Noticias en la página Axxón Página Axxón

27/Jul/07

La cadena de mando en el cerebro está dirigida no por uno sino por dos "capitanes"

Una investigación sobre los niveles superiores de la cadena de mando del cerebro humano ha encontrado fuertes evidencias de que existen dos "comandantes" a cargo del cerebro, complementándose el uno al otro.

El estudio ha sido realizado por neurocientíficos de la Escuela de Medicina de la Universidad Washington en San Luis.

En realidad, esos dos capitanes son redes de regiones cerebrales que no se consultan entre sí, pero que pese a ello trabajan orientadas hacia un propósito común: el control del comportamiento voluntario, dirigido a objetivos específicos. Esto abarca una gama amplia de actividades, desde la lectura de una palabra, hasta la búsqueda de una estrella en el firmamento, pero probablemente no incluye comportamientos involuntarios como son el control de la frecuencia del pulso o la digestión.

"Esto fue una gran sorpresa. Sabíamos que muchas regiones del cerebro contribuyen a ejercer el control, pero la mayoría de nosotros había creído que todas esas regiones se organizaban en un solo sistema, uno que estaría en la cima, diciéndole a cada parte qué hacer", explica uno de los autores del estudio, Steven Petersen, profesor de Neurociencia Cognitiva y de neurología y psicología.

Los hallazgos pueden ayudar a obtener un mejor conocimiento sobre los efectos de las lesiones cerebrales y también contribuir al desarrollo de nuevas estrategias destinadas a tratar dichas lesiones.

"Por ejemplo, en algunas ocasiones, pacientes con daños cerebrales desarrollarán comportamientos que están muy relacionados con estímulos específicos: cada vez que encuentren un estímulo en particular, responderán exactamente de la misma manera", explica Nico Dosenbach, coautor del estudio. "Por ejemplo, un hombre con cierta lesión cerebral comenzaba a desvestirse cada vez que veía una cama, sin importar si era la suya o alguna expuesta en una tienda de muebles. Esta investigación puede ayudarnos a comprender qué les está ocurriendo a estos pacientes".

Este estudio es una continuación de otro concluido en el 2006 y realizado por Dosenbach, Petersen y otros autores. En los experimentos anteriores, identificaron 39 regiones cerebrales que sistemáticamente mostraban actividad cuando los voluntarios se preparaban para acometer una tarea mental. Sugirieron entonces que las regiones estaban creando conjuntos de tareas, planes para el empleo del talento especializado de cada una de las diferentes regiones del cerebro con el propósito de alcanzar un objetivo. La aplicación del potencial cerebral en formas adaptadas a las necesidades de cada labor es la característica que mejor define la extraordinaria eficiencia del cerebro humano.

Para este nuevo estudio, Dosenbach, Petersen y sus colegas emplearon una técnica diferente de escaneo del cerebro. Para esta técnica, se pidió a los voluntarios que se relajaran mientras sus cerebros eran escaneados, en vez de trabajar en alguna tarea. Estudios previos han demostrado que las variaciones en los resultados de este tipo de exploración se producen incluso cuando los voluntarios están con la mente en blanco, y que estas variaciones "en reposo" pueden ser estudiadas para obtener datos reveladores sobre el funcionamiento del cerebro y su arquitectura.

Valiéndose también de una técnica analítica especial, los investigadores descubrieron que el cerebro es un sistema estable controlado independientemente por dos redes de control. De hecho, éste es un patrón común en otros ámbitos, que se conoce como "Sistema Adaptativo Complejo". Los científicos usan un enfoque llamado dinámica de redes para estudiar estos sistemas en biología, ecología, economía, computación, sociología y en otras disciplinas.

Fuente: Amazings.com . Aportado por Gustavo Courault

Más información:
Washington University in St. Lois
Descubren cómo funciona el cerebro al tomar decisiones complejas

Cuentos Relacionados:
MÁS ALLÁ DEL SUEÑO: PIETER KRAFT - Víctor Manuel Ánchel
EN LA ESCALA - Eduardo J. Carletti
PRIMERA LÍNEA - Carlos Gardini