Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

25/Jun/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Publicaciones recibidas: Los sicarios del cielo, de Rodolfo Martínez

Reseñamos la novela ganadora del último Premio Minotauro.

Los sicarios del cielo


Título:
Los sicarios del cielo
Autor:
Rodolfo Martínez
Premio Minotauro 2005
Editorial: Minotauro
Colección:
Hades
368 páginas
Barcelona, 2005.


 

El último de los ganadores del Premio Minotauro, Rodolfo Martínez, tiene una amplia trayectoria dentro del género fantástico español. De hecho, ha demostrado moverse con notable comodidad, tanto en la novela de ciencia ficción (Tierra de Nadie: Jormungand, El sueño del Rey Rojo) como en el "pastiche holmesiano" (Sherlock Holmes y la sabiduría de los muertos, Sherlock Holmes y las huellas del poeta) o, como en este caso, en el thriller místico-fantástico.

Martínez no es un preciosista de las palabras o las formas, sino más bien un honrado trabajador de la aventura, y en sus textos se nota el oficio. En el caso de Los sicarios del cielo, Martínez engancha sin pretensiones, en parte por lo interesante del universo propuesto, y en parte por el balance entre la acción, la funcional densidad de los personajes y el ritmo.

Como bien admite el autor, Los sicarios del cielo es tributaria de trabajos del mundo del comic, como los de Alan Moore y Neil Gaiman. No es difícil hallar la afinidad con series como Sandman (particularmente la saga Estación de nieblas), Hellblazer, o Los Libros de la Magia. Y es que, para describir el subgénero al cual pertenece Los sicarios..., habría que hablar de un thriller místico-fantástico, contemporáneo y urbano, terreno en el que Gaiman y Moore hicieron escuela, pero en el que pueden inscribirse otras obras. La primera que me surge es Corazón Satánico de William Hjortsberg, luego llevada al cine por Alan Parker. Y sí, uno imagina que Los sicarios... podría ser adaptada al cine, y yo pagaría por verla, de eso no me caben dudas.

Un antecedente más cercano (aunque lo de antecedente puede ser inexacto, dado que Los sicarios..., según reza en la página Web del autor, fue escrita en 1997), podemos verlo en la novela corta "Ora Pro Nobis: Llena eres de gracia", de Rafael Marín (Artifex Segunda Época #8, octubre de 2002).

El punto de partida de la novela es netamente policial. Remiel, el propietario de un bar de poca monta, es sindicado como sospechoso de haber iniciado un tiroteo en el que hubo varios heridos. Todos lo vieron, pero nadie es capaz de reconocerlo en la rueda de presos. Paula, la detective policial a cargo del caso, se obsesiona con Remiel y poco a poco descubre que no es quien pretende ser y que, de hecho, la historia que los ha reunido es más compleja y antigua que lo que podría suponerse en un primer momento. Perseguido por una misteriosa comitiva de curas católicos (que recuerda a la descripta por Marín en la novela corta citada), por agentes del Mossad, mafiosos locales e incluso por un grupo de samurais, Remiel y sus peculiares aliados deben convencer y reclutar a Paula en una lucha subterránea por el futuro de la humanidad.

Por tratarse de un universo "fantástico", Martínez corre con ventaja. A diferencia de los policiales o los relatos de ciencia ficción, no es posible seguir la lógica del universo, ni adelantarse demasiado a los hechos, cuestión que puede ser frustrante para los lectores menos pasivos. Sin embargo, Martínez maneja esto con gradualidad, y todo se presenta en forma más o menos natural. Otro punto a favor es la multitud de puntos de vista asumidos por el narrador, que resulta altamente funcional y le aportan un toque refrescante al relato.

Un posible problema de la novela es que no todo cierra limpiamente, especialmente cuando encara la convergencia de los panteones religiosos y creencias puestos en escena. Sin embargo, el universo admite cierta plasticidad al respecto y, dependiendo de qué tipo de lector se trate, el tema puede asumir distintos grados de incidencia.

De más está decir que la novela se lee de un tirón y se disfruta mucho. Sin embargo, después de leída, uno no puede evitar preguntarse si Los sicarios... era realmente la mejor opción de entre las enviadas al Premio Minotauro. Sin dudas fue una elección muy digna, vendible, oportuna, en onda con la movida de los thrillers místicos que prospera por estos días. Conforme vayan apareciendo las novelas finalistas, seguramente los lectores podrán dar su respuesta personal a este urticante (e insidioso) planteo.

Alejandro Alonso para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Ganador de la segunda edición del premio Minotauro de ciencia ficción y literatura fantástica
Publicaciones recibidas: Sherlock Holmes y la Sabiduría de los muertos, de Rodolfo Martínez
Libros reseñados: Máscaras de matar, de León Arsenal
xPublicaciones recibidas: Fábulas invernales, de Carlos Gardini

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002