(Spaceflight Now) - Un nuevo estudio realizado sobre un meteorito originario de Marte ha revelado una serie de túneles microscópicos similares en tamaño, forma y distribución a los senderos que dejaron las bacterias al alimentarse en rocas terrestres.

Y aunque los investigadores no pudieron extraer ADN de las rocas marcianas, el hallazgo, sin embargo, agrega un incentivo a la búsqueda de vida fuera de la Tierra.

Los resultados del estudio fueron publicados en la última edición de la revista científica Astrobiology.

Martin Fisk, profesor de geología marina en el instituto de ciencias oceánicas y atmosféricas de la universidad estatal de Oregon (OSU) y autor principal del estudio, dijo que el descubrimiento de estas minúsculas madrigueras no confirma que haya vida en Marte, ni que la carencia de ADN en el meteorito disminuye la posibilidad.

"Virtualmente todas las marcas en forma de túnel de las rocas de la Tierra que hemos examinado fueron resultado de una invasión bacteriana", dijo Fisk. "En cada caso, hemos podido extraer el ADN de estas rocas terrestres, pero todavía no hemos podido hacerlo de las muestras marcianas".

"Hay dos explicaciones posibles", agregó. "Una es que hay una manera abiótica de crear esos túneles en las rocas de la Tierra, pero aún no la hemos encontrado. La segunda posibilidad es que los túneles en las rocas marcianas son de hecho de naturaleza biológica, pero las condiciones en Marte son tales que el ADN no fue preservado".

Se han identificado más de 30 meteoritos originarios de Marte. Estas rocas de Marte tienen una firma química única basada en los gases atrapados en su interior. Estas rocas fueron "arrancadas" del planeta al ser golpeado Marte por asteroides o cometas. Eventualmente, estos meteoritos marcianos cruzaron la órbita de la Tierra y se cayeron sobre la superficie.

Uno de estos meteoritos es el Nakhla, que cayó en Egipto en 1911 y aportó el material de estudio de Fisk. Los científicos han fechado el fragmento de roca ígnea de Nakhla —que pesa cerca de 9 kilos— en 1.300 millones años de edad. Creen que la roca fue expuesta al agua hace alrededor de 600 millones de años, en base a la edad de la arcilla encontrada dentro de las rocas.

"Es común la creencia de que el agua es un ingrediente necesario para la vida", dijo Fisk, "de modo que si las bacterias perforaron los túneles en la roca cuando la roca estaba húmeda, deberían haber muerto hace 600 millones de años. Esto puede explicar por qué no podemos encontrar ADN; es un compuesto orgánico que se descompone".

Entre los autores del artículo está Olivia Mason, una estudiante graduada de la OSU; Radu Popa, de la universidad estatal de Portland; Michael Storrie-Lombardi, del instituto Kinohi de Pasadena, California, y Edward Vicenci, de la Institución Smithsoniana.

A Fisk y sus colegas le ha llevado buena parte de los últimos 15 años el estudio de los microbios que pueden digerir la roca ígnea y vivir en el vidrio volcánico, similar a la obsidiana. Ellos identificaron a las bacterias, en primer lugar, por los túneles, que son característicos, y entonces pudieron extraer ADN de las muestras de roca, que fueron halladas en diversos ambientes de la Tierra, como debajo del fondo oceánico, en desiertos y en cumbres secas de montañas.

Ello incluso encontraron bacterias en Hawai a 1200 metros debajo de la superficie, a las que llegaron perforando a través de roca sólida.

Todas esas muestras de rocas terrestres contienen túneles. La actividad biológica comienza en una fractura de la roca o en los bordes de un mineral cuando había agua presente. Las rocas ígneas al principio son estériles porque son lanzadas por los volcanes a temperaturas de más de 1.000 grados C, y la vida no puede establecerse hasta que las rocas se enfrían. Las bacterias pueden ser introducidas en las rocas por vía del polvo o el agua, señaló Fisk.

"Varios tipos de bacterias son capaces de utilizar la energía de las rocas como fuente de alimento", dijo. "Un grupo en particular de bacterias es capaz de obtener toda su energía solamente de los químicos, y uno de los elementos que utlizan es el hierro, que típicamente compone entre un 5 a 10 por ciento de las rocas volcánicas".

Otro grupo de la OSU, dirigido por el microbiólogo Stephen Giovannoni, colectó rocas del fondo del océano y comenzó a desarrollar cultivos para ver si podía replicar las bacterias come-rocas. Entornos similares producen, usualmente, cepas similares de bacterias, dice Fisk, con factores variables como la temperatura, los niveles de pH, los niveles de sal y la presencia de oxígeno.

Las rocas ígneas de Marte son similares a la mayoría de las que se encuentran en la Tierra, y virtualmente idénticas a las que se encuentran en un puñado de ambientes, incluyendo un campo volcánico descubierto en Canadá.

Una pregunta que esperan responder los investigadores de la OSU es si las bacterias comienzan a devorar las rocas en cuanto se las introduce. Este descubrimiento ayudaría a estimar cuándo puede haber habido agua —y posible vida— en Marte.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Descubren rastros de seres vivos en lava solidificada de 3.500 milones de años de antigüedad
Los microbios alienígenas podrían sobrevivir a los aterrizajes bruscos
¿Están Vivos?
Los intraterrestres

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002