Noticias en la página Axxón Página Axxón

16/Ene/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Los expertos afirman que los robots actuales son juguetes experimentales

Expertos mundiales en psicología reunidos en Tenerife afirman que, pese a que los estudios robóticos son sorprendentes, no hay que olvidar que los robots apenas son "juguetes experimentales que realizan una tarea muy específica, muy lejos de las inmensas capacidades cognitivas de los humanos".

(EFE) - Señalan también que los trabajos de robótica son una especie de síntesis entre el simbolismo y la corporeidad, ya que un robot es una máquina simbólica que opera con símbolos internos, pero está "corporeizada" porque tiene sistemas sensoriales y motores e interactúa con el entorno físico.

En este sentido, el científico del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), Deb Roy, describió a su robot Ripley, capaz de obedecer órdenes que requieren perspectiva como "dame un objeto rojo que está a tu derecha", o bien "dame el cuadrado que está a mi derecha".

Un robot como Ripley trabaja internamente con símbolos, pero está conectado con el mundo real a través de sistemas sensoriales como los "ojos" y el "tacto", y además puede manipular objetos mediante un brazo y una mano mecánica.

Al respecto, el también científico de la Universidad Libre de Bruselas Luc Steels mostró el comportamiento de dos robots capaces de ponerse de acuerdo sin ninguna programación previa para clasificar y poner nombres a un conjunto de figuras geométricas.

Estas son algunas de las conclusiones a las que llegaron los expertos durante las jornadas de trabajo "The Garachico Workshop. Symbols, Embodiment, and Meaning: A debate", celebradas durante el mes de diciembre. Además, en la reunión de Garachico, en la que estuvieron presentes científicos cognitivos simbolistas y corpóreos, tradicionalmente enfrentados, se obtuvieron otras conclusiones relacionadas con la corporeidad del significado.

En este caso, el neurocientífico de la Universidad de Cambridge Friedemann Pulvermuller describió cómo al comprender ciertos verbos como coger o lanzar, se activan estructuras de la corteza cerebral que tienen que ver con el movimiento de las manos. Sin embargo, en la comprensión de verbos como soplar o morder se activan estructuras relacionadas con los movimientos de la boca.

Según explican los científicos, los datos neurológicos favorables a la corporeidad del significado son indiscutibles, no obstante algunas formas de lenguaje no se refieren a objetos o acciones concretas, sino a conceptos muy abstractos como "idea" o "verdad".

Al respecto, el investigador de la Universidad de Carnegie Mellon, en Pensilvania, Marcel Just mostró cómo en estos casos no se activan las áreas "corpóreas" del cerebro, sino ciertas estructuras de la corteza frontal, relacionadas con nuestras capacidades de comprender los estados mentales de los demás.

En cualquier caso, y pese a que puede pensarse que una reunión como la de Garachico sólo puede interesar a un grupo escogido de especialistas en el mundo académico, gran parte de lo que se trató tiene implicaciones prácticas.

De esta manera, varios participantes presentaron aplicaciones educativas de sus trabajos, entre ellos el investigador de la Universidad de Memphis Arthur Graesser.

El experto mostró el "AutoTutor", una especie de profesor computerizado que mantiene una conversación con el estudiante, haciéndole preguntas, proporcionándole ayudas y evaluando sus respuestas. Además, el "AutoTutor" es un agente animado que cambia la expresión de su cara, gesticula y habla mediante un sintetizador de voz, que puede también interpretar expresiones emocionales al estudiante y reaccionar ante ellas.

La tecnología de este "profesor computerizado" se basa en procesos puramente simbólicos, aunque intenta mimetizar los aspectos corpóreos de la comunicación humana, tales como gestos, miradas y expresiones faciales. Los participantes en la reunión de Garachico han respondido así a algunas de las preguntas planteadas y han llegado a algunos acuerdos, no obstante, han establecido temas nuevos de investigación que se podrán valorar en un futuro.

Según puntualizan, "la naturaleza del conocimiento humano es uno de los grandes desafíos del conocimiento científico para el siglo XXI".

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
La inteligencia artificial todavía está en pañales
La NASA desarrolla Inteligencia Artificial para robots planetarios
Inteligencia artificial: A la búsqueda del sentido común
Simulación del cerebro en una supercomputadora
Robots inteligentes no sólo en las películas

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002